El peligroso vuelo de la cotorra argentina


El primer español que abrió la puerta de la jaula no imaginaba lo que se venía encima: una fuerza colonizadora, desplazamiento de otras aves, suciedad y mucho ruido. En el barrio no pueden ni verla

cuidado con la cotorra

En el parque de la Arganzuela todo el mundo ha oído hablar de ella. Muchos incluso la conocen de cerca, y no precisamente para bien. Agrada a los niños, no así a los mayores. «Con el miedo que me da a mí la película de Los pájaros… A ver si nos van a invadir», «Esas están mejor en la cazuela» (…).

Con una altura inferior a 30 centímetros y 150 gramos de peso, la cotorra argentina se ha convertido en enemigo público del barrio. Los vecinos temen su proliferación, echan pestes de sus chillidos y se quejan de sus «imponentes cagadas».

Las especies autóctonas, como los gorriones y las palomas, están siendo desplazadas: la cotorra los deja sin comida y coloniza poco a poco su espacio. «Será muy difícil combatirla. Incluso competirán con las fortísimas urracas, pues hay una fuerza intrínseca en toda especie que comienza en un nuevo territorio: esa fuerza colonizadora de los inicios de la vida», vaticina la bióloga Mónica Fernández-Aceytuno, especializada en la divulgación de la naturaleza en prensa.

cotorra de cerca

Una cotorra se alimenta de migas de pan. Fotos: Cristina Sánchez

La cotorra argentina, originaria de América del Sur, recorre las zonas verdes de Madrid desde que alguien soltó a su mascota en un parque cercano, que para esta ave es lo más parecido a la selva. «Esto es lo que le sucede a toda especie que por alguna razón se ha saltado las barreras biogeográficas de las que nos habló Wallace, precursor de El origen de las especies», dice la bióloga y escritora.

En cautividad, las cotorras monje o verdigris (Myiopsitta monachus), como también se conocen, llegan a pronunciar palabras y frases. La que tiene Alejandra en su casa dice “Kuki” (su propio nombre), “¿qué pasa!” y “guapa”, además de lanzar besos. Su dueña le prepara la bañera en el lavado, y allí ella se lava y chapotea.

«En realidad es un animal bonito e inteligente –sostiene un hombre de mediana edad que tuvo un acuario durante treinta años-, solo que son depredadoras y se adaptan perfectamente». Este vecino sabe que en la Arganzuela han quitado nidos y que lanzan redes para capturarlas, «como con las palomas». «Aunque te digo una cosa, yo vivo en un primero y no veas las cotorras que hay en mi portal hablando de todo el vecindario».

comida

Al fondo, un grupo de cotorras deja sin comida a las palomas

El único modo que Madrid Salud, el departamento de control de plagas del Ayuntamiento, tiene de hacer frente a la invasión de cotorras, es la eliminación de nidos, que pueden alcanzar un gran peso y tamaño y corren el peligro de caerse y dañar el árbol.

Fernández-Aceytuno no los ha visto de cerca, pero sabe que nidifican en la copa de los pinos y que son coloniales: puede haber más de una pareja criando en el mismo nido. El antiguo dueño del acuario sí se ha encontrado con alguno, y afirma que son inmensos y muy compactos.

Una de las cosas que peor llevan los vecinos son las cagadas de estos pájaros, tan malolientes por la acidez del guano, explica la bióloga. «Te cae una en el coche y pa quitarlo… Son enormes, como las de gallina», señala un anciano cuyo hijo ha vivido esta experiencia. Y sus chillidos: un canto monódico, gutural y estridente que es bastante molesto.

Tampoco les hace gracia que se coman todo lo que se les pone por delante, desde restos de comida de los niños hasta el pan que se les echa a las palomas, pasando por los huevos y los nidos de los gorriones. Según la Fernández-Aceytuno, aunque es una especie granívora ha podido volverse omnívora, y comer de todo lo que encuentre en los parques. Para otro anciano de la zona, la cotorra argentina es un animal destructor: «Lo exterminan to. Son bichos malos; malos. Los vecinos están hartos», garantiza.

bonita

La cotorra argentina es similar a un periquito, aunque de mayor tamaño

Las primeras referencias sobre estos pájaros en medios españoles se remontan a 2010: «Una plaga de cotorras dispara las alarmas» (ABC); «La cotorra argentina amenaza con convertirse en una plaga en Barcelona» (RTVE). Ese año Barcelona, con 2.500 ejemplares, era la ciudad europea con mayor población de cotorras argentinas. La colonia crecía entonces a un ritmo del 8% anual.

A una mujer que pasea por la avenida le ha llamado la atención que estas aves vayan siempre en grupo y que haya «tantas ya en el barrio». Jóvenes y mayores coinciden en que la cotorra también vuela por Madrid Río, la Casa de Campo y el Retiro. De hecho, otro vecino cree que se desplazaron a esta zona cuando, en 2005, empezaron las obras en Madrid Río.

