José Robles y ARCO, un encuentro inevitable


José Robles debuta en ARCO con un proyecto en el que defiende el estílo de su galería con el ánimo de que sirva como un punto de inflexión en su carrera
José Robles debuta en ARCO con una línea honesta a su estilo. Foto:V.R.A

José Robles debuta en ARCO con una línea honesta con su estilo. Foto: V. R. A.

José Robles es de esas personas que deben de creer en el destino. En ir quemando etapas hasta que sucede lo irremediable. Su galería debuta en ARCO en este 2013, con Javier Fresneda como artista principal.

La Galería José Robles se encuentra en un local en la Calle Belén número 2, en el madrileño barrio de Chueca. Es en ese lugar donde preparan su desembarco en la próxima edición de ARCO. ¿Nerviosos? Lo justo y necesario: «Siempre tienes respeto cuando muestras tu trabajo. Vamos a competir y nos van a comparar con los mejores del ámbito internacional». Pero ese respeto a lo que la feria representa no es producto de un deseo desenfrenado por aparecer en ella. El proceso ha sido tranquilo y con etapas marcadas de antemano. Y parece que eso no es lo habitual en el arte contemporáneo: «Es muy típico en España abrir una galería e inmediatamente centrar tu objetivo en entrar en ARCO», afirma Robles. Muy al contrario, este galerista es un convencido de que existe un recorrido que puede hacerse sin necesidad de entrar en ARCO. Y ese es exactamente el ejemplo de su galería. Durante varias ediciones, José Robles se convirtió en un asiduo de Just Mad. Pero todas esas ferias son diferentes, el foco no se amplía tanto y el artista es mucho más protagonista. «En ARCO vamos a ser solo una pequeña parte», aquella que representa al arte joven español.

Trampolín profesional

Para Robles, ARCO no era una obsesión, pero en cierta manera parece inevitable que, si se quiere despuntar y ganar visibilidad, hay que pasar por ella. «Llega un momento en tu trayectoria que tienes que entrar porque es una forma de ampliar tu horizonte de trabajo. No intentar entrar en ARCO habría significado un parón para mi carrera. Era en cierto modo una inercia. Yo no fui buscando ARCO, pero se cruzó en mi camino».

Pero a juzgar por lo que nos cuenta, y la manera de contarlo, da la sensación que el camino estaba muy marcado. Esta ha sido la primera vez que compitió por entrar en ARCO, y la dirección de la feria confirmó una presencia que a nadie ha pillado por sorpresa. «Creo que lo que han valorado es que somos una galería con un criterio muy personal y con unas líneas claras». ¿Y cuáles son esas líneas maestras? Robles lo define como una creación con arreglo a su criterio, en la que se intenta fichar artistas sin galería, y no buscar al que está más de moda. Una suerte de canalización de energías en una misma dirección. «Creo que la clave es llevar una línea honesta».

En última instancia parece que esos han sido los puntos fuertes que le han abierto las puertas de la feria de arte contemporáneo más importante de España. «Quería presentar un proyecto fiel al espíritu de esta galería, que sirviese para cualquier feria, no solo para ARCO». Ese proyecto estará encabezado por Javier Fresneda, y contará además con Rui Calçada Bastos, Pedro Luis Cembranos y Maíllo, que a sus 27 años refrescará ARCO con su «insultante juventud», como la define Robles.

¿Cuál es el objetivo final de ARCO para el público? «A Arco se va a comprar, no a aprender de arte. Las ferias no están para eso, ese es un papel para las galerías. En las ferias se va a comprar. ¿Y cómo va a estar el mercado? El año pasado lo salvaron las compras extranjeras. Y este año parece que será igual. Porque el mercado nacional está muerto. José Robles afronta ARCO con presión pero sin miedo a desnudarse ante el público. No tiene intención de mostrarse en ropa interior para no arriesgar. Quiere convencer sin variar ni un ápice el estilo de su galería.

José Robles

Galerista: José Robles Dirección: C/ Belén , 2 28004 Madrid Horario: Martes a Sábados de 11.00 a 14.00 h y de 16.30 a 20.30 h.  Domingo y Lunes: Cerrado. Web: www.galeriajoserobles.com

Tags: , , , , , , , ,

Texto por: Victor Ruiz de Almirón

Ver los artículos de Victor Ruiz de Almirón
«Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros».Marco Tulio Cicerón

Sin comentarios.

Deja un comentario

El negocio de los vecinos del Metropolitano: aparcar en la calle por 15 euros

Varios residentes del distrito alquilan de forma ilegítima plazas de estacionamiento en la calle aprovechando el colapso que se genera en el estadio rojiblanco los días de partido

Un asentamiento de mendigos, calvario de los vecinos del Puente de Ventas

Un grupo compuesto por unos 30 gitanos de origen rumano y presuntamente víctimas de una red de trata lleva años siendo foco de problemas en la zona

Sexo descontrolado entre desconocidos en el Cerro de los Ángeles

La suciedad y la inseguridad causadas por ciertas prácticas sexuales se han convertido en un problema para el municipio de Getafe

Platos gourmet a partir de una lata de conservas

Frinsa, una de las marcas de referencia del sector, apuesta por elevar el prestigio de los productos del mar enlatados

Porteros: un oficio en peligro de extinción

El clásico oficio de portero que custodia y habita en la comunidad de vecinos parece dejar paso a las empresas de conserjería con trabajadores multidisciplinares

«¡A todo el mundo le ha dado por el punto y el ganchillo!»

Cada martes por la tarde un grupo de mujeres se reúne en un restaurante de Collado Villalba para tejer con fines solidarios