¿Adoptados o apropiados?


La familia Iniesta, una de las 300.000 afectadas por la desapareción de niños. Estos bebés robados, hoy adultos, reclaman el derecho a conocer su verdadera identidad
Bicicleta ninot | Fotos: J. L. G.

Bicicleta ninot | Fotos: J. L. G.

El lunes 3 de junio de 1957, entre las seis y las siete, en el Hospital Sanjurjo de Valencia —hoy Doctor Peset—, nace con el día el primer hijo de Francisca Coria Ballesteros, ahora con 79 años. Ese mismo día, a última hora de la tarde le comunican al padre, Antonio Iniesta, de 80 años, que el bebé ha fallecido. Confiados, preguntan qué deben hacer ante el desgraciado desenlace. Les contestan que no se preocupen por nada, ellos se ocuparán de todo. Tampoco les entregan documento alguno. El ginecólogo de la seguridad social que la atendía durante la gestación, le aseguraba que el feto se desarrollaría sin problemas.

Al año siguiente, nació Antonio y en años posteriores Francisco Javier y María de los Ángeles. Esta vez, ante la desconfianza en dicho hospital, los padres deciden asumir el riesgo de llevar en casa los tres partos siguientes sin ningún incidente.

En la primavera del año 2011, la aparición de casos de tráfico de bebés en los medios de comunicación despiertan sus sospechas. Al tener conocimiento de la existencia de redes de compraventa de recién nacidos y su posterior inscripción como hijos biológicos en las familias de acogida, «decidimos investigar y contactamos con la asociación SOS bebés robados». En España, se estiman en 300.000 los casos de niños desaparecidos. Estos bebés robados, hoy adultos, reclaman el derecho a conocer su verdadera identidad.

En un primer momento, solicitan el historial clínico. Les informan que gran cantidad de ellos, desaparecieron en el incendio del hospital el 16 de enero de 1984. Les entregan la ficha de registro de ingreso de la madre en el hospital, donde se menciona que nació y murió un supuesto varón.

Durante el parto, intervienen dos médicos. El Doctor Oliver refleja como causa de ingreso la ‘enfermedad’ de doña Francisca. El Doctor Ruiz refleja dos motivos de alta, uno expresado como ‘muerte’. En el reverso del mismo parte de ingreso, se recoge otra anotación: distocia social. Según la definición de la SEUP (Sociedad Española de Urgencias de Pediatría), hace referencia a un «estado de condiciones socio-ambientales adversas que pueden interferir en el desarrollo físico y psico-afectivo del niño».

Deciden preguntar en el Cementerio Municipal, donde consta el registro de inhumación a nombre de la madre, con el cuerpo del bebé como feto, especificando como causa de la muerte la ‘asfixia’. Les entregan un certificado que sitúa el cuerpo en una fosa común. En el Registro Civil, les informan que todos los legajos de aborto anteriores a 1973 han desaparecido, sin dar más explicaciones. Solo existen las de los años comprendidos entre 1959 y 1963. El legajo de abortos es un documento fundamental que certifica que el bebé muere antes de transcurrir 24 horas de su nacimiento. En él consta el médico que atendió a la parturienta, el que certificó la defunción y la licencia de inhumación.

Ante estas incoherencias, el padre sospecha que su hijo «ha podido ser objeto de sustracción con evidente engaño», como reza la denuncia, por cuanto se llevan al recién nacido del hospital sin entregárselo a sus padres. Ellos vivían en el grupo Santa-Rosa, en Benicalap, y él poseía un trabajo estable, por lo que no cabe hablar de distocia social. Cree que durante el parto en el hospital regentado por monjas de la Caridad de San Vicente de Paul, una de las matronas se llevó al recién nacido con la madre sedada, mientras otra seguiría asistiéndola.

«No recuerdo el parto en el hospital, si bien los otros tres partos los recuerdo perfectamente», afirma la madre con seguridad. La matrona que la atendió en el primer parto en su casa, le comentó «veo que en tu primer parto te rajaron pero no te cosieron». Todos los indicios parecen indicar que la anestesiaron. Unido al hecho de que su marido Antonio no acudió al hospital hasta la tarde, tras salir del trabajo, deja el caso sin testigos familiares. «Nunca se nos hubiera ocurrido denunciar a un médico o a un hospital» declaran. No por miedo o porque no quisieran defenderse, sino porque nunca se hubieran podido imaginar que estaban sufriendo el robo de su hijo.

Antonio Iniesta en la Puerta del Sol

Antonio Iniesta en la Puerta del Sol

Antonio ha prometido a sus padres hacer todo lo posible por encontrar a su hermano. Ha recorrido Valencia con su bicicleta «ninot» y también recorre el centro de Madrid recogiendo firmas para apoyar la demanda ante la Fiscalía General del Estado.

