La marca personal: visado de independencia


El experto en desarrollo de marcas Andrés Pérez Ortega expone en Huesca las claves del futuro periodístico en la era digital

Andrés Pérez García considera imprescindible crearse una marca personal. E.J.

En sus inicios, la marca personal o «personal branding» era un concepto asociado a grandes ejecutivos. Pero el devenir del mundo profesional ha querido que los periodistas también deban aprender a venderse. Andrés Pérez Ortega no es uno de ellos. Este químico agrícola que ha lanzado al mercado más de medio millar de productos llegó al Congreso con la lección aprendida.

«¿De qué vais a vivir si no os contrata ningún medio?», preguntó a los asistentes, expectantes tras sus pantallas. Hasta no hace mucho no había respuesta, pero las nuevas tecnologías han despejado el camino. «Cada uno de estos periodistas tienen una marca propia», dijo Pérez Ortega señalando una enorme pantalla con los rostros de Paloma Gómez Borrero, Ana Pastor y Jon Sistiaga. «¿Eso lo tenéis vosotros? Consciente de la importancia de la retórica, rebautizada como «story telling», Pérez Ortega se responde a sí mismo: «Si sois unos «comodities» tenéis que empezar a pensar quién va a ser vuestro cliente».

La pérdida de credibilidad de la profesión, que equipara a la de los políticos, urge una respuesta: la independencia. «Tener un blog no es nada malo… El blog es tu casa y en tu casa no tienes que darle explicaciones a nadie. Es tu escaparate y te lo llevas el día que te echen». En cuanto a Twitter, el ponente desaconsejó que los periodistas se conviertan en «twitterlianos» porque no podrán «contentar a todo el mundo en las redes sociales». La clave está en los valores que cada uno logre transmitir a su audiencia.

A pesar de las dificultades, también hay ventajas. «La mayoría de la gente no sabe procesar información. Vosotros sí», dijo Pérez Ortega a sus oyentes, a los que definió como «proveedores de información».

Si cumplen estos pasos, con «mucho valor y los valores muy claros», triunfarán. La primera tarea ya está encargada: «Dedicad los próximos tres días a pensar qué queréis ser: Jon Sistiaga, Paloma Gómez Borrero o, si no os gusta el periodismo, cualquier otra cosa. No pasa nada, yo soy químico agrícola».

Tags: , , , ,

Texto por: Elena Jorreto

Ver los artículos de Elena Jorreto
A punto de lanzarme a la incertidumbre laboral, disfruto escribiendo sobre la cultura y averiguando las causas de los problemas que nos rodean.

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época