Pérez Colomé: «Intento que la gente no se quede con preguntas sin responder»


El ganador de la última edición del premio Porquet de periodismo es el autor de Obamaworld.es, un blog que analiza en detalle los principales asuntos de la política internacional
Jordi Pérez Colomé

Jordi Pérez Colomé, ganador del Premio Porquet

El ganador del Premio Porquet es Jordi Pérez Colomé, un periodista joven de Barcelona. Tras su paso por el periódico online Factual —que se pensó, nació y murió en menos de un año—, regenta Obamaworld.es, un blog dedicado al análisis de la información internacional relacionada con Estados Unidos.

En Obamaworld.es Jordi conjuga certeros análisis de política internacional con viajes a puntos calientes del planeta para realizar reportajes pegados al sentir de la calle y a las historias humanas. También es autor de tres libros y director de la revista cultural El Ciervo.

Jordi Pérez Colomé habló con Madrilánea a través del teléfono la tarde del lunes 5.

¿Qué es Obamaworld?

Cuando salí de mi último trabajo (en Factual) me llevé este blog. Había un par de huecos que un periodista de internacional en un medio tradicional podía llenar. Una era, desde España, explicar las cosas que ocurren con todo su contexto para que alguien pueda tener una idea clara con solo leer un artículo. El otro, hacer viajes a sitios con interés informativo e intentar contar historias, no siempre desde la actualidad estricta, sino desde el punto de vista de la sociedad, de la calle. Los medios tradicionales ya cubren perfectamente lo que ocurre en los parlamentos y los senados. Es una cosa que en otras partes se hace muy bien.

En castellano el periodismo tiene bastantes huecos porque el mercado es más reducido y tienen menos recursos para hacer esos trabajos, por lo menos en internacional. Me he propuesto llenar esos huecos. No son el objetivo inicial, realmente es algo que he visto con el tiempo.

¿Cómo financias tu trabajo?

Me financio con mi dinero. Lo considero una inversión. Como si hubiera abierto un negocio. Desde hace algo más de un año también pido dinero a los lectores. Ya hay un grupo de gente que pagar por leer lo que hago aunque está disponible gratis.

También hay algunos viajes que intento hacerlo del modo tradicional, aunque no siempre tengo tiempo de encontrar revistas. Una nueva idea que manejo, más allá de los medios de comunicación, son Think Tanks a los que puedan interesar reportajes sobre algunos de los países que visito.

Estas son las fuentes principales pero también hay otras como los premios o dar charlas y cursos. Gracias al blog, además, soy profesor de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC).

La estrategia es un poco más global, crear una marca personal, crecer en tantos ámbitos como sea posible. En cuanto a tiempo, el blog es totalmente deficitario porque le dedico mucho más tiempo de lo que ingreso por él. Es una inversión como abrir un bar o una tienda. En cualquiera de estos negocios los primeros años hay que poner mucho más de lo que te devuelve. Si funciona, bien, y si no lo cierras.

¿Crees que el futuro de los medios y el periodismo pasa por una estrategia como la tuya?

No creo que vayamos a sustituir a los medios tradicionales, pero intercalar trabajo en estos medios con la presencia online puede suponer un apoyo para, por ejemplo, promocionar un libro que has escrito, o vender un reportaje en formato de libro electrónico. Creo que es una opción que está ahí, pero sustituir a los periódicos creo que rotundamente no. Los medios tradicionales evolucionarán hasta encontrar un modelo de negocio rentable. Aun así, todo esto es «periodismo ficción», no tengo ni idea de hacia donde vamos. Yo hace dos años no me habría imaginado que hoy estaría haciendo lo que hago hoy, y que me iría más o menos bien. De aquí a dos años igual volvemos a hablar y la cosa ha cambiado por completo.

Jordi Pérez Colomé y Eva Domínguez han publicado «Microperiodismos», un libro sobre doce proyectos periodísticos innovadores en internet.

¿Te va más o menos bien?