«Irán expandiéndose de parque en parque seguramente hacia otros países europeos», alerta la bióloga, autora del libro El viento en las hamacas. Hace veinte años, cuando un español osado se dirigió a la jaula y abrió la puerta, no calculaba las consecuencias de su atrevimiento.

arboles

Cae la tarde en el parque de la Arganzuela, donde dos cotorras son vistas a contraluz

 

Tags: , , ,

Texto por: Cristina Sánchez

Ver los artículos de Cristina Sánchez
«Hay dos formas de difundir la luz: ser la lámpara que la emite o el espejo que la refleja». Lin Yutang

19 Respuestas to “El peligroso vuelo de la cotorra argentina” Subscribe

  1. marisa 29 noviembre, 2012 en 23:32 #

    tambien me ha gustado mucho , un besazo.

  2. Enrique 18 abril, 2013 en 10:50 #

    ¿Porque los Ayuntamientos no hacen nada con la plaga
    de cotorras? Esto se va a convertir en un problema
    social y de convivencia. Menos comentarios y mas
    actuar.-

    • milla 31 diciembre, 2013 en 17:32 #

      Problema social? El único problema social son los españoles… sucios, gritan, tienen todo el aire contaminado en sus ciudades… dejen en paz a los animales que no jode a nadie….

      • ESPAÑOL 21 mayo, 2014 en 0:35 #

        TÚ DE DONDE ERES?DONDE VIVES?ERES DE OTRO PAÍS Y DE ESTE NO TE GUSTA ALGO?PUES VETE A TOMARLA UFFFF QUE ASCÓ DAS

        • Milla 6 octubre, 2014 en 20:40 #

          Lo solucionan todo matando… sociedad primitiva… y asquerosa… y no se podía esperar otra cosa de un país que ve cultura y arte en torturar hasta la muerte a un toro… son de lo peor…

          • Erica 25 febrero, 2015 en 6:12 #

            Totalmente de acuerdo con vos Milla.

        • Honesta 29 noviembre, 2018 en 1:54 #

          Españoles son una basura nunca más doy alojó tengo una cotorra y ni un quinto de repulsiva sucia y gritona que los españoles

      • ana 7 agosto, 2014 en 14:50 #

        muy buena ademas q si, los mas gritones somos los españoles y ya los marroquis q vienen por el ramadan entre mierda, gritos y violencia….luego hablamos de los animalillos…q lastima de vida con tanto ignorante y paludurdo!!! enrique haztelo mirar y piensa en aniquilarte tu solo!

  3. lucy 21 junio, 2013 en 19:41 #

    mas atencion deberian ponerle a las plagas de borrachos, yunkis y gente maluca, quienes si tienen un estilo de vida realmente peligroso, ni que decir de los pedofilos y pederastas que esos si que abundan, tambien a los carteristas que cada vez abundan mas, y ni que decir de las plagas de rumanos q vienen a atracar y matar a la gente, no les parece mucho mas importante erradicar esas pkagas que a unos pajaritos?

    hombre cojan oficio, seguro q esto es un escrito de algun amargado q no tiene vida y la coge contra las cotorritas, resentido al q nadie aguanta sus ruidos y sus grandes cagadas

    con tantas fuerzas ayudaran a los humanos que si son una plaga destructora, ruidosa y llena de porqueria….

    • lucy 21 junio, 2013 en 19:48 #

      claro asi es el ser humano, q verguenza, la naturaleza es como es, recibe al hombre, a su invasion, a su porqueria, y si un pajaro quiere sobrevivir, ahi vienen este tipo de gañanes que ya piensan en sacarlos y destruirlos porque les molesta sus voces

      y nuestros ruidos que molestan a los animales que? y toda la naturaleza q el hombre destruye que? y toda nuestra caca que?

      todo el daño que le hacemos al medio ambiente que? el que escribio esto es un verdadero egoista y narcicista q cree q es el dueño del mundo, del cielo y de los arboles. pues enterate de q no eres nada, ah eso si, a gente como esta no me extrañaria que se le caiga un nido de estos encima, pues a lo mejor esta es una forma natural de combatir las plagas de humanos que si son realmente una gran amenaza!!!!!!!!!!!!

    • jose 9 octubre, 2014 en 13:23 #

      Me encanta tu comentario y estoy de acuerdo contigo mas les valiera juzgar a los animales racionales q se mean y otras cosas en la via publica pero con esos no se atreven A los niños les encantan esos loros como dicen ellos.

  4. Vito 21 junio, 2013 en 21:34 #

    Yo he visto las cotorras en un parque de Aluche y puedo asegurar que sus cagadas no son más grandes que las de un gorrión. Además conviven perfectamente con ellos y con las palomas, comparten, no se pelean y además son un toque exótico bastante agradable a mi modo de ver.

