Velero bergantín

Velero bergantín

 A la vuelta de la esquina, otra Navidad. No pasa el tiempo sino vuela un velero bergantín. Bergantín. No supe nunca qué significaba este término aunque siempre supe que era un velero. Tonto no era. Y memoria no me faltaba. Pero era el pasado. En el presente todo lo contrario, tanto me falta, que no sé ni lo que les iba a contar. Pero era sobre el tiempo, seguro. De cómo vuela, de cómo pasa sin darnos cuenta. Otra Navidad se acerca. En estos momentos, con tristeza. Se han muerto cuatro niñas en una macrofiesta y su memoria no se respeta en su totalidad. Se hablan de las muchas causas del incidente y a la inmensa pena de sus ausencias se une la pena de la sin razón de algunos. Pero no vamos a entrar en ese juego. Porque siempre hay que poner un punto. Un punto y final. Que con la muerte no se juega. La vida sigue y los días pasan. Con pena o sin ella hay que continuar y, de pronto, casi sin darnos cuenta, llegará la época primaveral. ¿Qué tiempo hará? Mejor que el presente, seguro, que se ha vuelto loco. Tanto que en otoño luce el sol y en primavera nieva. Pero eso, como lo otro, ya casi es pasado. No se debe insistir. Insistir, sí, al hombre del tiempo, o a la mujer, que ya casi hay paridad, para que nos lo cuenten de otra manera. ¿La propuesta? Que antepongan la previsión del mañana a lo que ya aconteció hoy. Se lo pido, se lo ruego. La paciencia tiene un límite y no quiero que ningún espectador la pierda. Y el tema les enerva a muchos. ¿A quién le importa si el sol ha salido hoy o no en Andalucía cuando ya es mañana? ¿Por qué contar lo que llovió en Galicia cuando lo que quieres saber es si lloverá? Esta vez, sí que es un absurdo. Lo que importa es el mañana, el ayer pasado está. Pero que no nos hagan perder el tiempo, el nuestro, que ya sabemos que vale oro.

Texto por: Iván Gurrea

Ver los artículos de Iván Gurrea

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero