Madrilánea

«Con Rafael Correa me sentí incómoda, no ofendida»

//

La directora de «Los Desayunos de TVE» ha recordado su trayectoria profesional en el Máster de ABC, donde ha contado su anécdota con el presidente de Ecuador, quien la llamó «Anita»

«Me incomoda la cercanía con alguien que no conozco», afirma Ana Pastor, directora de «Los Desayunos de TVE», en el Máster de ABC, en referencia a la entrevista realizada este lunes al presidente de Ecuador, Rafael Correa. La llamó «Anita» y le preguntó en directo si la periodista le consideraba un «represor».

Ana Pastor, directora de Los Desayunos de TVE, en su visita al Máster de ABC. Por Juan Piedra

«No estoy acostumbrada a responder preguntas, presidente; las hago yo. Y tampoco estoy acostumbrada a que me llamen ‘Anita’» fue lo que contestó a Correa, quien además acusó, aparentemente, a la ONG «Human Rights Watch» de estar financiada por el cártel Sinaloa, una organización criminal mexicana dedicada al tráfico ilegal de drogas. La popular aplicación de «microblogging» Twitter, que funciona como un volcán, entró en erupción, como tantas veces lo hace tras una entrevista de la polémica periodista.

«Me cuesta creer que hubiese tenido esa cercanía con un hombre. No me imagino a Correa llamando a Mariano Rajoy –con quien el presidente ecuatoriano acababa de reunirse– ‘Marianito’», ha afirmado Pastor. Por su parte, Rafael Correa ha asegurado vía Twitter que el diminutivo de un nombre es algo cariñoso, y que la acusación a «Human Rights Watch» era, en realidad, una pregunta retórica. «En el fragor de la entrevista no le pregunté por esta acusación. No lo tenía muy atado y prefería no meterme en una batalla de la que podía salir trasquilada», explica la periodista. Y es que, para ella, el tiempo de cocción de una entrevista debe ser el suficiente como para que «el entrevistado no te pille».

Pero, ¿quién es Ana Pastor? La cara de esta periodista de 34 años es como un poliedro con diferentes planos –Ana periodista, Ana madre, Ana mujer, Ana hija–, pero todos concurren en un punto: la responsabilidad social. «Cuando me siento en un plató, mi única ideología es mi hijo», asegura Pastor, «que cuando le cuenten qué hice, se sienta orgulloso. Y eso me hace ser mejor periodista».

Esta «adicta» a Twitter se identifica con Rafael Nadal en que nunca da una bola por perdida –no se rinde nunca–. Declara que le incomodan las entrevistas cómodas, le encanta repreguntar y considera que su jefe son los alrededor de 43 millones de españoles. En el plano profesional, Alfonso Guerra la acusó de «sectaria» detrás de los micros, y Alfredo Pérez Rubalcaba acabó cabreado tras la entrevista.

Sin embargo, Esperanza Aguirre –con quien asegura tener una «muy buena relación»– fue la primera en felicitarla cuando viajó a Irán a reunirse con Mahmud Ahmadineyad –«’Con dos ovarios’, me escribió al móvil»–, y afirma que José María Aznar y Rafael Correa han sido dos grandes oradores y dos entrevistas complicadas. Precisamente por poder enfrentarse a estas personalidades políticas, Ana Pastor considera que los periodistas tienen una gran responsabilidad: «Somos unos privilegiados, por eso hago preguntas que todo el mundo tiene en su cabeza». «No podemos defraudar a la audiencia. Por eso, no, nunca, jamás, se dan las preguntas», relata.

Pero algunos opinan que esta especie de «periodismo punch» es demasiado intervencionista. Así lo expresó José Bono al acusar a Pastor en «Los Desayunos» de no dejarle terminar y de estar «debatiendo más que entrevistando». En esa entrevista, Bono la calificó de «señorita Rottenmeier». «¿Qué hubiese pasado si yo le llamo ‘abuelito de Heidi’? Para mí es una falta de respeto», explica Pastor a los alumnos del Máster de ABC.

