El consumo eléctrico cae un punto menos que en la huelga general de 2010


La caída del consumo de electricidad es uno de los pocos baremos objetivos para comparar la incidencia de las huelgas generales. ¿Qué tal le ha ido a ésta?
Torre de Alta Tensión

Torre de Alta Tensión. Por Tom Focus

Una manifestación cualquiera en España puede tener simultáneamente 50.000 o dos millones de participantes, según a quién se pregunte. Hay métodos sencillos para acercarse mucho a la cifra exacta, pero se suele ofrecer un dato exagerado que no desentone con los dislates previos del «otro bando». Cuántas personas secundan una huelga general es más difícil de medir, pero hay un dato que permite conocer, cuando menos, si ha tenido más o menos éxito que otras: el consumo de electricidad.

La caída de la demanda energética del país ha sido de en torno al 15% durante la jornada de huelga —la comparación se hace con la «demanda prevista»— según datos de Red Eléctrica de España (REE). En términos absolutos se ha usado menos energía que un sábado cualquiera, pero más que un domingo. En los días de descanso del fin de semana muchos negocios —sobre todo industrias— dejan de funcionar y el consumo energético baja considerablemente. Este porcentaje no permite conocer el alcance de la protesta contra la reforma laboral del Gobierno, pero sí valorar su éxito —o fracaso— con respecto a otras convocatorias similares. El tejido productivo de España es muy similar al que había en la penúltima huelga general, en septiembre de 2010. La caída media entonces fue del 16%, un punto más.

Tanto gobierno como sindicatos saben de la importancia que tienen los datos de energía que proporciona REE para el análisis del día después. Por eso, desde distintas organizaciones se reclamaba a la población no activa —parados, jubilados, etc.— que minimizasen el consumo también en sus hogares.

Las fotos de unas —pocas— farolas encendidas a plena luz del día en varias ciudades de España han circulado masivamente por las redes sociales. En dichas fotos se apoyaba el rumor de que el Gobierno quería así distorsionar las cifras proporcionadas por REE. Incluso el partido verde Equo se ha hecho eco en su Twitter: «Farolas encendidas en Madrid. Medidas anti ecológicas para mentir sobre la incidencia de la huelga. ¡Lo último!», se quejaban. Aunque es un derroche innecesario, las pocas farolas en este estado hacen mucho más probable un fallo o un despiste que un intento de intoxicación de los datos. La iluminación pública supone, según datos del Ministerio de Industria, en torno al 1% del gasto energético total.

La huelga general más importante de la democracia, que sufrió el Gobierno del PSOE en 1988, tuvo una caída total del 34% en la demanda de electricidad. En la última con la que tuvo que lidiar el PP, en 2002, la cifra se redujo un 23% con respecto a lo estimado.

Consumo durante la huelga

Consumo durante la huelga general del 29 de marzo. Fuente REE

REE

Red Eléctrica de España es la empresa propietaria de casi todas las torres de alta tensión del país. Su principal negocio es el transporte de electricidad, no su distribución.

Tags: , , , , , ,

Texto por: Borja Robert

Ver los artículos de Borja Robert
Periodista, fotógrafo, curioso y escéptico. En twitter soy @borjarobert

3 Respuestas to “El consumo eléctrico cae un punto menos que en la huelga general de 2010” Subscribe

  1. Frank 30 marzo, 2012 en 14:27 #

    ¿Y el cambio de hora no influye en la gráfica que presentas de consumo? Ni tampoco la temperatura, ni las horas de luz natural del 29 de septiembre al 29 de marzo?

    • Borja Robert 30 marzo, 2012 en 14:52 #

      Todo lo que dices puede afectar a los datos de demanda, pero sólo serían relevantes si estuviésemos comparando cifras absolutas en dos fechas concretas. Los 28.173 MW del 29 de septiembre de 2010 a las 12:00 con los 27.466 del 29 de marzo de 2012 a la misma hora, por ejemplo.

      También afectaría —probablemente lo hace aún más— que la economía ha empeorado desde entonces y han cerrado negocios e industrias por todo el país.

      Por eso en el artículo comparo los porcentajes de diferencia entre la demanda real y la demanda prevista. Qué diferencia hay entre lo que esperaba Red Eléctrica de España que ocurriese ese día (de no haber tenido lugar la huelga general) y qué ha ocurrido realmente.

      Creo que es la manera más honesta de comparar, aunque tienes que fiarte de lo que diga REE.

      El gráfico elegido probablemente tampoco es el mejor. Quería ilustrar que se demandó más energía que un domingo, pero menos que un sábado. Para la historia igual habría sido más útil uno que mostrase la diferencia entre el consumo real y el consumo previsto.

      Un saludo y gracias por comentar.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ideas locas para el nuevo sindicalismo | No me jodas que me incomodas - 21 agosto, 2014

    […] acaban utilizando metodologías de todo tipo, que llevan a que cada uno interprete los datos de una manera distinta. Uno entiende la necesidad de poder hacer valoraciones inmediatas de algo como una convocatoria de […]

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época