Periodismo de datos: la nueva forma de contar historias


La primera ponencia del segundo día del Congreso reunió a periodistas y activistas del periodismo de datos. Una disciplina que maneja grandes conjuntos de información para contar historias
Ponentes de periodismo de datos

Ponentes de periodismo de datos. Mar Cabra, José Luis de Vicente, Iván Sánchez y José Cervera. Por B.Robert

«No sabes lo que significa un millón. No sabes lo que significan mil millones». Iván Sánchez recordó al público del Congreso de Periodismo Digital que hay datos que no se entienden sin el contexto adecuado. La importancia de obtener y contextualizar grandes bloques de información centró la ponencia de Periodismo de datos. «Si se lo pides, los datos te van a contar una historia. Si los torturas, te van a contar lo que tú quieras», aseveró.

El periodismo de datos no es nuevo. Rescatar las noticias ocultas en grandes marañas de información y contarlas de manera comprensible siempre ha formado parte de la «labor social del periodismo». El diario británico «The Guardian», puso José Luis de Vicente como ejemplo, comenzó su andadura publicando una tabla con datos. Las actuales tecnologías de la información le han dado nuevos bríos y posibilidades. «El momento fundacional de la nueva época del Periodismo de datos», explicó de Vicente, «es en 2005, cuando un periodista de Chicago (Holovaty) cruzó la base de datos de delitos de su ciudad con un mapa online». La Freedom Of Information Act estadounidense —su ley de acceso a información pública— es muy avanzada y permite a cualquier ciudadano acceder a ese nivel de detalle.

La posibilidad de acceder a bases de datos públicos es una de las principales carencias de España, y se nota. «Es el único país de Europa con más de un millón de habitantes que no tiene una ley de acceso a la información pública», explicó Mar Cabra. En Reino Unido y EE.UU., que tienen una larga tradición de transparencia, el periodismo de datos está muy desarrollado. «El New York Times lo hace y le funciona muy bien. Y The Guardian también. ¿Por qué aquí no?», se preguntó. La periodista usó un reportaje suyo como ejemplo. Enterrada en una base de datos había una historia periodística: algunos condados del estado de Texas daban medicación psiquiátrica a niños de dos años a su cargo.

«El periodismo de datos no es una ciencia. Tiene el mismo grado de subjetividad y depende tanto del punto de vista como cualquier otro medio», avisó José Luis de Vicente, «pero hay cosas que sólo pueden contarse así». Por su influencia en otros países y su falta de arraigo en España es una de las disciplinas periodísticas con más futuro. Para paliar sus múltiples carencias se formó el Grupo de Periodismo de Datos, donde activistas y reporteros comparten ideas y experiencia. Han plantado la semilla, ahora hay que regarla.

Tags: , , ,

Texto por: Borja Robert

Ver los artículos de Borja Robert
Periodista, fotógrafo, curioso y escéptico. En twitter soy @borjarobert

Trackbacks/Pingbacks

  1. Periodismo de datos | Comunicación Activa - 12 febrero, 2013

    […] cálculos que ahora, con la liberación de datos, conocer los resultados casi en tiempo real.  Esta faceta informativa no tiene el grado de avance en España que lo puede haber en Gran Bretaña o Estados Unidos, donde […]

  2. Periodismo de datos - Comunicación Activa - 4 diciembre, 2014

    […] cálculos que ahora, con la liberación de datos, conocer los resultados casi en tiempo real.  Esta faceta informativa no tiene el grado de avance en España que lo puede haber en Gran Bretaña o Estados Unidos, donde […]

Deja un comentario

Lo más dulce de la pastelería Sham, tras escapar de la guerra

El arquitecto de la ciudad siria de Alepo que regenta un negocio de baklawa y dulces de la repostería árabe en Madrid

Cómo pasan los españoles el año nuevo chino en Taiwán

Esta celebración es el más importante de los tres grandes festivos en China, una fiesta en la que los extranjeros también pueden disfrutar

每逢佳節倍思親,外國人怎麼過中國年?

新年為中國三大節日之一,亦或說華人最重要的節日,而旅居台灣的西班牙人也感受到濃濃的年節氣氛

Bares clandestinos: el ocio secreto de Madrid

La trastienda de una mercería, los aseos de un hotel de lujo o lo que parece una simple taberna de comida japonesa emulan los tiempos de la Ley Seca

«No quiero abortorios en mi barrio»

La organización pro-vida HazteOir permanece en pie de guerra contra la clínica privada que más abortos practica en España, ubicada en el barrio de Tetuán

Holystic Pro África: La fisioterapia como puente entre Moratalaz y Etiopía

La ONG Holystic, con sede social en el barrio de Moratalaz y fundada en 2010, ofrece tratamientos de fisioterapia a niños etíopes con discapacidades neurológicas en la localidad de Wukro