Por Jumanji Solar

En la plaza de la Marina Española reside el Senado, la Cámara alta de los españoles. Se remonta a la época de la regencia de María Cristina, cuando la madre de Isabel II dividió las Cortes en dos Estamentos, el de los Procéderes del reino y el de los Procuradores. Durante la Segunda República el Senado se suprimió. Ahora, en plena campaña electoral, el debate regresa a las calles cuando los votantes en potencia se encuentran con qué hacer con la papeleta salmón.

El Senado cuesta al año sesenta millones de euros. Sueldos, dietas, viajes, subvenciones a los grupos parlamentarios, traducciones simultáneas en los cuatro idiomas cooficiales del Estado… y pensiones vitalicias. Todo esto lo disfrutarán en la próxima legislatura otros 266 senadores, mientras que en Alemania tienen cien, en EE.UU. uno por cada estado y en países como Dinamarca y Noruega no existen.

Su función es simbólica. El Senado puede proponer leyes, pero debe enviarlas al Congreso para que se aprueben; controla al Gobierno, pero éste al final solo responde ante la Cámara Baja; puede vetar leyes, pero el Congreso con mayoría simple anula esa decisión. Hoy en día el Senado tiene las mismas competencias legislativas que una comisión del Congreso.

La composición de esta Cámara se organizó en el periodo embrionario de nuestra joven democracia, cuando era vital que ningúno de los organismos tuviese la oportunidad de frenar los importantes cambios que en esos momentos se necesitaban en España.

Los grandes partidos hablan, en tiempos que conviene hacerlo de recortes, de las diputaciones y de cómo la eliminación de las instituciones locales sería óptima para la salud económica del Estado. Pero, ¿y el Senado?, ni se toca de momento. Una posible reforma del mismo supondría la aceptación de una reducción de poderes del Congreso, el que está cada vez más a la sombra de Europa y las comunidades autónomas, y que los nacionalistas asumieran la igualdad de representación de todos los territorios españoles. Seguirán pasando los años de viajes y dietas pagadas, aparte de los sueldos, claro. Interesa. PSOE y PP, PP y PSOE, la mayoría de la Cámara Alta, coloca a más de cien miembros de su partido en los asientos de senador.

Es tiempo de cambio, se lee en la calle. Es tiempo de austeridad, obligan las arcas. Seamos consecuentes, seamos Europa también para esto. Tengamos un Estado útil y eficaz.


Tags:

Texto por: Brenda Valverde Rubio

Ver los artículos de Brenda Valverde Rubio
«Que existe la vida y la identidad,que prosigue el poderoso drama y que tú puedes contribuir con un verso»

Sin comentarios.

Deja un comentario

Bob Pop: «Si escribo algún otro libro lo haré con alguien más, ya solo me aburro»

El bloguero, columnista y presentador de televisión Bob Pop —Roberto Enríquez— recibe el Premio Blasillo. Habla con Madrilánea sobre su carrera, lo políticamente incorrecto y el galardón

Las historias que deberíamos estar contando sobre los inmigrantes, según Eileen Truax

La periodista recuerda que la migración es un fenómeno inherente al ser humano y dice que lo que le falta a la prensa es ir más allá de los números, hablando de personas y generando empatía

Entre el inglés y el español: la simbiosis del Periodismo latinoamericano «made in USA»

Nancy San Martín, del periódico Nuevo Herald, y Selymar Colón, del canal de televisión Univisión, reivindican los beneficios de la diversidad hispana en las redacciones estadounidenses

Periodismo contra el reloj

Antonio Rull, Dori Muñoz y Juan Rodríguez Talavera han dado las claves para aprender a interpretar los datos de audiencia en la segunda jornada del Congreso de Huesca

Los cibercafés como lugar de trabajo: viajar y emprender para difundir

Juan Pablo Meneses aporta desde su experiencia como emprendedor qué le ha llevado a desarrollar plataformas orientadas al beneficio de los periodistas

Selymar Colón: «Si un poderoso habla bien de un periodista, el periodista debe preocuparse»

Periodista experta en medios sociales, Colón participa en el Congreso de Periodismo de Huesca para hablar del periodismo latino en los Estados Unidos