Madrilánea

Periodismo deportivo contra el «apocalipsis de papel»

//

Las nuevas publicaciones deportivas desafían el declive del papel, pero están estrechamente ligadas a internet

Ejemplar de Panenka en el lugar que protagonizaba su portadas: el Kremlin. Por Panenka

Cuando se pregunta por qué en el último año hemos asistido al nacimiento de revistas deportivas como Panenka, Quality Sport o Cuadernos de Basket hay dos lugares comunes. Por un lado, la enorme confianza de sus autores en el proyecto y, por otro, una respuesta en tono de evidencia: «Queríamos hacer la revista que nos habría gustado leer a nosotros».

En un momento en que la información diaria alcanza velocidades de vértigo, hay periodistas que han cambiado las cadenas de comida rápida por la cocina a fuego lento. «Queríamos huir del día a día»; «El periodismo necesitaba aire fresco»; «Queríamos contarlo en un formato que, por increíble que pueda parecer, nadie estaba utilizando».

Javier Giraldo, uno de los miembros del equipo que da vida cada mes al fútbol de Panenka, confiesa que tenían tanta confianza en su proyecto que decidieron imprimirlo. «Aunque todos hablen del apocalipsis del papel, no nos imaginábamos nuestra revista en otro formato. Es el único en el que nos veíamos trabajando todos juntos», comenta.

Aunque comenzó a gestarse con anterioridad, su lanzamiento coincidió el pasado verano con la desaparición de Don Balón. El público ha respondido y el número de suscriptores alcanza ya los 900 a pesar de no haber hecho ninguna campaña de «publicidad convencional». El trampolín: Twitter. «Está siendo muy, muy importante, puesto que es algo rápido, fácil, directo y muy interactivo». El próximo objetivo: llegar a los que aún se escapan de las redes. «Habrá muchos que no tengan Twitter y podría gustarles la revista».

Aunque sobre distintos deportes, todas buscan un perfil muy específico que resume Pablo Berraondo, uno de los responsables de Quality Sport. «Queremos dirigirnos a un público al que le guste el deporte, independientemente de cómo haya quedado el Real Madrid o el Barcelona ese día. Buscamos historias con interés humano. Queremos llenar ese hueco en el panorama del periodismo deportivo», explica.

Aunque su plantilla es joven y «muy habituada a trabajar en Internet», el formato papel no es negociable. «Creemos que todavía le queda mucha vida. Es un formato en el que caben perfectamente nuestros contenidos. En la web no se podrían explotar tanto», alega Nacho Labarga, otro de los responsables del proyecto. Cuando la gente quiere leer de manera reposada, «acude siempre al papel», añade Berraondo.

Algunas de sus piezas han alcanzado resonancia en periódicos a nivel nacional y, presumen, los deportistas «están encantados de la vida». «Ven que no tienen un espacio acotado como lo puedan tener en los periódicos, sino que tienen el espacio que se merecen. Si en un número el atletismo se merece seis páginas, las va a tener», señala Berraondo. «Se necesitaba aire fresco como el que creo que aportan estas publicaciones», sentencia Labarga.

BALONCESTO SIN PRISA

El ejemplo de Panenka sirvió también para que otros deportes se animaran. Es el caso de Cuadernos de Basket, una revista que nació de «un deseo individual y hasta colectivo de contar el baloncesto en un formato que nadie estaba manejando». «La mayoría de nosotros no nos sentiríamos cómodos en una redacción deportiva al uso, así que dimos un paso al frente y decidimos reivindicarnos», reclama su arquitecto, Lartaun de Azumendi.

La «aventura» funciona. A lo que define como «un bendito barco de papel trimestral» se han subido 700 suscriptores anuales en poco más de un mes de vida. Su particularidad es haber juntado a buena parte de los grandes nombres de la «literatura cestista», lo que les permite «tener muchísimas puertas abiertas en el mundo del basket».

Pero si de periodismo digital se habla, destaca entre todos ellos Gonzalo Vázquez. «La gente no le sigue como fruto de amplificadores del estilo de Twitter, sino por un excelente trabajo de años en la red», señala Lartaun de Azumendi. Una prueba de que el matrimonio entre  periodismo y red es posible.

Consulta todos los artículos que hemos publicado sobre el Congreso

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Hacia dónde se dirige el periodismo?

Los libros electrónicos y sus posibilidades en el periodismo

Madrilánea, ejemplo digital

1 comment Show discussion Hide discussion
  • Creo que es muy bueno que existan iniciativas pioneras de este tipo en el mundo del periodismo deportivo, y más ahora que la profesión vive momentos complicados. Cuando me puse a estudiar el máster en Periodismo Deportivo en la UIC, que ahora estoy terminando, me di cuenta que el periodismo deportivo tiene un gran abanico de posibilidades; lo único que hace falta es aprovecharlas correctamente.
    David

Add a comment

More in Congreso Periodismo Digital 2012

Most popular