  5. El de Pedralbes 14 octubre, 2013 en 19:02 #

    Cuando Picasso tenía pocos años de vida ya se sabe que dibujaba por vicio. Era un incansable copista de todo lo que le rodeaba. Tengan en cuenta que nació en el 1881, o sea, que hace muchísimo tiempo que fue niño, hijo de un pintor académico ¿Por qué me refiero a él? No, no he confundido el blog, ni el argumento, sino que me apoyo en esos tantísimos dibujos que ya hacía éste de pequeño, donde convivían las mismas cotorras con gorriones y palomas en cualquier parque de Málaga. No hay que alarmarse con especies invasoras. Así como la naturaleza les permite su adaptación, ella misma se las arregla para que no expulse a las especies autóctonas. Creo que el tema responde al mismo chovinismo que se escucha a todas horas. También lo he oído con la abeja invasora Apis Mellifera que invadió Catalunya desde el puerto de Burdeos y es “peligrosísima” Si buscan este artículo se sorprenderían, pues parece dedicado a los inmigrantes, parece responder a sentimientos que nada tiene que ver con el ecosistema.

  6. enebrus 19 noviembre, 2013 en 17:41 #

    Una ciudad peligrosamente ruidosa como Madrid no necesita a estas cotorras. Son una grave molestia y el que crea que no quitan el alimento a otras aves no conoce las elementales leyes de la Naturaleza. Yo prefiero la presencia de gorriones y mirlos, que parece que comen lo mismo.
    Y, desde luego, también me molestan otros ruidos, pero no voy a pedir que se quiten las sirenas a los coches de los bomberos.

    • ESPAÑOL 21 mayo, 2014 en 0:37 #

      VAMOS LO MISMO QUE LOS INMIGRANTES,A VER SI SE VAN TOD@S

  7. Maya 20 junio, 2014 en 11:42 #

    vamos a ver, a los defensores de animalitos, no es que nos molesten las cotorras en particular. Es que no pintan nada aquí, están compitiendo con la fauna autóctona natural. No han llegado de forma natural, sino en aviones para venderlas a gente que quiere tener animales encerrados en jaulas prisioneros y luego le aburren y los sueltan donde sea, como las tortuguitas. Yo defiendo a todos los animales en su habitat natural, me gusta observarlos y dejarlos en paz, no enjaularlos.
    Creo que habría que quitar las cotorras con medios suficientes, para evitar males mayores, no por el ruido y las caquitas, sino para savaguardar nuestra fauna.

  8. ana 7 agosto, 2014 en 14:48 #

    la peor plaga y el peor ser vivo q esta invadiendo y destrozando todo a su paso es el ser humano…solo hay q ver como quiere solucionar cuando se ve “supuestamente amenazado” por otra especie…venga a matar a todo bichillo viviente!!

    me encantaria q hicieran limpia, pero de personas cotorras, gritonas, estupidas, ladronas, violadores, asesinos…eso si q acarrea un inmendo peligro para la poblacion y NADIE dice ni hace nada!

    los animales, al fin y al cabo hacen lo q son ser animales, pero los humanos se creen y hacen lo q los animales cuando lo unico q somos es ser unos h. de p…a

  9. Alex 13 septiembre, 2014 en 16:46 #

    Sinceramente tengo ganas de que invada a todas las palomas y gorriones porque esos si que no valen para nada. Las cotorras son aves super inteligentes, simpáticas, sociables y preciosas. Para regular su procreación no hace falta que las capturen y exterminen, mejor dadle 4 tiros bien dados a los que idearon la ley de captura y exterminio. Como siempre Ppsoe

    • Pep 23 noviembre, 2014 en 23:09 #

      Los goriiones son aves autóctonas, que mantienen a raya la población de insectos. Las palomas son otro cantar, ya que proliferaron de las grandes ciudades desde los años 80. Son avesgresivas con otras especies y muy dañinas. Las cotorras también. Así que antes de hablar, piensa un rato o al menos, infórmate mejor, tarugo.

Deja un comentario

Una Nochebuena de contrastes en Madrid

La capital vive de formas muy diversas las fiestas más entrañables del año. Los más pudientes pueden degustar los menús más exquisitos, mientras que las personas sin hogar pueden festejarla gracias a la solidaridad del Padre Ángel

Cortylandia: 40 ediciones de ilusión infantil

Tras años de historia, se ha convertido en uno de los símbolos de la Navidad madrileña, atrayendo a turistas de todos los rincones de España

Las exposiciones que no te puedes perder esta Navidad en Madrid

Desde muestras fotográficas, históricas y pictóricas hasta esculturales, todo tiene cabida en la capital

Hablemos de derechos humanos

El Ayuntamiento de Móstoles celebra el 70 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con una semana cargada de actividades culturales

Lavapiés despierta con protestas contra el desahucio de Pepi Santiago

Gracias al apoyo de los vecinos, fue paralizado por quinta vez el desalojo de la señora de 65 años y sus dos hijas

«Los ángeles de la guarda existen»

De lunes a viernes, los voluntarios del comedor social La Casita de Fuenlabrada trabajan sin descanso durante toda la mañana para ofrecer un plato caliente a personas sin recursos