Alicia en el país del 3D


El pintor tarifeño Chema Cobo expone la realidad distorsionada con «Blow» en la galería Álvaro Alcázar

Utopian Bubble, lienzo sobre óleo. Por E.Magro

La galería Álvaro Alcázar recoge la última exposición del pintor Chema Cobo, «Blow». Una serie de quince lienzos de pequeño y gran formato que intentan mostrar lo que hay detrás de la apariencia, la realidad distorsionada.

Una obra creada a través de una imagen soñada: Alicia, la protagonista de «Alicia en el país de las maravillas», novela que creó Lewis Carroll en 1832, conversa con la momia de Jeremy Bentham. De repente, la conversación se detiene, y Alicia empieza a dar patadas a la cabeza del padre del Utilitarismo y del panóptico –en la actualidad, la cabeza está conservada en una vitrina de cristal en el University College de Londres- y, en ese momento, ésta rueda por una sala en la que todos los cuadros están ocultos por unas enigmáticas cortinas. Cobo sigue cuestionándose la capacidad de representación de la realidad que poseen las imágenes porque «cuando todo es transparente, no se ve nada», cita el artista.

El pintor tarifeño huye de elementos retóricos y barroquizantes para inclinarse intencionadamente hacia el conceptismo, donde las palabras se asocian con las ideas. Cobo eligió la palabra «Blow» por sus múltiples y ambiguos significados. En este caso, el nombre de su exposición está acogido por veintinueve diferentes definiciones, desde un impacto, un golpe, o una fuerte corriente de aire hasta la contrariedad. Además, los títulos de sus obras también están en inglés porque así se prestan mejor a los juegos de palabras, las contradicciones y la ironía.

Un lenguaje visual repleto de una simbología llena de ambigüedad. Cobo deja atrás sus orígenes, allá por los años 70, donde el color predominaba en sus lienzos. Desde los 80, empieza a abandonarlo, para recurrir a una paleta en la que predominan los tonos grises luminosos y llenos de matices. «El gris no es visible ni invisible, el gris tiene la capacidad que ningún otro color tiene de hacer nada visible» cita de Gerhard Richter, uno de los pintores contemporáneos más representativos del siglo XX.

Cobo, en algunos lienzos, se sirve de colores rojos, verdes y azules, que recuerdan a imágenes en 3D, para demostrar que todo está distorsionado y difuminado por interferencias visuales, donde la imagen no es un reflejo de la sociedad, sino que, en ella, actúan mecanismos más complejos.

Alice's night corner; Blinded y Holy deep blow; óleos sobre lienzo de 70x70 centímetros. Foto E.magro

Por ello, el juego de planos y el encuadre de las imágenes arrastran al espectador a tomar distancia con lo real, y hacen que su mirada sea inestable, creándole incertidumbre. Cobo habla del nonsense, no como falta de sentido, sino como «aquello que va más allá del sentido común, el buen sentido».

Una realidad que oculta el indescifrable caos, que es el que nos mueve, y la dificultad para mirar a la sociedad del espectáculo. «Hoy la realidad es aquello que percibes… lo que traduzco como: hoy lo vemos todo, es decir, mirándolo bien, no se ve nada», porque para el pintor «vivir a ciegas es la única forma de verlo todo claro».

Más de tres décadas de nuevo lenguaje

Chema Cobo nació en Tarifa (Cádiz) en 1952. Es uno de los representantes de la Nueva Figuración Madrileña, movimiento artístico que se desarrolló en la transición española -años 70 y 80-, y que apostó por la abstracción y el uso del color; una búsqueda de un nuevo lenguaje, que se desarrolló en consonancia con el arte europeo de ese momento, como la transvanguardia italiana o el neofauvismo francés.

Cobo cursó estudios de Filosofía y Lingüística. Desde 1975 que realizó su primera exposición individual en la galería Buades de Madrid, su trayectoria ha sido prolífica y tiene obras en muchas colecciones en Europa y en Estados Unidos, como el Metropolitan Museum of Art de Nueva York; la Galería Nacional de Arte Contemporáneo de Roma; o en el Museo Contemporáneo de Arte en Chicago, entre otros; sin olvidar sus colecciones distribuidas en distintas fundaciones y museos de nuestro país, como el Museo Reina Sofía.

Galería Álvaro Alcázar Calle Castelló, 41. Madrid Teléfono: 91 781 60 39 galeria@galeriaalvaroalcazar.com www.galeriaalvaroalcazar.com/es

Tags: , , , ,

Texto por: Estefanía Magro

Ver los artículos de Estefanía Magro

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero