Madrilánea

Coplas, raps y petardos para inaugurar la huelga general

//

Los sindicatos se concentraron ayer en la Puerta del Sol para dar el pistoletazo de salida a la huelga

La manifestación el Sol empezó a las nueve de la noche Por. E. Pastrana

Puesta de sol y Puerta del Sol se vistieron ayer a juego: ambas estaban más rojas que de costumbre. Mientras en la sierra se ponía un sol grande y rojo, el kilómetro 0 se llenaba de banderillas coloradas. Daba comienzo la huelga general.

Los primeros delegados sindicales de Comisiones Obreras (CC OO) y la Unión General de Trabajadores (UGT) comenzaron a aglomerarse en la plaza en torno a las ocho de la tarde. Una tarima improvisada frente a la pastelería La Mallorquina presidía la reunión. A su alrededor se distribuían delegados, agentes antidisturbios, turistas despistados y un grupo de mariachis. Sobre el estrado, una pancarta con tres ies mayúsculas, denunciaba una reforma a su juicio «ineficaz, injusta e inútil».

A las 9 y con retraso empezó la tanda de discursos sindicales, precedida de una «copla- protesta» de ritmo pegadizo y versos como: «fuera la Merkel y el Sarkozy porque nos cuestan un potosí».

La primera en hablar fue la actriz Tina Sainz, dando cuenta de la actividad reivindicativa de su sector: «Puedo daros una larga lista de teatros y librerías que secundan esta huelga». Le siguió Miguel Ángel Abejón, secretario de Organización de UGT Madrid, que concluyó que «la Puerta del Sol es del pueblo», en respuesta a las reticencias de la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, que trató de evitar que la concentración de ayer y la manifestación convocada para las seis y media de esta tarde pasaran por la plaza.

En la misma línea que sus predecesores, José Ricardo Martínez, secretario general de UGT en Madrid, añadió que «Cifuentes no tiene autoridad moral para impedir que los ciudadanos ocupen civilizada y democráticamente la Puerta del Sol». En su intervención también criticó duramente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Javier López, secretario general de Comisiones Obreras en Madrid, aseguró que la noche sería recordada como «la de los piquetes limpios y democráticos» y no «como la de los piquetes rotos».

Méndez y Toxo

Parte del público asistente Por E. Pastrana

El turno de los representantes nacionales llegó con el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que también centró su exposición en las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. «La normalidad es que estemos hoy aquí pisando la Puerta del Sol. La anormalidad es que hayamos tenido que recurrir a los tribunales», ha afirmado.

El punto fuerte llegó cuando el sindicalista comparó el ritmo de las comparecencias previstas por el Ministerio del Interior con «los parte de guerra». Según Méndez, el Gobierno es «víctima del estrés» y confunde «el ejercicio de un derecho constitucional con un conflicto de orden público».

Méndez lanzó sus recriminaciones al ministro de Economía, Luís de Guindos, a quien acusó haber hecho una reforma laboral que va a empobrecer a la población española y a «hundirla aún más en la recesión».

Las ovaciones más intensas de la noche se las llevó Ignacio Fernández Toxo, secretario general de Comisiones Obreras, que repasó la respuesta de la huelga en los medios de comunicación (que la celebraron ayer, por su compromiso de informar). Según las cifras reveladas por Toxo, el seguimiento fue de un 90% en el diario El País, y de un 33% en ABC. También el fútbol estuvo presente en las palabras de Toxo. Según el dirigente sindica, «el Rayo Vallecano y el Celta se han sumado a la huelga».

Toxo dio «las gracias al Gobierno por ser los mayores propagandistas de la huelga al intentar impedir que se celebre en Sol».

Cerró la concentración el rapero Madan, que puso música y letra a la Federación de Industria de Madrid de CCOO: «Así no suena bien».

El colofón logró reunir al viejo y al nuevo sindicalismo en la Puerta de Sol. Segundos después de terminar la canción, la marea roja se ha desplazó a golpe de bocina y petardos hasta la plaza de la Cibeles. La manifestación se disolvió en las inmediaciones de la glorieta de Neptuno sin ningún incidente sobre las 10 de la noche.

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

More in Centro

Most popular

Most popular