¿Es necesaria la nueva Ley de Seguridad?


El Gobierno prepara una ley que sancionará con dureza determinadas acciones en la vía pública. ¿Cree que es necesaria?
SÍ - M. JORQUERA

SÍ – M. JORQUERA

La democracia no es una asamblea feliz que se rija a golpes de emotividad. La democracia es la primacía de la ley sobre los caprichosos vaivenes del espíritu humano. A nuevos desafíos, nuevas normas. El nuevo proyecto de Ley de Seguridad que maneja el Gobierno tiene como principal objetivo proteger las instituciones del Estado frente a los antisistema que solo buscan desprestigiar el pacto constitucional de la Transición. Frente a las falacias de los alarmistas, la nueva ley no busca criminalizar las protestas ni coarta las libertades, porque no se puede considerar libertad el acoso a los representantes de la soberanía nacional. La ley pretende proteger la seguridad de la Policía y la Guarda Civil, con una lógica prevención a la hora de fotografiarlos. Igualmente, protegen el honor de los cuerpos, zaheridos de forma inmisericorde en oscuros aquelarres como el montado por Bildu en Alsásua (Navarra). La sociedad exige mayor contundencia para conductas como el botellón, el destrozo de mobiliario urbano, el maltrato de animales, la prostitución callejera, el dichoso láser… Solo desde una peligrosa ingenuidad se puede estar en contra de esta ley, que pretende actualizar las normas de convivencia en unos tiempos difíciles.

 

NO - S. MONTERO

NO – S. MONTERO

La ley es un intento de amordazar las quejas de los ciudadanos. Hace unas semanas, unos mossos pegaron una paliza a un empresario en el barrio de El Raval que acabó provocándole la muerte. Los supuestos abusos de los agentes fueron denunciados y difundidos gracias a los vídeos que grabaron unos ciudadanos. Si esta ley hubiera estado vigente cuando se produjo el hecho, esas grabaciones serían ilegales y los vecinos se convertirían automáticamente en delincuentes, arriesgándose a una multa de hasta 600.000 euros por filmar a los policías. Una ley que sanciona protestas pacíficas (como los escraches o las manifestaciones no autorizadas ante el Congreso) es profundamente anti-ciudadana por mucho que nos engañen con el nombre. La del Gobierno es una estrategia de represión de manual: la “seguridad” vuelve a ser la excusa para maquillar lo que en realidad es un recorte de libertades. Ya no tiene uno derecho ni a quejarse. Habrá mucha gente que no proteste ni salga a la calle por miedo a las sanciones que son muy desproporcionadas. ¿Quién puede pagar 600.000 euros por protestar frente a la casa de un político o 30.000 por beber en la calle? La ley está mal planteada desde su propia estructura: mezcla botellón, prostitución, escraches o manifestaciones en un mismo proyecto legislativo. Si quieren que los ciudadanos nos sintamos seguros, que los partidos políticos multen a los delincuentes que tienen en sus filas. Así todos nos sentiríamos un poco menos estafados. No es de extrañar que el Gobierno se lo haya pensado dos veces y haya decidido posponer su presentación ante el Consejo de Ministros.

Tags: , , , , , ,

3 Respuestas to “¿Es necesaria la nueva Ley de Seguridad?” Subscribe

  1. Amparo 26 noviembre, 2013 en 0:18 #

    Señor M. Jorquera, me gusta su definición de democracia, pero creo que todavía, es usted joven, no se ha dado cuenta de que en este país no hay una democracia. Es imposible, pues no se puede pasar de un régimen totalitario a una democracia sin que haya habido antes una ruptura. La transición fue un maquillaje, se pretendió pasar página a la historia sin haber leído la página. Por eso estamos ahora así,siguen los mismos y la podredumbre que hay en todas las instituciones está carcomiendo a la sociedad. Habla de proteger las instituciones del estado, esas instituciones que están al servicio del pueblo y que las sustenta con sus impuestos, por eso el pueblo como paga, también quiere protegerlas pero de la tanda de corruptos que campan por ellas a sus anchas sin responsabilidades ni culpas. ¿No se ha dado usted cuenta de que en este país nadie es responsable de nada? Ahora bien, si unos estudiantes de secundaria se manifiestan pacíficamente con un teléfono en el bolsillo, hay que criminalizarlos porque están acosando a las fuerzas de seguridad, que fíjese usted por donde llevan porras y todo tipo de artilugios que no dudan en emplear a ciegas si reciben una orden,sin pensar si es racional o irracional y para terminar como dijo Unamuno “tendrán la fuerza pero no tendrán la razón” .
    Un saludo

    • E. Vasconcellos 10 diciembre, 2013 en 13:24 #

      Suscribo lo que dice. No voy a recurrir al lema del despotismo ilustrado porque ya está muy trillado, y tampoco me voy a poner a explicar aquello del paternalismo y la libertad negativa porque otros lo harán mejor que yo.

      Pero pregúntate, Jorquera: ¿La seguridad de quién? Y otro topicazo, ya lo siento: si los partidos mayoritarios se juegan a las cartas el CGPJ, ¿quién nos protege del protector?

  2. Juan Diego 6 febrero, 2014 en 11:56 #

    jorquera, me parece q no te has dado cuenta, pero se está castigando a las libertades individuales de un modo desmesurado. 600 euros de multa por beber una lata de cerveza en una plaza vacía, sentado en un banco, sin molestar a nadie. aparecieron 3 tios vestidos de paisano para sorprenderme en mi acto delictivo. no se de donde sacas tus razonamientos, pero yo aquí solo veo medidas recaudatorias abusivas e injustas

Deja un comentario

Bob Pop: «Si escribo algún otro libro lo haré con alguien más, ya solo me aburro»

El bloguero, columnista y presentador de televisión Bob Pop —Roberto Enríquez— recibe el Premio Blasillo. Habla con Madrilánea sobre su carrera, lo políticamente incorrecto y el galardón

Las historias que deberíamos estar contando sobre los inmigrantes, según Eileen Truax

La periodista recuerda que la migración es un fenómeno inherente al ser humano y dice que lo que le falta a la prensa es ir más allá de los números, hablando de personas y generando empatía

Entre el inglés y el español: la simbiosis del Periodismo latinoamericano «made in USA»

Nancy San Martín, del periódico Nuevo Herald, y Selymar Colón, del canal de televisión Univisión, reivindican los beneficios de la diversidad hispana en las redacciones estadounidenses

Periodismo contra el reloj

Antonio Rull, Dori Muñoz y Juan Rodríguez Talavera han dado las claves para aprender a interpretar los datos de audiencia en la segunda jornada del Congreso de Huesca

Los cibercafés como lugar de trabajo: viajar y emprender para difundir

Juan Pablo Meneses aporta desde su experiencia como emprendedor qué le ha llevado a desarrollar plataformas orientadas al beneficio de los periodistas

Selymar Colón: «Si un poderoso habla bien de un periodista, el periodista debe preocuparse»

Periodista experta en medios sociales, Colón participa en el Congreso de Periodismo de Huesca para hablar del periodismo latino en los Estados Unidos