Madrilánea

«En Internet, hasta ahora, no se ha hecho demasiado periodismo de calidad»

//

Montserrat Lluís, nueva subdirectora de ABC.es, habla de la redacción digital del diario por primera vez desde su nombramiento. Desvela algunas líneas de actuación de la página web y los retos de la cabecera en Internet

Montserrat Lluís (Tarragona, 1975), Premio Nacional de Fin de Carrera en Periodismo, se inició en el diario «El Correo» y pasó por la Dirección Editorial de Vocento antes de incorporarse a ABC como adjunta al director. Hace apenas dos semanas tomó las riendas de la web del diario junto a Luis Ventoso, nuevo director de la página. Montserrat ha charlado con Madrilánea sobre el estado de la profesión y la estrategia digital del medio en un momento de incertidumbre sectorial.

La nueva subdirectora de ABC.es apostará por los temas propios en la web. ABC

¿Qué cambios van a introducir en la web a corto y medio plazo?
El primer objetivo es hacer una web que lleve el sello de calidad y prestigio de ABC, y no una página de noticias sin más. Queremos transmitir la personalidad y el carácter de ABC a la web, y a la vez hacer un lugar de noticias diferenciado. Los portales de noticias de los periódicos funcionan muy a carril, a los teletipos del día, a lo que va sucediendo en cada momento. Les falta cierto reposo, temas de interés ciudadano más elaborados, con fuentes, más reportajes.

Hemos empezado a hacerlo y estamos observando que las noticias más visitadas son precisamente los temas propios, lo que demuestra que sí existe esa necesidad. Por ejemplo, un reportaje sobre cuánto consumen los electrodomésticos de casa y cómo ahorrar o un vídeo sobre el centenario del Hotel Palace han sido temas líderes esta última semana. Intentamos salirnos de los teletipos del día y ofrecer cosas que puedan despertar el interés de la gente. Ese sería nuestro segundo objetivo principal.

Habla de potenciar la personalidad de ABC en la web, ¿notan que es un producto editorialmente diferente al papel?
Somos conscientes de que la audiencia del papel no es la misma que en Internet. El lector de papel busca un mayor contenido ideológico editorial que el de la web. No tendría sentido hacer una web como es el papel a nivel editorial, pero sí hay una serie de valores en la casa ABC que se deben respetar. Léase en temas de respeto a la religión, defensa de la Monarquía o de la unidad de España. Es parte del ADN de ABC y de todos los soportes en los que se multiplica.

Es legítimo y estratégico que tratemos de imprimir esas señas de identidad a la marca ABC.es, sin perjuicio de que sea mucho más abierta y tengan cabida informaciones que probablemente nunca entrarían en el papel. Pero si queremos que esto sea un negocio, porque es fundamental para poder ser libres e informar con independencia, hay que adaptarse, dentro de los límites de lo razonable, a lo que los usos y comportamientos de la audiencia digital nos piden. Todo, insisto, sin que eso entre en contradicción con lo que desde hace un siglo estamos defendiendo en el papel.

¿Puede poner algún ejemplo?
Los teletipos de agencia llegan muchas veces titulados respondiendo a una visión de los hechos que no es la que entiende ABC, y es absolutamente legítimo y conforme a la ética periodística enfocarlos desde nuestro prisma, sobre todo en temas tan sensibles como el aborto, por ejemplo. La censura ni se aplica en el papel ni en la web. No lo considero censura, lo considero ser coherente con nuestra línea editorial: estás contando la noticia pero la estás contando desde tu perspectiva.

Somos conscientes de que la audiencia del papel no es la misma que en la web. El lector de papel busca un mayor contenido ideológico editorial que el de la web. Hay que adaptarse, dentro de los límites de lo razonable, a lo que la audiencia digital nos pide.

¿Qué están haciendo para acabar con el canibalismo entre el papel y la web?
Queremos que en ABC sean mundos separados y a la vez complementarios. Es un equilibrio difícil pero creo que ahí está la clave del éxito. Las secciones de papel tienen que trabajar para la web, pero no a posteriori, como se ha venido haciendo hasta ahora, volcando contenidos, sino a priori. En lugar de esperar a la madrugada para volcar en la web los contenidos del día siguiente, podríamos adelantar las historias importantes por la tarde con tres párrafos, con un resumen, un gancho. Dar información en la web, no con la profundidad y el tratamiento más exhaustivo que ofrecemos después en el papel, pero sí con los lenguajes y las formas propias de Internet.

Lo que se ha estado haciendo hasta ahora no ha servido ni al papel, porque es probable que nos haya restado compradores, ni a la web, porque son lenguajes diferentes, longitudes de texto diferentes, medios distintos para un mismo contenido. Una historia muy buena en papel puede no funcionar en la web. Pasa por ejemplo con los temas políticos o de economía. Queremos que las secciones piensen desde el origen del día en producir temas expresamente para la web. Creemos que ese puede ser el equilibrio. Se trata de aprovechar al máximo los recursos que tenemos para los dos soportes.

Para centrarse en esos nuevos lenguajes necesitan más personal infográfico y audiovisual. Actualmente esas secciones son reducidas en ABC, ¿cómo piensan solucionar este aspecto?
Efectivamente, se trata de un área en la que cada vez debemos invertir más recursos. Una de las prioridades que tenemos es potenciar la parte audiovisual, porque es fundamental. La gran ventaja que tiene la web es la inmediatez y el carácter audiovisual, esa triple dimensión que tiene: puede levantarse del papel y ofrecer el vídeo. Estamos empezando a hacer más contenidos audiovisuales. Además, los redactores de papel poco a poco hacen vídeos con el iPhone cuando salen a hacer historias. No son de calidad extra, pero son válidos.

