El peregrino que desempolvó la ruta de los caballeros de Santiago


Manuel Rossi, vecino de Rivas, ha recuperado el antiguo camino de peregrinación al Monasterio de Uclés

Imagen 1 De 7

Peregrinos hacia el Monasterio de Uclés. Foto: M. R.

Autores: Daniel Nebreda y Sara Montero

En lo alto de un pequeño cerro, bañado por el río Bedija, se alza flamante y majestuoso el Monasterio de Uclés, cuna de una de las órdenes religiosas más prestigiosas de la historia española: los caballeros de Santiago. Guiados por un hombre, un grupos de peregrinos deshacen hoy  las pisadas que estos cruzados realizaron antaño.

Manuel Rossi nunca imaginó que comenzaría la obra más importante de su vida con 53 años. Peregrino incansable, se dirigía a venerar la Cruz de Caravaca cuando el padre Julián, de Horcajo de Santiago (Cuenca), le salió al paso y le animó a conocer el monasterio de Uclés. Desde entonces, vive para recuperar la tradición y la historia de este sagrado lugar y ha construido con sus propias manos su camino desde Madrid a Cuenca.

La leyenda del monasterio sedujo por completo al caminante. Rossi sucumbió ante la idea de conectar la Iglesia de Santiago de Madrid –muy cerca de la catedral de la Almudena– con el monasterio, alejado de cualquier ruta peregrina. La pequeña villa de Uclés tiene una especial importancia en la historia de España: Fue la sede de la Orden de Santiago. Nació en 1170 por mandato del rey Fernando II de León para defender la frontera musulmana-leonesa. Pronto comenzaron a proteger y dar cobijo a los peregrinos de los distintos caminos en sus hospederías.

Guiado por el padre Julián, Manuel Rossi comenzó a estudiar cada papel que caía en sus manos sobre esta vía ancestral de peregrinación. A través de un minucioso análisis de escritos de la época, Rossi fue trazando el camino original que discurre entre la Iglesia de Santiago en Madrid hasta Uclés. Las vías antiguamente no estaban señaladas, cada peregrino iba por donde podía. «He intentado marcar el Camino de Uclés por la senda que seguían los caballeros de la Orden, pero estos caminos se encuentran sepultados por carreteras como la de Valencia».

Ardua tarea

Rossi, empresario en paro, ha gastado 6.000 euros de su bolsillo en el camino. «La gente cree que se ha hecho solo», explica. El proceso de marcado fue la tarea más ardua que ha tenido que acometer. El objetivo era claro: evitar el peligro de las carreteras. Por eso, se aprovecha de sendas verdes como Madrid Río y la Vía Verde del Tajuña. Los peregrinos, a pie o en bicicleta, solo tienen que seguir las marcas emblemáticas de la Orden de Santiago: la cruz roja con fondo blanco que Manuel Rossi ha pintado por los 144 kilómetros del trazado.

Manuel Rossi ha pintado toda la señalización del camino. Foto: M.R.

Manuel Rossi ha pintado toda la señalización del camino. Foto: M.R.

El camino es una obra artesanal. Rossi diseña, corta y pule cada hito que guía a los peregrinos en su propia casa de Rivas. Aunque ya no mantiene su empresa de servicios generales, que cerró por la crisis, hace las veces de carpintero, pintor o diseñador sin horarios ni sueldo. Este proyecto se ha convertido en su única dedicación. Sus señales en blanco y rojo son tan únicas que la gente se las lleva como recuerdo a casa sin permiso del autor: «Cada cartel me lleva 20 días de trabajo. Los pongo y desaparecen al día siguiente», comenta decepcionado Rossi. Pero el trabajo no se limita al taller. Cada primavera tiene que reponer los destrozos que el invierno ha dejado a su paso. Señales que se borran o hierbas que ocultan las indicaciones son sus principales enemigos.

Un camino cada vez más transitado

Más de 1.388 personas han peregrinado al Monasterio de Uclés desde que se inauguró el 17 de abril de 2011. Su secreto está en que es corto, cercano a la capital y fácil de transitar. Tiene carril-bici en algún tramo y está adaptado para los minusválidos. Para establecer un cálculo, Manuel Rossi entrega a cada persona una credencial hecha a mano por él mismo para que el peregrino la selle en cada pueblo. «Si la gente va a realizar la peregrinación es mejor que vaya con credencial. Además de llevar un control, también lo hacemos por seguridad», explica el ideólogo del camino, que ya ha entregado 146 «uclesianas», documentos que testifican que el peregrino ha completado su aventura.

Este flujo de peregrinos comienza a repercutir en la economía de los pueblos por los que discurre. Muchos ayuntamientos miran el camino como una forma de mejorar el turismo en zonas pequeñas y poco conocidas. Los negocios se benefician de la llegada de estos visitantes y comienzan a tenerlo en cuenta a la hora de mejorar su oferta: «Paran en el bar para tomarse un café. Aún no son muchos, pero a veces les hacemos algún descuento», comentan desde el restautante y pensión La Peseta, en Barajas de Melo. Algunos alcaldes ven en este tipo de turismo rural y ecológico una oportunidad: «Es un camino pequeño, pero tiene mucho potencial. Estamos apostando por ello. Vamos a abrir un albergue para acoger a más personas», explica José Carlos Villalvilla , alcalde de la localidad madrileña de Estremera: «Aunque en invierno pasa menos gente, en verano sí se nota la afluencia».

