José Cervera: «Google es nuestro enemigo»


La era postindustrial ha llevado al periodismo a un camino sin retorno en el que las viejas formas de ejercer la profesión ya no valen para una sociedad cada vez más fragmentada
Javier Cervera durante la ponencia de «Periodismo postindustrial»

José Cervera durante la ponencia de Periodismo postindustrial

La era industrial ha muerto, pero el periodismo aún no lo sabe. Esta es la idea que José Cervera, periodista y profesor, ha querido transmitir en la ponencia Periodismo postindustrial durante el último día del Congreso de Periodismo Digital de Huesca.

Al hilo de la publicación en español del informe Periodismo Postindiustrial: adaptación al presente, del Tow Center for digital journalism de la Columbia Journalism School, Cervera ha comparado las formas de hacer periodismo con una fábrica en cadena: «La clave es fabricar muchos productos iguales, y cuantos más fabricas, más vendes».

El periodismo basaba su mecanismo no en la información, sino en grandes industrias (como las imprentas) que producían en serie un producto informativo. «Ha sido un éxito. La era industrial ha puesto al alcance de mucha gente muchos productos de consumo», ha dicho el profesor en referencia a la época dorada del periodismo y su romance con la publicidad.

El fin de la era

«Somos magníficos: distribuimos información para muchos, pero dando todos lo mismo», ha resumido Cervera. Pero la era industrial ha muerto, y según el profesor, la sociedad ya no es una masa, sino que busca la diferenciación. «Entramos en una era en la que se persigue la individualidad. Pero nosotros estamos empeñados en hacer la información de la misma manera», ha asegurado refiriéndose a que los medios hacen productos dirigidos a una masa.

Cervera ha explicado la labor del periodista durante todos estos años, relegada a la selección de lo que era relevante en función de su criterio personal, basado sobre todo en la velocidad de dar la primicia. «Lo que ofrecíamos era la información que importa. Que es lo que puedes saber y qué es lo de lo que puedes prescindir».

Entonces irrumpen las nuevas tecnologías. Y Google con ellas. «Google es nuestro enemigo porque es un mecanismo alternativo de relevancia, igual que Facebook», ha explicado Cervera. Opina que en esta nueva etapa la relevancia se mide por la proximidad, por las redes sociales, por las conexiones cercanas entre amigos, que son los que postean las informaciones en su muro y lo que al final llega a cada individuo. Porque, en opinión del profesor, «ya no leemos ni gratis».

El futuro del periodismo

Por eso la clave está en el cambio de mentalidad. Cervera apuesta por «desinstalar» el complejo industrial que tiene el periodismo y especializarse en nichos de población. «Hay muchas posibilidades de segmentación, pero lo que está claro es que lo que no vale seguir vistiendo todos igual».

Y en busca del método perfecto aún se encuentran los medios. «Dicen en el libro que la fórmula perfecta es la que le funcione a tu proyecto. Debemos quitarnos de la cabeza la rotativa y pasar a ser empresas de verdad dedicadas al conocimiento. Todo lo demás es pulpa».

Tags: , , ,

Texto por: Patricia Biosca

Ver los artículos de Patricia Biosca
"Deseo poder escribir algo tan misterioso como un gato" E.A. Poe

Sin comentarios.

Deja un comentario

El negocio de los vecinos del Metropolitano: aparcar en la calle por 15 euros

Varios residentes del distrito alquilan de forma ilegítima plazas de estacionamiento en la calle aprovechando el colapso que se genera en el estadio rojiblanco los días de partido

Un asentamiento de mendigos, calvario de los vecinos del Puente de Ventas

Un grupo compuesto por unos 30 gitanos de origen rumano y presuntamente víctimas de una red de trata lleva años siendo foco de problemas en la zona

Sexo descontrolado entre desconocidos en el Cerro de los Ángeles

La suciedad y la inseguridad causadas por ciertas prácticas sexuales se han convertido en un problema para el municipio de Getafe

Platos gourmet a partir de una lata de conservas

Frinsa, una de las marcas de referencia del sector, apuesta por elevar el prestigio de los productos del mar enlatados

Porteros: un oficio en peligro de extinción

El clásico oficio de portero que custodia y habita en la comunidad de vecinos parece dejar paso a las empresas de conserjería con trabajadores multidisciplinares

«¡A todo el mundo le ha dado por el punto y el ganchillo!»

Cada martes por la tarde un grupo de mujeres se reúne en un restaurante de Collado Villalba para tejer con fines solidarios