El hijo, quien lleva el nombre de su padre, reconoce emocionado que sus padres Francisca y Antonio, se sienten culpables al recordar su candidez por confiar en los médicos cuando contaban poco más de veinte años.

No imaginaban la sorpresa que les aguardaría cinco décadas más tarde.

Tags: , , , , ,

Texto por: J. López García

Ver los artículos de J. López García
(Asturias, 1969) Tras pasar los últimos 20 años como físico en la Universidad de Oviedo, ahora me encuentro de corresponsal en la calle Montera.

8 Respuestas to “¿Adoptados o apropiados?” Subscribe

  1. Ana María García Rodriguez 21 diciembre, 2012 en 12:51 #

    Cualquier suceso que tenga como protagonistas a víctimas inocentes, sean niños, personas o colectivos indefensos, me produce una fuerte reacción de rechazo por lo que tiene de injusticia al tratarse de un abuso de poder, sin descartar que, en algunos casos, la intencionalidad fuera buena y caritativa.
    Nunca debemos olvidar que los sentimientos no son patrimonio exclusivo de los más poderosos.

  2. Paz García Ramos 22 diciembre, 2012 en 20:18 #

    Espero que te llegue mi comentario: lo de los niños robados, terrible.

  3. felix garcia 24 diciembre, 2012 en 12:05 #

    vaya impotencia y frustracion que deben de tener los afectados de estos engaños

  4. mdelcarmen 4 enero, 2013 en 14:04 #

    Es terrible que estos casos hayan estado sucediendo hasta supuesta mente 1990, ¿Sería el gobierno de entonces consciente de este tipo de prácticas? Cada día me asombro más y a su vez me avergüenzo de la impunidad de la que gozan algunos mandatarios. Es obligación de todos nosotros de reclamar unas medidas de identificación y sistemas de seguridad eficientes en los hospitales para evitar que estos casos vuelvan a suceder. Actualmente existen otras alternativas a la hora de identificar un bebé que imposibilitan el robo o el intercambio gracias a la identificación por biometría. Echad un vistazo:
    http://www.icn-tech.com/blog/blog/2012/11/27/toma-de-huella-tradicional-vs-biometria-dactilar/

  5. antonio 2 marzo, 2013 en 19:20 #

    Agradecer a todos vuestros comentarios de apoyo … Así como a este medio que se ha hecho eco de esta causa.
    Esto ha ocurrido e insisto, sigue ocurriendo con otro escenario … (ver testimonio de primera mano):
    http://www.youtube.com/watch?v=vAaVKx9jx0o&feature=youtu.be)
    Tener conocimiento de un año para otro de estos infames hechos que se han llevado a cabo en el reino de españa durante más de 50 años y siguen, para mi es de lo más aterrador e inadmisible.
    Se trata de un acto terrorista estatal que ha traicionado a miles de familias con miles de identidades quebradas … ¡Razones? ¡Ideológicas y económicas!!! … Ahora comprendo por qué hay cosas que no se enseñan en los libros de historia … Lo único que interesa es ocultar el pasado y ahora sale toda la mierda a la luz pública gracias a la era de Internet, claro, la información en plan masivo y en tiempo real, elemento con lo que no contaban los diablos responsables … Toda esta sangría viene de muy lejos … http://buscoserqueridobio.es/bsqb_03_html/bsqb_03_ht_05_ninosrobados_pia/pia_ht_z_bsqb_zip/bsqb_spain_story/bsqb_03_ht_07_tragic_spain_story_01.html
    Comentar que estamos todos los domingos primero de cada mes en pta. del sol de Madrid a partir de las 11h30 hasta las 13h30 … Gracias … BuscoSerQueridoBio.es

  6. inmaculada almagro lopez 13 junio, 2014 en 21:01 #

    hola busco a mi tia si alguien encuentra en su partida de nacimiento el nombre de francisca lopez trujillo es mi tia estoy arta ya llevo años buscando mi correo es fiel_83@hotmail.es muchas gracias espero respuestas cuanto antes mejor un saludo soy inma

    • inmaculada almagro lopez 13 junio, 2014 en 21:03 #

      nacio entre el 1964-1960 nacio en hospital maria cristina madrid capital gracias

  7. antonio iniesta 18 noviembre, 2015 en 18:54 #

    Hola Inmaculada AL … El hospital que mencionas debe ser la clínica Sta Cristina dónde operaba Sor María Valbuena … te indico este enlace en el que puedes contactar con las asociaciones de Madrid … Por si no lo has hecho todavía … De cualquer forma, si tienes la oportunidad de acudir allí cada domingo primero de mes (Pza. Puerta del Sol) … Podrás contactar directamente con nosotros y obtener más información sobre la polémica clínica Sta Cristina … änimo … Nosotros estamos luchando por que se produzcan reencuentros …

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero