Las piezas sueltas del Gaiás


Tras doce años de obras, la crisis paraliza de nuevo la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela
Dos hombres observan la Ciudad de la Cultura desde el Monte Gaiás. EFE

Una pareja observa la Ciudad de la Cultura desde el Monte Gaiás. EFE

El Parlamento gallego ha decidido detener la construcción de los dos edificios que completarían la Ciudad de la Cultura, el complejo arquitectónico de Santiago de Compostela ideado por el expresidente de la Xunta Manuel Fraga en 1999. Ideado para conciliar el patrimonio con el conocimiento, el proyecto iba a estar terminado hace diez años y no sobrepasaría los 108 millones de euros. Hoy, triplicado el gasto y cuadruplicado el tiempo, su sucesor Alberto Núñez Feijóo no considera una prioridad terminarlo mientras 50.000 gallegos menores de treinta años buscan trabajo.

El hombre es proclive a la creación por la destrucción. Lo demuestra sobradamente Percival Bartlebooth en La vida: instrucciones de uso, la novela de Georges Perec. El objetivo vital del inglés era pintar 500 marinas en 20 años para después despiezarlas, componerlas en puzles y, finalmente, disolver las pinturas hasta restaurar el aspecto original del papel.

Algo parecido le ocurrió a Peter Eisenman, el arquitecto de la Ciudad de la Cultura, en 2001, cuando comenzó a vaciar el monte Gaiás para recrear su cima con seis edificios: el museo de Historia de Galicia, la Casa Mundo, la Biblioteca, la Hemeroteca, el Escenario Obradoiro, el Edificio de Servicios Centrales y las Torres de John Hedjuk. Rodeadas por un bosque de 25.000 metros cuadrados, las dos primeras piezas de este puzle arquitectónico se inauguraron en 2011. Un año después Manuel Fraga murió sin ver su sueño hecho realidad.

Si Barthlebooth se despidió del mundo con la última pieza del puzzle en la mano, lista para completar el rompecabezas de su vida, el expresidente de la Xunta se llevó dos: el Centro de Música y las Artes Escénicas y el Centro de Arte Internacional. Dos piezas de 175 millones. Y parece que no será el único en perderse el fin de un espectáculo que la Xunta ha cerrado por vacas flacas. Ahora toca negociar con las constructoras una indemnización de entre 4,5 y los 18 millones. Veremos qué números marcan los dados tras rodar por la ladera del Gaiás.

 

Tags: , , , , ,

Texto por: Elena Jorreto

Ver los artículos de Elena Jorreto
A punto de lanzarme a la incertidumbre laboral, disfruto escribiendo sobre la cultura y averiguando las causas de los problemas que nos rodean.

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época