Sin embargo, la periodista admite que a veces debate en vez de entrevistar, pero afirma que le «parece un horror que el periodista sea noticia». Ana Pastor también ha querido recordar que los periodistas «no somos más que los políticos, pero tampoco somos menos». «Hay que mantener una exigencia brutal con la clase política y, no perder el norte, pero tampoco el sur», en referencia a las hambrunas de África a las que, cada día, dedica unos minutos de su programa.

13 comments Show discussion Hide discussion
  • Ana se presta más para el diminutivo que Mariano. Los diminutivos son algo natural en L.América, sobre todo para mostrar amabilidad.
    Respecto a HRW, ella y demás medios que difundieron la noticia del financiamiento, por qué no dijeron que Correa «afirmó» que Las Hermanitas de la Caridad financian a HRW? No era más noticia decir que «afirmó» que los financia el Cartel de Sinaloa.
    El dijo: » ¿Usted sabe cómo se financia HRW? ¿Los financia las hermanitas de la Caridad? ¿El cartel de Sinaloa? ¿Quién?» Esto porque dan por sentado que todo lo que dicen ciertos medios y organizaciones es verdad absoluta in incuestionable.
    Porqué el periodista actua de interrogador y tratar al entrevistado como delincuente? Correa no será perfecto en sus formas pero su inteligencia es incuestionable y ella no pudo lucir su usual arrogancia como interrogadora.

    • y mi opinión porque la borraron.

      • Noemí López Trujillo

        23 marzo, 2012 at 01:58

        Hola, Teresa

        No hemos borrado tu opinión, debe de haber sido un error del sistema o del servidor. Lamentamos que haya ocurrido, pero te animamos a que vuelvas a compartir con nosotros tus ideas y valoraciones.

        Un saludo

  • Hombre, no creo que haya que cuestionar que HRW tenga especial interés en criticar al gobierno ecuatoriano cuando los informes que emite son contra Ecuador, contra China, contra Marruecos, contra España…. contra todos, sin importar la dirección política. En cambio el presidente Correa no parece muy de fiar ya sólo por tener los «amigos» que tiene (Chávez, Ahmadineyad…) y por las leyes que está promulgando, como la de total abolición de la libertad de expresión para los periodistas. Esos detalles hablan por sí mismos, no hay que buscar «conspiraciones» o «intereses ocultos» cuando todo el mundo tenemos un par de ojos y sentido común para ver en qué dirección va el presidente Correa. En cuanto a los diminutivos, me parece muy bien que expresen cariño en Latinoamérica. Aquí también. Lo que ocurre es que en una entrevista ante millones de personas hay que guardar unas formas. La periodista es la que pregunta y hay que tenerle un respeto, a ella y a la audiencia. Así como la palabra «cariño» es positiva y no pega ni junta en una entrevista, que se guarde el «Anita» para sus amigas Anas.

    • Interesante comentario sobre sus impresiones ¿Dónde se ha informado de que en Ecuador se intenta la «total abolición de la libertad de expresión para los periodistas?
      Qué lindo es opinar de lo que no se sabe bien. Asimismo funciona cierto periodismo, pero ellos afirman

    • En Ecuador los diminutivos son algo propio de nuestro país, es una forma propia de tratar a las personas con cariño, en televisión en todo lado no veo porque la ofensa. ¿Qué en Ecuador hay una total abolición de la libertad de expresión de los periodistas???…en donde esta esa ley, yo que sepa acá lo único que se esta tratando de controlar es la información mal usada tan mal y por varios años, por los medios de comunicación…arriba mi presidente

