Una cena en las alturas


El restaurante más alto de España se levanta 160 metros sobre el suelo. Se llama Espacio 33 y se encuentra en el complejo Cuatro Torres Business Area
Vista nocturna de las Cuatro Torres desde una posición privilegiada. Foto: Cristina Cruz Orozco

Vista nocturna de las Cuatro Torres desde una posición privilegiada. Foto: Cristina Cruz Orozco

Espacio 33, propiedad del grupo catalán Paradis, puede presumir de ser el restaurante más alto de España. Sus amplias cristaleras permiten degustar una comida o una cena de sabor mediteráneo con la villa y corte a los pies.

Situada en la planta 33 de Torre Espacio, sus 160 metros de altitud superan a la Torre Agbar de Barcelona (145 metros) y a la Torre Picasso de Madrid (157), aunque no al Gran Hotel Bali de Benidorm (186). Contemplar la metrópoli como una maqueta es un privilegio que recuerda -salvando las distancias- a los rascacielos de Estados Unidos o Canadá. De hecho, Espacio 33 le llega al Empire Estate a la altura de la cintura (éste mide 381 metros, sin contar el pináculo).

Mesa de Espacio 33 con espectaculares vistas de Madrid. Foto: Paloma Rodríguez Almoguera

Mesa de Espacio 33 con espectaculares vistas de Madrid. Foto: Paloma Rodríguez Almoguera

 Para llegar a este elevado restaurante hay que atravesar territorio británico, canadiense, australiano y holandés. Pero que nadie se inquiete: este territorio sólo comprende el de sus respectivas embajadas. Es por esto que es imprescindible presentar el DNI a la entrada del rascacielos, así como pasar bajo un arco detector de metales. El personal del restaurante acompaña a los clientes en el ascensor de alta velocidad hasta una estancia dividida en dos ambientes por un gran mural. El estilo es elegante y sobrio. El servicio, muy esmerado. El precio para dos personas, en torno a los 110 euros.

Torre Espacio es el cuarto edificio más alto de España. Un estudio de Jaime Alarcón López de la Manzanara, de OHL, concreta su ‘talla’ y explica su forma peculiar. «Tiene una altura de 236 metros y 57 plantas sobre el nivel del suelo. Éstas, que tienen forma cuadrada en la base, se modifican a medida que aumenta la altura hasta alcanzar una forma ojival, siguiendo una curva representada matemáticamente por la función coseno». La torre es la sede social de la constructora OHL (Obrascón Huarte Lain S.A.), perteneciente al Grupo Villar Mir.

Interior del restaurante, con el mural que separa los dos ambientes. Foto: P.R.A.

Interior del restaurante, con el mural que separa los dos ambientes. Foto: P.R.A.

 Con todo, Torre Espacio es la más bajita de sus ‘hermanas’. La Torre de Cristal, su vecina más próxima, se lleva el honor de ser el edificio más alto de España, con 249 metros. Torre Bankia le sigue de cerca, con 248’3. Y la Torre PwC (PricewaterhouseCooper) es la tercera más alta con poco más de 236. Torre Espacio tuvo sus cuatro meses de gloria como techo de la patria (del 24 de noviembre de 2006, cuando superó a la blanca picassiana, al 29 de marzo de 2007, cuando Cristal le arrebató el cetro).

El proyecto de construcción fue desarrollado por el equipo de arquitectos Pei, Cobb, Freed & Partners de Nueva York y promocionado por la Empresa Inmobiliaria Torre Espacio, según un informe de Elena Rodríguez Almoguera y Ana Belén Peiró Villanueva, del cuarto curso de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (Politécnica). Su trabajo señala que el Grupo Villar Mir impuso unos condicionantes para el proyecto, por ejemplo el uso de hormigón de alta resistencia para favorecer la seguridad del inmueble. Siguiendo este mismo estudio, el rascacielos está dotado de un cinturón de rigidez a dos tercios de su altura, el cual refuerza la seguridad de la torre.

Como curiosidades adicionales, Torre Espacio está coronada por una de las banderas de España más grandes que existen y cuenta, en la misma planta 33, con una de las capillas católicas que más se acercan al cielo. No en vano don Antonio María Rouco Varela, cardenal arzobispo de Madrid, bendijo solemnemente este edificio el día 3 de febrero de 2000, según reza la placa correpondiente.

De izquierda a derecha, las torres Bankia, PwC, de Cristal y Espacio. Foto: C.C.O.

De izquierda a derecha, las torres Bankia, PwC, de Cristal y Espacio. Foto: C.C.O.

Tags: , , , ,

Texto por: Francisco Delgado-Iribarren Cruz

Ver los artículos de Francisco Delgado-Iribarren Cruz
Liberal-conservador, monárquico y católico. Interesado por la política y el pensamiento como formas de mejorar la sociedad, me gusta conocer y debatir ideas desde el respeto.

Sin comentarios.

Deja un comentario

Bob Pop: «Si escribo algún otro libro lo haré con alguien más, ya solo me aburro»

El bloguero, columnista y presentador de televisión Bob Pop —Roberto Enríquez— recibe el Premio Blasillo. Habla con Madrilánea sobre su carrera, lo políticamente incorrecto y el galardón

Las historias que deberíamos estar contando sobre los inmigrantes, según Eileen Truax

La periodista recuerda que la migración es un fenómeno inherente al ser humano y dice que lo que le falta a la prensa es ir más allá de los números, hablando de personas y generando empatía

Entre el inglés y el español: la simbiosis del Periodismo latinoamericano «made in USA»

Nancy San Martín, del periódico Nuevo Herald, y Selymar Colón, del canal de televisión Univisión, reivindican los beneficios de la diversidad hispana en las redacciones estadounidenses

Periodismo contra el reloj

Antonio Rull, Dori Muñoz y Juan Rodríguez Talavera han dado las claves para aprender a interpretar los datos de audiencia en la segunda jornada del Congreso de Huesca

Los cibercafés como lugar de trabajo: viajar y emprender para difundir

Juan Pablo Meneses aporta desde su experiencia como emprendedor qué le ha llevado a desarrollar plataformas orientadas al beneficio de los periodistas

Selymar Colón: «Si un poderoso habla bien de un periodista, el periodista debe preocuparse»

Periodista experta en medios sociales, Colón participa en el Congreso de Periodismo de Huesca para hablar del periodismo latino en los Estados Unidos