«La crisis aprieta y todo el dinero para el camino lo he puesto de mi bolsillo», explica Rossi en referencia al poco apoyo económico que recibe de las administraciones públicas. Uclés, con su alcalde Ángel García a la cabeza, le ha dedicado dos monolitos al autor y Arganda del Rey, según afirma Rossi, le ha prometido dedicar unos baldosines con las conchas simbólicas del Camino de Santiago en el municipio. Algunos fondos provienen de la Asociación de Amigos del Camino de Uclés, una organización sin ánimo de lucro con 14 socios. Cada uno aporta su granito de arena con 12 euros al año.

La creación de Manuel Rossi no se queda sólo en una dirección. El experimentado caminante ha creado otra vía alternativa para realizar el Camino de Santiago. «Muchos peregrinos parten de Uclés, pasan por Madrid y continúan a Santiago de Compostela», comenta Rossi. Esta ampliación de la vía de Uclés responde a un deseo de los peregrinos: «La gente de Castilla – La Mancha y alrededores se desplazaba a Madrid o a otro lugar para hacer el Camino de Santiago y ahora pueden partir desde su tierra».

A Rossi le quedan pocos caminos por recorrer en toda España. Su único deseo es hacerlos en compañía de su mujer: «Es lo único que echo de menos en mis viajes en solitario». Ella puso la primera marca con él y su ayuda ha sido vital para alcanzar este ambicioso propósito. El sabor agridulce, mezcla de alegría y tristeza al acabar el camino, seguirá acompañando a los exhaustos peregrinos cuando crucen las puertas del imponente Monasterio de Uclés.

 

Recorrido del camino por municipios

Foto: R. R. W.

Foto: R. R. W.

1. Iglesia de Santiago en Madrid

2. Rivas

3. Arganda del Rey

4. Morata de Tajuña

5. Perales de Tajuña

6. Tielmes

7. Carabaña

8. Estremera

9. Ballester

10. Barajas de Melo

11. Huelves

12. Monasterio de Uclés


Tags: , , , , , , , , , , ,

5 Respuestas to “El peregrino que desempolvó la ruta de los caballeros de Santiago” Subscribe

  1. URCELA 31 enero, 2014 en 15:18 #

    Excelente trabajo el de Manuel Rossi, está aún por ver el final, porque poco a poco seguirán llegando más peregrinos-

    Pero tengo que precisar que este no es un camino histórico, desde Uclés se enlazaba con Madrid, por Lillo y Valdemoro, y de ahí al Camino de Santiago.

    Adelante a todos con iniciativas como esta¡¡

    • Mabel 31 enero, 2014 en 17:11 #

      Manuel Rossi ,eres una persona excepcional ,siempre pendiente del camino ,de ti y de todos los peregrinos ,haciendo las flechas para el camino ,peticiones para muchos de nosotros ,eres humanidad ,bondad ,entrega y sacrificio .
      Y yo siempre y eternamente te estaré agradecida al igual que mi ángel ,porque es de bien nacido ser agradecido ,jolines os admiro un montón ,me teneís como una pèregrina más y no lo soy ..si de corazón ,pero haceis que ese sueño desde mi niñez ,lo viva a través de vosotros.
      Buen camino peregrino !!! ..Mil gracias

      • MANUEL ROSSI 31 enero, 2014 en 19:25 #

        después de meses de duro trabajo fui desechando todos aquellos recorridos que tenían un peligro para el peregrino..

        al final me decidí por el camino marcado porque tiene un 60% acceso a minusvalidos …y en un 90% prohibido a vehículos….

        Lo mas importante de un camino es que el peregrino este lejos del peligro de los coches…

        Y EL CAMINO DE UCLÉS ESTA ENTRE LOS MEJORES EN ESTE ASPECTO…

        EL PEREGRINO TIENE QUE SALIR Y TERMINAR SU CAMINO CON LA MAYOR SEGURIDAD POSIBLE…ESO ES LO MAS IMPORTANTE LA SEGURIDAD DEL PEREGRINO.

  2. Trini 31 enero, 2014 en 18:01 #

    Manuel solo puedo decirte GRACIAS si asi con mayusculas tu dedicacion y entrega a TU Camino ( ese q estoy deseando hacer).La verdad no se como no te desanimas con todos aquellos q son amigos de lo ajeno y tu una y otra vez repones con tu esfuerzo dinero.Gracias y sigue adelante

  3. César Cervera Moreno 2 febrero, 2014 en 3:20 #

    Bueno y gracias a los redactores del artículo por ayudar a difundir la monumental obra del hombre que señaló con su dedo hacia Uclés… ¿o no?

Deja un comentario

Locales emblemáticos de Madrid: «Cabezonería por resistir»

Madrid está plagada de rincones centenarios que son la historia viva de la ciudad y que hoy sobreviven a duras penas a los ritmos de los nuevos tiempos

Los prostitutos, de la calle a la red

Los pasos de chaperos y gigolós por las saunas, los pisos de alterne y los céntricos rincones de Madrid redirigen ahora al entorno digital

El excampeón de muay thai amateur: «La técnica vence a la fuerza y la estrategia vence a quien sea»

El pinteño Dennis Lara, campeón de España de la anterior edición de IFMA, competirá este fin de semana en el Muay Thai Revolution 6

Álex de la Iglesia: «Hago cócteles con el material que me encuentro»

«El Bar» es la nueva apuesta del bilbaíno que se ha inspirado en sus experiencias vividas y hasta hay un guiño a los Rolling Stones

Mendigos rumanos: marionetas de la mafia

Grupos criminales obligan a ciudadanos de etnia gitana procedentes de Europa del Este a practicar la mendicidad en las calles de Madrid

Escape room, o la puerta a la felicidad

Las salas de escape han inundado Madrid a velocidad de vértigo. Si en 2015 había dos, hoy son alrededor de 60 las que se reparten por la capital