Alicia en el país del 3D


El pintor tarifeño Chema Cobo expone la realidad distorsionada con «Blow» en la galería Álvaro Alcázar

Utopian Bubble, lienzo sobre óleo. Por E.Magro

La galería Álvaro Alcázar recoge la última exposición del pintor Chema Cobo, «Blow». Una serie de quince lienzos de pequeño y gran formato que intentan mostrar lo que hay detrás de la apariencia, la realidad distorsionada.

Una obra creada a través de una imagen soñada: Alicia, la protagonista de «Alicia en el país de las maravillas», novela que creó Lewis Carroll en 1832, conversa con la momia de Jeremy Bentham. De repente, la conversación se detiene, y Alicia empieza a dar patadas a la cabeza del padre del Utilitarismo y del panóptico –en la actualidad, la cabeza está conservada en una vitrina de cristal en el University College de Londres- y, en ese momento, ésta rueda por una sala en la que todos los cuadros están ocultos por unas enigmáticas cortinas. Cobo sigue cuestionándose la capacidad de representación de la realidad que poseen las imágenes porque «cuando todo es transparente, no se ve nada», cita el artista.

El pintor tarifeño huye de elementos retóricos y barroquizantes para inclinarse intencionadamente hacia el conceptismo, donde las palabras se asocian con las ideas. Cobo eligió la palabra «Blow» por sus múltiples y ambiguos significados. En este caso, el nombre de su exposición está acogido por veintinueve diferentes definiciones, desde un impacto, un golpe, o una fuerte corriente de aire hasta la contrariedad. Además, los títulos de sus obras también están en inglés porque así se prestan mejor a los juegos de palabras, las contradicciones y la ironía.

Un lenguaje visual repleto de una simbología llena de ambigüedad. Cobo deja atrás sus orígenes, allá por los años 70, donde el color predominaba en sus lienzos. Desde los 80, empieza a abandonarlo, para recurrir a una paleta en la que predominan los tonos grises luminosos y llenos de matices. «El gris no es visible ni invisible, el gris tiene la capacidad que ningún otro color tiene de hacer nada visible» cita de Gerhard Richter, uno de los pintores contemporáneos más representativos del siglo XX.

Cobo, en algunos lienzos, se sirve de colores rojos, verdes y azules, que recuerdan a imágenes en 3D, para demostrar que todo está distorsionado y difuminado por interferencias visuales, donde la imagen no es un reflejo de la sociedad, sino que, en ella, actúan mecanismos más complejos.

Alice's night corner; Blinded y Holy deep blow; óleos sobre lienzo de 70x70 centímetros. Foto E.magro

Por ello, el juego de planos y el encuadre de las imágenes arrastran al espectador a tomar distancia con lo real, y hacen que su mirada sea inestable, creándole incertidumbre. Cobo habla del nonsense, no como falta de sentido, sino como «aquello que va más allá del sentido común, el buen sentido».

Una realidad que oculta el indescifrable caos, que es el que nos mueve, y la dificultad para mirar a la sociedad del espectáculo. «Hoy la realidad es aquello que percibes… lo que traduzco como: hoy lo vemos todo, es decir, mirándolo bien, no se ve nada», porque para el pintor «vivir a ciegas es la única forma de verlo todo claro».

Más de tres décadas de nuevo lenguaje

Chema Cobo nació en Tarifa (Cádiz) en 1952. Es uno de los representantes de la Nueva Figuración Madrileña, movimiento artístico que se desarrolló en la transición española -años 70 y 80-, y que apostó por la abstracción y el uso del color; una búsqueda de un nuevo lenguaje, que se desarrolló en consonancia con el arte europeo de ese momento, como la transvanguardia italiana o el neofauvismo francés.

Cobo cursó estudios de Filosofía y Lingüística. Desde 1975 que realizó su primera exposición individual en la galería Buades de Madrid, su trayectoria ha sido prolífica y tiene obras en muchas colecciones en Europa y en Estados Unidos, como el Metropolitan Museum of Art de Nueva York; la Galería Nacional de Arte Contemporáneo de Roma; o en el Museo Contemporáneo de Arte en Chicago, entre otros; sin olvidar sus colecciones distribuidas en distintas fundaciones y museos de nuestro país, como el Museo Reina Sofía.

Galería Álvaro Alcázar Calle Castelló, 41. Madrid Teléfono: 91 781 60 39 galeria@galeriaalvaroalcazar.com www.galeriaalvaroalcazar.com/es

Tags: , , , ,

Texto por: Estefanía Magro

Ver los artículos de Estefanía Magro

Sin comentarios.

Deja un comentario

El negocio de los vecinos del Metropolitano: aparcar en la calle por 15 euros

Varios residentes del distrito alquilan de forma ilegítima plazas de estacionamiento en la calle aprovechando el colapso que se genera en el estadio rojiblanco los días de partido

Un asentamiento de mendigos, calvario de los vecinos del Puente de Ventas

Un grupo compuesto por unos 30 gitanos de origen rumano y presuntamente víctimas de una red de trata lleva años siendo foco de problemas en la zona

Sexo descontrolado entre desconocidos en el Cerro de los Ángeles

La suciedad y la inseguridad causadas por ciertas prácticas sexuales se han convertido en un problema para el municipio de Getafe

Platos gourmet a partir de una lata de conservas

Frinsa, una de las marcas de referencia del sector, apuesta por elevar el prestigio de los productos del mar enlatados

Porteros: un oficio en peligro de extinción

El clásico oficio de portero que custodia y habita en la comunidad de vecinos parece dejar paso a las empresas de conserjería con trabajadores multidisciplinar

«¡A todo el mundo le ha dado por el punto y el ganchillo!»

Cada martes por la tarde un grupo de mujeres se reúne en un restaurante de Collado Villalba para tejer con fines solidarios