Madrilánea

«Sueño con cubrir la revolución iraní»

//

Mikel Ayestarán relató su experiencia en Oriente y señaló una hipotética revolución iraní como su deseo a cumplir

Mikel Ayestarán en Afganistán. Por ABC.

El interminable conflicto entre Israel y Palestina. La posguerra en Irak y Afganistán. Las revoluciones de Túnez o Egipto. La muerte de Gadafi. Y la lista continúa. En los últimos años algunos de estos países han generado historia a un ritmo indigerible, escollo adicional para quienes mastican la actualidad por oficio. Uno de ellos es Mikel Ayestarán, que pese a dedicar a Oriente el último lustro de su carrera profesional aún tiene sitio para un postre: «sueño con cubrir la revolución iraní».

Confiesa haber visto a veces más de lo que hubiera querido, pero exuda energías y una parte la reserva para ese deseo. «Me encantaría cubrir una de verdad, porque la de 2009 nos dejó un poco… Quedó claro que Irán no va a caer, que está fuera de la ruta de la primavera árabe. Llevan 30 años así», lamentó.

Por exigencias del guión y no por convencimiento, Ayestarán siempre está preparado para cubrirla. Es el sino de los «freelance» de guerra, una raza de periodistas aparte. «Hay que estar preparados para salir las 24 horas, los 365 días del año». Pertrechado con todo su equipo visitó el Máster de ABC y aconsejó a quienes optarán por ese camino menos transitado.

Desde su experiencia, el ideal del periodismo es posible, aunque con matices. Responsable de buena parte de la información sobre Oriente que aparece en los periódicos de Vocento y en la ETB, destrozó el sueño con el que tantos empezaron: nadie quiere verse inmerso en una guerra. «Me tocó la guerra entre Israel y el Líbamo y estaba acojonado. Además estaba en el bando perdedor, aunque luego ganaran la guerra. Quien no tenga miedo ahí, está zumbado. El miedo siempre es bueno», subrayó.

Ayestarán apoyó su relato con el ejemplo de los periodistas de la guerra de los Balcanes, marcados por aquella vivencia. «Al hablar con ellos se nota que debieron pasarlo muy mal», comentó.

Pero él aún tiene hambre. Y una maleta preparada. «Por si acaso».

Puedes leer más sobre la visita de Mikel Ayestarán al Máster ABC-UCM en «¿Existe el orientalismo? No me lo he planteado», de Noemí López.

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Encuentros

Most popular