The Goma: «Los galeristas debemos ser un poco profetas»


Este espacio joven de creatividad estará en ARCOmadrid por segunda vez en sus tres años de vida. Llevará a la Feria una propuesta de marcado componente escultórico

Entre Atocha y Tirso de Molina hay una travesía que parece importada de alguna ciudad de la meseta. Estrecha e íntima, en la calle Fúcar conviven adoquines, comercios minoristas y varias galerías de arte contemporáneo. Un contraste simbólico y representativo de una zona de Madrid que le debe mucho a la pintura y otras artes visuales. En el número 12 de esa calle nació hace ahora tres años la galería The Goma, que estará presente en ARCOmadrid por segunda vez en su historia.

enrique-radigales

Enrique Radigales estará en ARCO con la galería The Goma por segundo año consecutivo. Foto: enriqueradigales.com

El fundador y propietario de este espacio joven de creatividad es Borja Díaz, que guarda un buen recuerdo de su debut en la Feria. «Me fue muy bien porque conseguí cubrir costes, que es casi imposible. Fue un resultado muy bueno para una primera vez». The Goma consiguió no pagar la novatada en su estreno, pero Díaz es prudente.

Conoce los riesgos que implica una feria de esta dimensión para galerías «pequeñas» como la suya: «Tienes unos costes muy grandes y como la obra que vendes no tiene un precio elevado, necesitas vender mucho para obtener un rédito», asegura. «Es muy difícil no perder dinero en la Feria, pero si no estás en ARCO no vas a ningún lado. Tienes que encontrarte con tus clientes y vender a nuevos coleccionistas».

Entre el 19 y el 23 de febrero, The Goma llevará cuatro artistas a su estand en el Ifema: José Luis Cortés-Santander, Ana Santos, Pierre Descamps y Enrique Radigales, el único español y el único que repetirá presencia en ARCO. El mexicano Cortés-Santander expuso hace poco en The Goma, el francés Pierre Descamps le ha cogido el testigo hace apenas unos días y Ana Santos es uno de los grandes talentos de Portugal y está nominada a los premios EDP. «Atraviesa un gran momento», resume su galerista.

«Si te sale mal una feria puedes incluso cerrar la galería», asegura el dueño de The Goma

Una de las funciones del galerista es elegir qué artistas y qué propuestas llevará a la Feria. Una decisión que el director de The Goma toma atendiendo a una serie de factores: «Todo depende de cuántas ferias hagas, del tamaño de tu estand o de qué artistas has puesto el año pasado. Yo intento rotarlos, que cada uno tenga su oportunidad». Igualmente, tiene muy clara la propuesta que llevará en su segunda participación en ARCO: «Me gusta elegir un tema e hilar el trabajo de todos los artistas. Este año vamos a tener un componente escultórico muy importante y expondremos obras al límite del readymade».

Talento visionario

Para no equivocarse apostando por una determinada tendencia, Borja cree que «la formación, la novedad y la profundidad» son fundamentales, aunque reserva un porcentaje al buen ojo del galerista: «Es una cuestión de riesgo también, de ser un visionario como son los artistas. Tenemos que ser un poco profetas y ver qué es lo que puede valer en un futuro y qué no».

«Es muy importante que el contenido de la obra esté en concordancia con la forma y que este lenguaje esté ligado a un contexto que lo valide. No tiene sentido que un pintor español pinte hoy a la manera fauvista si no tiene una buena justificación para ello.».

pierre-descamps

«Piece of wall, concrete #5», de Pierre Descamps

ARCO es una gran oportunidad para creadores y galeristas pero también una semana en la que todos se juegan mucho. Detrás del aparente telón de lujo y exclusividad hay un riesgo altísimo para los mecenas, que pueden ver cerrado su negocio si no aciertan con sus decisiones. «Te estás jugando mucho dinero y, si te sale mal una feria, puedes incluso cerrar la galería. Hay veces que los galeristas se lo juegan todo, que se meten en un estand de cien metros que les cuesta 40.000 euros. Pero si nos va mal, tenemos que cerrar la galería». El galerista cree que las ferias son «un escaparate» para las personas que «no han podido pasar por las exposiciones a ver las piezas», pero no las da mayor relevancia. «A mí lo que más me importa es hacer buenas exposiciones en la galería. Una feria es algo paralelo, pero lo realmente importante es hacer exposiciones buenas», insiste este madrileño de 34 años.

«Las piezas hay que verlas en el contexto de la exposición, esa es la mejor manera de comprar». ¿La obra se desnaturaliza en una feria? «Totalmente. No por el sitio en sí, sino por el conglomerado, la masificación de obras y que no están en contexto con las demás que han estado expuestas».

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Texto por: Jorge Sanz Casillas

Ver los artículos de Jorge Sanz Casillas

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hablemos de derechos humanos

El Ayuntamiento de Móstoles celebra el 70 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con una semana cargada de actividades culturales

Lavapiés despierta con protestas contra el desahucio de Pepi Santiago

Gracias al apoyo de los vecinos, fue paralizado por quinta vez el desalojo de la señora de 65 años y sus dos hijas

«Los ángeles de la guarda existen»

De lunes a viernes, los voluntarios del comedor social La Casita de Fuenlabrada trabajan sin descanso durante toda la mañana para ofrecer un plato caliente a personas sin recursos

Una historia de la posguerra en la cárcel de Torrijos

La residencia de ancianos situada actualmente en Conde de Peñalver se convirtió en prisión tras el estallido de la Guerra Civil. Uno de sus inquilinos más ilustres fue el poeta Miguel Hernández, quien compuso en los cuatro meses que pasó en su interior el poema de «Nanas de la cebolla»

La «nueva poesía» desborda las redes sociales

Los versos de autores jóvenes se abren camino en estas plataformas donde pueden alzar la voz y mostrar sus letras

Ciudad Lineal cierra el año como uno de los distritos con menos inversión

A finales de octubre, el sector lideraba la cola en cuanto a gasto ejecutado por las distintas áreas municipales