Madrilánea

Toro Bravo, un pintor mesiánico

//

Sus cuadros revelan muchas inquietudes y grandes dotes artísticas. Sus palabras esconden una teoría filosófica. Pasarse por el taller de Toro Bravo en Alcalá de Henares es aterrizar en un mundo aparte

Toro Bravo perfila uno de sus cuadros

Toro Bravo perfila uno de sus cuadros. Fotos: B. García

La puerta del número 17 de la Calle de los Escritorios de la ciudad complutense está abierta, como siempre. Un cartel indica que se trata del «Museo de Pintura de Toro Bravo». No se escucha nada. A la derecha, en una estancia pequeña y repleta de cuadros y láminas, un hombre con una melena que le llega a la cintura y una barba igual de larga y blanca invita a pasar. Huele a óleo y disolvente. La vista se pierde entre tantos colores.

— ¿Es usted Toro Bravo?

— Sí, yo soy.

Sin ceder un segundo al silencio propone disfrutar de la sintonía que desprende su trabajo. «Si cierra los ojos y escucha un momentito, parece que hay una gallina picando trigo en una lata». Es cierto, es así como se expresa el bolígrafo Bic con el que siluetea la figura desnuda de una mujer en un cuadro que remata con diminutos puntos. Está sentado sobre una pequeña columna de periódicos viejos que ha convertido en butaca rematando la torre con unos cojines. No tiene una paleta con la que mezclar los colores: se sirve de un trozo de metal con forma triangular. Tampoco apoya el lienzo sobre ningún caballete.

Pasillo de entrada al Museo de Toro Bravo con láminas hasta en el techo

Pasillo de entrada al Museo de Toro Bravo con láminas hasta en el techo.

Todo a su alrededor es singular. Sorprende la cantidad de cuadros que hay en el lugar donde no sobra ni un centímetro. Incluso el techo está forrado de láminas. Sin embargo, no hay un orden claro. Pinturas religiosas se mezclan con estampas taurinas; mujeres desnudas comparten esquina con extraterrestres; paisajes de la ciudad de Cervantes realistas como fotografías guiñan un ojo a flores y bodegones, e incluso varios retratos suyos. Un maremágnun de ideas, de conceptos, de colores, de formas, de trazos… pero también de técnicas. De repente, la mirada se detiene en un mosaico de sellos sobre los que el artista ha dejado caer con maestría cuidadosos trazos que dibujan seres alados, un ramo de rosas o un toro encabritado. Podría ser discípulo de Dalí o de Picaso, o quizás haber heredado el gusto por la tauromaquia de Goya, pero nada de eso es posible cuando se trata de Toro Bravo.

— ¿Ha estudiado historia del arte, dibujo…?

— ¡Qué va! Toro Bravo es el tonto más tonto de todos los tontos juntos. Le dio por pensar, meditar y hacer oración y ahora es un mesías.

Sus centenares de cuadros no están a la venta. Puede haber excepciones, pero son sólo eso. Una venta es para Toro Bravo una ofensa. De su museo sólo pueden salir las postales de Alcalá de Henares que descansan sobre el expositor en una de las esquinas de su estudio.

 

Ejemplos de la variedad de pinturas que alberga el Museo de Toro Bravo

Ejemplos de la variedad de pinturas que alberga el Museo de Toro Bravo

Si hay algo que define a Toro Bravo es su facilidad de palabra. No es necesario tirarle mucho de la lengua. Así, sin más, comienza a desgranar un conjunto de ideas y conceptos que arman una filosofía propia. Filosofía que, por otro lado, ha plasmado en varios libros: Los Evangelios de Toro Bravo, Magia-Luz… Entre sus disertaciones merecen ser destacadas las siguientes:

No alcanzamos nuestros propósitos porque no concentramos todas las energías en ellos. Las dejamos fueras. Si tú concentras la mente en un punto puedes alcanzar lo que sea.

— Mi misión en este mundo es enseñar la inmortalidad física. Lo que de verdad se produce no es la muerte, sino un cambio en el alma. El alma es eterna y para vencer la muerte física lo único que hay que hacer es dirigir la descomposición biológica del alma en tu favor.

El mesías no duda de su inmortalidad y asegura que ya la ha puesto a prueba: «He tenido varios accidentes y nunca me ha pasado nada grave». Y con ese afán de contar que le caracteriza, el jienense muestra sus dotes taurinas. Su hijo fue quien lo descubrió, confiesa entre risas. Sin más, se levanta de su improvisada butaca y, con uno de los cojines haciendo de capa, comienza a emular a Cantinflas. O eso dice. Se entusiasma tanto que, haciendo gala de su enorme vocación didáctica, se arranca con la explicación de sus pases:

— El toro utiliza un ojo para mirar y el otro para embestir. Si tú le colocas la capa por la derecha, él se fija en esa dirección, va hacia ella con fuerza -detiene un segundo la explicación y gira su cadera hacia la izquierda acompañado de su improvisada capa- y entonces tú giras hacia el otro lado. El toro ya no puede cambiar la dirección porque ha cogido fuerza. Y te embiste por el otro lado.