Haber ganado un premio como el Porquet te da ánimo. El esfuerzo que requiere un proyecto así no lo paga y no lo pagará nunca, pero al menos me divierto haciéndolo. Merecería la pena aunque me hubiera dado cero euros. He aprendido mucho, no solo periodismo sino a buscarme la vida. No me arrepiento de haberme metido en este lío, pero requiere muchas horas, muchos esfuerzo. Sales adelante, pero mejor tener algún otro ingreso.

¿Cómo eliges los lugares a los que viajas?

Por interés personal y porque creo que pueden ser interesantes. La actualidad manda pero yo tengo unos ámbitos de especialización. No he ido a Moscú a las elecciones porque es un tema que me queda lejos. Lo mío era la política americana, que sigo desde 2008. Cuando empezó la primavera árabe empecé a seguirlo de cerca porque que era un tema de interés para la política estadounidense. Además era más cómodo viajar a estos países que a EE.UU.

Ahora estoy sacando el visado para ir a Irán porque, más allá de que esté en los titulares por las tensiones con Israel, quiero contar cómo funciona un país que es totalmente desconocido para nosotros. Cómo es su sociedad, más allá de lo que diga o piense Jamenei, más allá de las revueltas. Me gusta ir más allá de los titulares para contar algo desde dentro. ¿Va a pasar algo en Irán? Probablemente no, pero no por eso es un país menos interesante.

¿Qué esperanza de vida tiene Obamaworld.es como blog o como proyecto? Aunque sea por el nombre, tiene una fecha de caducidad evidente.

Tiene caducidad el nombre, no el proyecto. Yo me planteo esto, más o menos, año a año. El primer año quería hacer una cosa, el segundo otra. Ahora estoy replanteándolo otra vez. Tras las elecciones de noviembre, si las cosas van como hasta ahora, podré seguir con el mismo nombre. Aun así, igual se acaba en dos años, o puede que dure seis. Si no sé qué haré la semana que viene, imagínate dentro de cuatro años. No he pensado qué haré más allá de los próximos meses.

Tus artículos de análisis cada vez tienen más prestigio. ¿Qué das tú que no den los demás?

El trabajo que hago yo es un poco distinto. Intento contar lo que pasa. Me esfuerzo en no contar lo que dijo ayer Netanyahu sobre la amenaza iraní sino explicar el contexto, las opciones. Intento buscar un punto de vista donde pueda reunir de cierta manera todo lo que pasa.

Por ejemplo, no sólo contar si el ataque de Israel a Irán está más cerca o más lejos, sino los motivos. Lleva mucho más trabajo que sólo contar lo que pasó ayer. Dedicas más horas para escribir una pieza, pero está mucho más contextualizada y la gente lo agradece más. Hay menos huecos por rellenar. Intento que la gente no se quede con preguntas sin responder cuando me lee.

La escritura es una de las cosas en las que me he esforzado mucho y que procuro cuidar. Soy filólogo. Me obsesiona mucho la claridad en los textos. Intento poner cuanto menos paja mejor, frases del tamaño justo. Seguir un hilo argumental muy claro para que le lector no se pierda.

El esfuerzo que requiere un proyecto así no lo paga y no lo pagará nunca, pero al menos me divierto haciéndolo

 No sigues la estructura clásica de la pirámide invertida

Creo que es un recurso. La pirámide invertida es un recurso muy útil cuando das la noticia. Pero en mi caso, el acontecimiento ya lo conoce el lector, yo quiero aportar valor añadido. A mi me interesa contar por qué Santorum ha llegado hasta donde ha llegado. No me limito a contar qué ha ganado o perdido, intento aportar más. Quiero que la gente que va a dedicar diez minutos a leer mi post no sólo se entere de cómo quedan las primarias en Alabama. Hago un post donde me interesa hablar de por qué Santorum ha llegado hasta donde ha llegado. La pirámide invertida no me sirve tan bien, porque lo que me interesa es el relato.

¿Cuántos lectores tienes?

Depende mucho de la actualidad y el post. Al no ser Obamaworld.com un blog de actualización diaria, en un día que no publico hay menos visitantes. Los artículos más leídos tienen unas 35.000 visitas. Uno normal entre 1.000 y 5.000, según el tema que trate.

