Iñaki Gabilondo: «Hay que apostar. El mundo que hemos conocido se cae»


Con medio siglo de experiencia en el oficio, Iñaki Gabilondo se muestra optimista respecto al futuro del periodismo
Iñaki Gabilondo charla con Ignacio Escolar. Foto: C.S.

Iñaki Gabilondo charla con Ignacio Escolar. Foto: C.S.

Recién llegado de un viaje, Iñaki Gabilondo nos atendió brevemente por teléfono el jueves. Al día siguiente completamos la entrevista en el hall del Palacio de Congresos, donde un grupo de compañeros le informaba de un nuevo proyecto digital. Se despidió para clausurar el Congreso de Periodismo Digital de Huesca junto a Ignacio Escolar.

¿Cuál es el mayor mal del periodismo?

¿El mayor mal o el mayor problema? El mayor problema es que está en riesgo su supervivencia y debe encontrar su camino. Pero el mayor mal es que los periodistas se han alejado mucho de la gente, como los políticos.

Publica desde hace más de dos años un videoblog en El País. ¿Echa en falta nuevos líderes de opinión?

A la sociedad le hacen falta referentes de cualquier tipo, sociales, morales… Ahora mismo hay una crisis de referencias, por eso cuando se elige un Papa el mundo se vuelve a mirar. Es una época de formidable confusión.

Qué aporta Internet a la sociedad?

Lo que está ocurriendo es que estamos inaugurando un tiempo que no ha hecho más que empezar. Estamos en el primer minuto del partido. Es la inmensa riqueza de posibilidades que la red brinda, mezclada con el caos generalizado. Internet es el mundo entero a nuestra disposición.

¿Estamos más cerca del conocimiento gracias a la red?

Creo que la gente más joven está haciendo unas valoraciones cerradas. Están pasando todas las cosas a la vez y no tenemos los elementos de juicio para hacer razonamientos muy cerrados. Vamos a ver. Internet es un mundo nuevo.

¿Están sustituyendo los periodistas a la noticia en Twitter?

Ese es un detalle de todo lo que está pasando, pero no me parece un rasgo muy relevante.

¿Cómo será el periodismo dentro de veinte años?

No tengo la menor idea. El mundo que hemos conocido se cae, pero mientras unas puertas se cierran otras se abren simultáneamente. Vemos con claridad cómo se cierran, pero solo intuimos cómo se abren las demás. El futuro no está escrito.

¿Cómo deben afrontarlo los jóvenes?

Es importante entender que lo que está pasando está pasando. La gente joven cree que el mundo es como es y será así para siempre. El futuro será mejor o peor, pero diferente. La duda tiene muchas más posibilidades que la coyuntura. Hay que apostar.

Tags: , , , , ,

Texto por: Elena Jorreto

Ver los artículos de Elena Jorreto
A punto de lanzarme a la incertidumbre laboral, disfruto escribiendo sobre la cultura y averiguando las causas de los problemas que nos rodean.

Sin comentarios.

Deja un comentario

Los estudiantes «pelearán» el 14N para acabar con el machismo en las aulas

Erradicar el porno como «referencia sexual» es una de las muchas reivindicaciones que plantea la plataforma Libres y Combativas de cara a la huelga general de este miércoles

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón controlará sus calles con cámaras y lectores de matrículas

Con esta medida de seguridad se pretende optimizar la labor de la Policía Local

Las «pop up» reinventan el comercio madrileño

Estas tiendas efímeras enriquecen aún más la «Milla de Oro» de la capital

Los libros invaden Móstoles en el XX aniversario de su biblioteca

La Biblioteca Central de Móstoles celebra su XX aniversario con la II edición de la «Ruta de la Palabra», un programa de actividades que busca acercar la lectura a los vecinos del municipio en la segunda quincena de octubre

Los colegios de Fuenlabrada se vuelcan en una carrera contra la leucemia infantil

Los alumnos de seis colegios del municipio madrileño se han sumado a la iniciativa solidaria «La Vuelta al Cole» de Unoentrecienmil para contribuir a la investigación de esta enfermedad

Arte a pie de calle: los espectáculos circenses llegan al Barrio del Pilar

Ocho jóvenes apasionados del circo recorren España con actuaciones gratuitas que triunfan entre los niños y convencen a los padres