Toro Bravo reflexionando

Toro Bravo reflexionando

Levanta la mirada del suelo como si escuchase los vítores de la plaza y, sin preámbulo, espeta: «Yo he sido torero, con vaquillas… no con toros de 500 kilos. Y en el futuro seré torero. Lo he visto». Preguntado por las burlas que circulan en la calle acerca de su locura, responde sin reparo: «A mí no me importa que me crean o no me crean. Nadie se quiere llevar las pruebas. Si se llevan las pruebas sería el fin de todo lo establecido».

12 comments Show discussion Hide discussion
  • j’ai eu beaucoup de plaisir à lire ce commentaire qui situe parfaitement l’homme singulier et son oeuvre
    bravo à cette journaliste un peu poète et à très vite…
    Garcia Hidalgo Bélen

    Marielou

  • Gracias por la entrevista, me ha gustado mucho con el cariño que la describes.

    Un saludo

  • Una lastima que no se pueda conseguir un cuadro de este artista, el arte esta para compartir y hacer disfrutar del sentimiento a mas gente

  • EN LA ARENA…¡TORO BRAVO.! CON BENITEZ Y TOMÁS Y EN LA BARRERA,SABINA Y EL PEQUEÑO NICOLAS. CURRO SEVILLA ARTISTA INTEGRO.

  • CURRO SEVILLA,60 AÑOS,ESPAÑOL,CON GRAVES DOLENCIAS FISICAS,PERO,EN PIE DE GUERRA. SIN VIVIENDA,SIN NINGUN TIPO DE PRESTACION Y ESPAÑOL. PERO SIN BAJAR LA GUARDIA. ME JODIERON LA VIDA,CUANDO ERA,PRACTICAMENTE,UN BEBE,CON ANTIBIOTICOS Y OTRAS SUBSTANCIAS TOXICAS,SUPERE LAS SECUELAS,EN MI JUVENTUD Y MI MADUREZ,INCLUSO,EL PARKINSON,VARIOS INFARTOS,EL PASADO AÑO,FUI INGRESADO EN EL CLINICO,CON UN HEMATOMA INTERNO,DE 12 CTM,EN LA FOSA ILIACA DERECHA,Y CUANDO,ME IBAN A ENTRAR,AL QUIROFANO,PEDI,EL ALTA VOLUNTARIA,A LAS POCAS HORAS,ANDABA POR AHI,DIFUNDIENDO,MI PROPIA OBRA PICTORICA, ¡LA VERDADERA CONFIANZA,EN DIOS,QUE ES LA VERDADERA JUSTICIA.!

  • […] MADRILÁNEA / Toro Bravo, un pintor mesiánico […]

  • ¡¡¡QUE TALENTO!!! A Y TE FELICITO POR UN NIETO QUE ES UN TALENTO.

  • ¡Busco una mujer,para compartir sueños,tengo 62 años,la deslealtad,no me dejo disfrutar de la vida,ni del placer,pero aún,me quedan ganas.. mov,arte.integro@gmail.com

  • Thanks for your personal marvelous posting!
    I definitely enjoyed reading it, you can be a great author.I will be sure
    to bookmark your blog and may come back someday.
    I want to encourage one to continue your great writing, have a nice evening!

  • Hello to every single one, it’s in fact a pleasant for me to pay a quick visit this web page, it contains priceless
    Information.

  • Toro Bravo,se crió,en la Andalucía seca,esa Adalucía,que según decía,el cantar,no era Andalucía,si no Castilla la nueva,como Castilla-la mancha,se llamaba antes,desde que fuera Al-andalus,hasta 1978. ¡Desde cuando Extremadura,lindaba con Soria o era parte,de la misma,por eso el dicho..SORIA PURA,CABEZA DE EXTREMADURA………….por eso y no por nada mas. TORO BRAVO,es como Don QUIJOTE,se mueve,mejor en tierras áridas,no árias,que aqí,la gente confunde SOCUELLAMOS,CON PARACUELLOS Y A UNA PALENTINA,CON UNA PALESTINA Y A UNA VALENCIANA,CON UN BOLLICAO.. ,pero Toro,no se conforma,con ser otro Quijote,que quiere,ser EL MESIAS,y tiene su Magdalena que una mujer,de tierra,menos seca,que Jaen,Soria o Extremadura,es murciana….Porque,le llaman loco¡,como le llamaban a Don QUIJOTE,pero de tonto,no tiene un pelo………..¡Y SABE,QUE DON QUIJOTE,HUBIESE ENLOQUECIDO,MUCHO MAS,SIN DULCINEA Y JESUCRISTO,HUBIESE SIDO UN POBRE HOMBRE,SIN MAGDALENA!

  • […] paintings grace the walls and even the Sistine Chapel-esque ceiling of the workshop – and the mysterious, messianic painter is always just around the corner, ready for a chat, or even an exchange of […]

Add a comment

More in Alcalá de Henares

Most popular