  • NO SE VA ASENTIR INCOMODA ANTE UN HOMBRE QUE ES EJEMPLO DE DIGNIDAD, INTELIGENCIA, SABIDURÍA Y VERDAD.ES INTELIGENTE Y NO TE PUDISTE LUCIR ANTE TAN DIGNO MANDATARIO QUE SE GASTA ECUADOR ELLA QUEDO EN RIDÍCULO PORQUE DEMUDO EL ROSTRO EN VARIAS OPORTUNIDADES ME GUSTO CUANDO SE VIO FORZADA A LEER LOS TEXTOS COMPLETOS CUANDO CORREA LE DIJO QUE LOS LEYERA COMPLETO

  • ESTOY DE ACUERDO CON LO QUE DICE JOSE BONO. CLARO QUE DEBATE ESO FUE LO SE VIO Y ELLO OBEDECE A QUE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN FUERA O MAS QUE COMUNICAR ACTÚAN COMO PARTIDOS POLÍTICOS PORQUE SUS DUEÑOS SON GENTE DE LA DERECHA Y ESTA POBRE PERIODISTA LO QUE HACE ES OBEDECER A SU JEFE DUEÑO DEL MEDIO DE COMUNICACIÓN. POBRE DE ELLA. LO QUE ME GUSTO FUE QUE CORREO LA PUSIERA EN SU LUGAR

  • Ana es figureti, es decir las entrevistas las hace no en busca de una verdad sino para figurar

  • En Ecuador los diminutivos son algo propio de nuestro país, es una forma propia de tratar a las personas con cariño, en televisión en todo lado no veo porque la ofensa. ¿Qué en Ecuador hay una total abolición de la libertad de expresión de los periodistas???…en donde esta esa ley, yo que sepa acá lo único que se esta tratando de controlar es la información mal usada tan mal y por varios años, por los medios de comunicación…arriba mi presidente

  • Poner el acento en sandeces como el tema de «anita» o Ana demuestra una gran ignorancia.
    Lo importante son los temas de fondo que se tratan en una entrevista.
    Y la Ana Pastor es una simple mercenaria de la información.Una verguenza para el periodismo español.
    Demuestra, por otra parte, el penoso nivel al que a descendido España. Basta ver el siguiente video
    http://www.youtube.com/watch?v=vFtuCUqbjs8

  • Asi decimos para romper un poco el hielo, lo que pasa es que aqui son mas bastos al hablar no quiero decir maleducados ojo!!!… se supone que cada país tiene sus costumbres al hablar … a veces parece que ser amable y cariñoso al hablar es sinónimo de tonto y no es así es simplemente educación algo tan sencillo como eso..además ella como periodista debe estar preparada se supone que cuando entrevista debe saber que el español tiene varios acentos… si con esa tontería se ofende a mi me ofende que haya estado a la defensiva sin motivo y también que hayan tergiversado las respuestas del entrevistado…venga yaaaaaa….

  • Desde luego que las formas en España son diferentes, mas aún cuando en Sudamérica se utiliza el diminutivo en nombres como una manera amable y cariñosa al hablar desde la educación y sin animo de incomodar a nadie, como entrevistadora tenía que manejar estos pequeños detalles. La libertad de expresión es un derecho que tenemos todos los ciudadanos del mundo para expresar nuestras opiniones, reivindicaciones, ideologías, etc.,el problema está cuando la prensa utiliza este mismo mecanismo para tergiversar la verdad de la información y pasa a ser la información manipulada, es elocuente la postura del Presidente Rafael Correa en cuanto a ciertos medios de comunicación en Ecuador el sabe a lo que se refiere, es incomprensible que la entrevistadora mantenga una actitud altiva y opositora del tema. Tener a un presidente con las ideas claras que esta a la altura de la situación que sabe lo que realmente necesita su país los valores rescatados de una sociedad que estaba sumergida a la mediocridad y al egoísmo de algunos, es digno de apreciar de hecho los resultados de su política social son evidentes, los avances y crecimientos son prueba de su compromiso como servidor de su pueblo. Animo presidente

Add a comment

More in Diario de a bordo

Most popular