No puedo publicar cada día porque mi vida no da para más. De momento hago dos o tres artículos por semana (tres es el número ideal). Es una tarea muy “de hormiga”. En cualquier caso me lee mucha más gente de la que podía esperar hace un año y medio.

¿Cuántos aportan para tus viajes?

Esto lo publiqué el mes pasado. No recuerdo si eran 70 u 80. En cualquier caso alrededor de 100 personas han pagado por leer el blog sin contrapartida alguna. Si sumásemos los que han comprado el libro serían unos cuantos centenares. En cuanto a cantidades, hay gente que aporta 5 euros y otra que mucho más. El máximo han sido 200 euros.

¿Has recibido ofertas de algún medio tradicional gracias al blog?

Sí y no. He recibido cosas de algún periódico latinoamericano; en Uruguay por ejemplo he sacado cosas y recientemente me contactó un medio de Barcelona. Pero no hay nada sólido. El problema es que las secciones internacionales de los periódicos están bien cubiertas en cualquier redacción. Más allá de los corresponsales siempre hay algún chaval de la facultad que vive en Moscú, en Cairo, en Pekín o en Sidney.

No le doy mayor importancia porque estoy empezando en esto y si tiene que salir algo, ya saldrá. Empecé pensando que era una de las posibles salidas para mi trabajo en el blog pero ahora mismo no me inquieta.

Me obsesiona mucho la claridad en los textos. Intento poner cuanto menos paja mejor, frases del tamaño justo. Seguir un hilo argumental muy claro para que le lector no se pierda.

¿Tienes la sensación de abrir huella para los que venimos detrás?

Yo creo que no. Ya hay mucha gente que hace cosas parecidas. Puede ser un modelo interesante si te interesa el periodismo internacional, pero creo que poder montar tu propio medio en internet y trabajar en él es algo que lleva bastantes años en marcha.

Lo que hago es tan concreto que no tengo sensación de ser pionero en absoluto. Me importa más que funcione bien, como tantos otros. Que sea uno más. En cualquier caso nadie regala nada. Para poder tener una cierta repercusión son necesarias muchas horas de trabajo, mucha dedicación y mucho esfuerzo. En un libro que he sacado con una colega, «Microperiodismos», hemos entrevistado a doce proyectos como el mío pero de otros ámbitos y todos coinciden en que la cantidad de horas que hay que dedicar es una locura. Los primeros años son un páramo total.

¿Cuántas horas le dedicas?

Depende de la semana, pero bastantes. He calculado una media de 30 horas, pero hay semanas que perfectamente llega a 60. Cuando voy de viaje, evidentemente, trabajo sin para todo el día. Para escribir un post dedico una jornada laboral entera. Ocho o diez horas para seguir el tema y buscar las fuentes. Fuentes que ya había leído, porque nunca empiezo de cero. Si tengo que hacer tres a la semana ya son 20 ó 25 horas. Con las horas de lectura 30 y me quedo corto. Además, claro, tengo muchas otras cosas.

Consulta todos los artículos que hemos publicado sobre el Congreso

 ARTÍCULOS RELACIONADOS

Antonio Martínez Ron: «Los tontos no se asombran»

«En Internet, hasta ahora, no se ha hecho demasiado periodismo de calidad»

Los libros electrónicos y sus posibilidades en el periodismo

Madrilánea, ejemplo digital

¿Hacia dónde se dirige el periodismo?

Tags: , , , ,

Texto por: Borja Robert

Ver los artículos de Borja Robert
Periodista, fotógrafo, curioso y escéptico. En twitter soy @borjarobert

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los 10 mejores sitios web en castellano | Blog de Iago Varela - 15 junio, 2012

    […] a él, como el conflicto palestino-israelí, además de muchísimas otras cosas. El blog es de Jordi Pérez Colomé, un tipo que viaja bastante, la verdad (además de otras cosas meritorias en su CV, […]

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época