Lo que se ha estado haciendo hasta ahora no ha servido ni al papel, porque es probable que nos haya restado compradores, ni a la web, porque son lenguajes diferentes.

¿Han pensado en establecer un muro de pago para acceder a contenidos especiales, más allá de Kiosko y Más?
De momento, no. En lo que respecta a la web, queremos ofrecer cada vez más y mejores contenidos para todos. La hemeroteca se va a poner en valor, eso sí. Vamos a rescatar algunas de las muchas perlas periodísticas que nos ha dado más de un siglo de historia. Por ejemplo, la semana pasada colgamos una entrevista que se hizo en los años 20 con Hitler y fue de lo más visto ese día y en los días siguientes. Tenemos otras entrevistas con Lenin, con grandes personajes de la historia del siglo XX, que vamos a intentar sacar los domingos. Son temas que a la gente le gustan mucho.

El nombramiento de Luis Ventoso y el suyo propio coincidieron con el rediseño de la web de El País y la reorganización de la redacción digital. ¿Casualidad?
Yo creo que fue casual. Este cambio vino derivado de la salida de Olalla Cernuda. Ella decidió marcharse a otro proyecto, a la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos, y eso forzó el cambio. La empresa decidió apostar de forma decidida por la integración y el desarrollo digital de la marca, y aprovechó por hacer una renovación y potenciar esa área.

Los lectores se quejan de algunas faltas de corrección de los contenidos, tanto de estilo como de ortotipografía. ¿Cómo piensan combatir eso?
Estoy totalmente de acuerdo. Cometemos errores. Algunos imperdonables. La web de un periódico como ABC debe cuidarse a nivel ortográfico y de estilo tanto como el papel, y no siempre lo hacemos. Entiendo que se trabaja con más urgencia que en el papel, pero lo mínimo que hay que exigir es corrección. ¿Cómo lo vamos a hacer? No tenemos medios para permitirnos un editor pero sí una redacción muy cualificada a la que hay que exigirle que cumpla esos requisitos. Si estamos diciendo que queremos rentabilizar esto, lo mínimo es dar un buen producto.

La web de un periódico como ABC debe cuidarse a nivel ortográfico y de estilo tanto como el papel, y no siempre se hace.

Qué le recomienda a un profesional que quiera encontrar hueco en una sección web como la de ABC, ¿formación periodística o dominio de herramientas?
Tal como está el mercado hoy en día, yo le recomendaría todo. Yo quiero periodistas. Las herramientas se aprenden, yo tampoco las conocía y las estoy adquiriendo. Lo que no se aprende en dos días es a ser periodista. En Internet, hasta ahora, no se ha hecho demasiado periodismo de calidad: se están volcando teletipos, para lo cual no hace falta demasiada cualificación.

No hace falta una formación específica en manejar noticias para subir un teletipo, pero para saber titularlo, para tener olfato y saber qué quiere leer un usuario, sí hace falta ser periodista. Es lo que echo en falta en las páginas web que he conocido. Aunque los trabajadores sean periodistas, muchos no ejercen como tal porque no han tenido tiempo: si te pasas el día subiendo teletipos, no puedes desarrollar otras capacidades.

¿Entonces hace falta que salgan más a la calle?
Efectivamente. No es culpa de ellos al cien por cien. Si tuviéramos más medios, más recursos, más gente, se podría salir más. Pero si estamos muy poquitos y hay que sobrevivir casi a salvar el día… Mi objetivo es que vayan menos recursos a los teletipos y centrarnos en poner en valor la gente que tenemos. Gente muy buena y con ganas de hacer cosas, gente a la que hay que dar una oportunidad, motivarles y exigirles. Desde luego salir a la calle es fundamental.

En Internet, hasta ahora, no se ha hecho demasiado periodismo de calidad, se están volcando teletipos, para lo cual no hace falta demasiada cualificación.

¿Internet es el futuro (o el presente)?
Quiero pensar que sí (risas), porque si no, no veo otro. Los periódicos tienen futuro, estoy convencida, pero con márgenes de rentabilidad muy inferiores a los que han disfrutado en un pasado reciente. Son imprescindibles y necesarios, pero como negocio a corto o medio plazo necesitarán el reemplazo o complemento de otras vías de ingresos en una empresa periodística. Quien está llamado a serlo es la web. Es una herramienta que ofrece tantas posibilidades, tanto para la publicidad como para el usuario, que tenemos que ser capaces de convertir eso en negocio. La materia prima para conseguirlo es fantástica. Nadie o casi nadie lo ha conseguido hasta ahora a nivel periodístico de forma contundente, pero tendrá que llegar sin tardar demasiado.

Consulta todos los artículos que hemos publicado sobre el Congreso

 ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los libros electrónicos y sus posibilidades en el periodismo

Madrilánea, ejemplo digital

¿Hacia dónde se dirige el periodismo?

1 comment Show discussion Hide discussion
  • vaya, montserrat lluis: chica vocento… y hasta quizas amante del señor Ibarra.,.,,

    ese cosmetico colorete tostado es para simular un soberano moreno solar?? claro, que en madrid no hay playa….

Add a comment

More in Congreso Periodismo Digital 2012

Most popular