Una parroquia de barrio para conquistar el mundo


El movimiento iniciado por Kiko Argüello levantó en 2003 una imponente iglesia en el barrio obrero de Carabanchel. Una regresión a los orígenes humildes del Camino Neocatecumenal

 

Entrada a la parroquia de Santa Catalina Labouré

Entrada a la parroquia de Santa Catalina Labouré, en Carabanchel

Carlos Quesada fumaba, como cualquier otra tarde, frente a la puerta de la iglesia en la que es párroco. Sin mediar palabra, un viandante le recriminó la ostentación de la fachada —cubierta de mármol y rematada por unas vidrieras de intenso azul–, un lujo que contrasta con la sencillez del barrio en la que está enclavada, Carabanchel. Sin tiempo de reacción, Carlos tuvo que escuchar cómo el hombre le echaba en cara que ese dinero podría haber ayudado a los pobres. Lo que él no sabía es que el templo se había levantado con el apoyo y el esfuerzo de la gente del barrio.

parroquiaLa parroquia de Santa Catalina Labouré se erigió hace 48 años, aunque no conoció su forma original hasta 2003, año en el que el mismísimo Rouco Varela la consagró. Poco se parece a cualquier otra iglesia de barrio, y no sólo en su esplendor exterior. La distribución prescinde del tradicional retablo y sitúa al párroco casi en el mitad de los feligreses, que se reúnen en torno a él de forma «asamblearia» en bancos que parecen formar un anfiteatro. La decoración sorprende: el azul eléctrico de la moqueta contrasta con el blanco del mármol y el dorado de las pinturas realizadas por Kiko Argüello en estilo bizantino moderno. Kiko Argüello fue también el diseñador del templo. Pero, ¿quién es Kiko Argüello? Para Carlos Quesada es «un artista», pero es mucho más que eso: también fue el iniciador del Camino Neocatecumenal que hoy tiene en esta parroquia uno de sus principales centros.

Este movimiento católico, bendecido por el Papa Benedicto XVI a principios de 2012 —«La Iglesia os da las gracias por lo que hacéis», les dijo—, ha llegado a más de 100 países en el mundo y cuenta con millones de seguidores. La biografía oficial dice que Kiko Argüello inició su «itinerario de formación católica» en las barracas de Madrid en los años 60, en el corazón de Vallecas. Cuarenta años después los Kikos, como se les conoce popularmente, son uno de los movimientos más potentes en el seno de la Iglesia y han pasado de aquellas calles difíciles a recibir audiencias con el Papa que son incluso retransmitidas por televisión.

Trabajo con los vecinos

La localización de Santa Catalina Labouré mantiene ese espíritu de llegar a los humildes. La cristalera de la fachada refleja el parque de Opañel, una minúscula zona verde en mitad de la isla de ladrillo que le rodea. Allí el pasado domingo varios sin techo compartían un cartón de vino junto a una cancha de baloncesto ya sin canastas, ajenos a lo que ocurría a su alrededor. La leyenda cuenta que Kiko Argüello arrancó su camino entre hombres como estos. Hoy son decenas de familias las que llegan de todas partes a una parroquia cada vez más integrada en el barrio. «Estoy muy contento por cómo se implica la gente», resume el párroco Quesada. Fe de ello pueden dar las casi mil personas que cada fin de semana pasan por la parroquia.

El Papa Francisco ya pidió salir a la calle a «armar lío»

Pero su trabajo no se queda en lo que pasa de puertas para dentro. El propio párroco parafrasea al Papa Francisco cuando pidió a los jóvenes que salieran «a la calle a armar lío». «Yo mismo debería salir más. Estoy siempre ocupado», dice Carlos Quesada. Aunque escasas, en sus salidas siempre nota «buena reacción de la gente», y pone como ejemplo cómo los locales de la zona han colaborado con un grupo de quince chicos de la parroquia que van a reeditar una revista. En plena crisis del papel, estos nuevos «periodistas» publicarán en marzo «Duc in Altum» (Rema mar adentro) más de diez años después de que se cerrara. Cuentan con el apoyo de comerciantes, que aportaron 600 euros para comenzar. No es la única interacción entre jóvenes e iglesia: organizan desde campamentos hasta salidas por las casas del barrio para anunciar el Evangelio. La mayoría de estas actividades son servicios de la pastoral pero ofrecidos por chicos del Camino Neocatecumenal, ya que «son los feligreses más comprometidos».

Cuando Carlos Quesada recuerda la anécdota con el transeúnte cabreado se le tuerce el gesto, no por enfado sino por decepción. «Parece que la gente humilde no puede tener cosas bonitas, que solo pueden estar en sitios buenos. La gente humilde se merece cosas de las que estar orgullosos», explica el párroco de una iglesia cuyas paredes están adornadas con las mismas pinturas que desde 2004 presiden el ábside de la Catedral de la Almudena. Unas representaciones que mezclan la tradición de oriente y occidente en una corona mistérica que es el gran atractivo del centro.

Para embellecer más el barrio tiene un nuevo proyecto: el descampado que queda en la parte trasera de la iglesia va a ser reformado. «Haremos un jardín con árboles bíblicos, un estanque y una capilla estilo moldavo dedicada a la ánimas del purgatorio. Será un memorial a la resurrección con pinturas en la parte exterior, para que todos los que paseen la puedan ver», cuenta el sacerdote. Además esperan construir una cripta en una planta subterránea y un aparcamiento «que nos obliga el Ayuntamiento» en una segunda planta bajo tierra. Una zona verde rodeará todo el complejo que, aunque vallado, estará abierto para todos. Esta es una de las preocupaciones del párroco, «si ahora nos hacen pintadas en la iglesia no pasa nada porque al ser un edificio protegido por su interés cultural el Ayuntamiento las borra rápido, pero los químicos que utilizan no funcionarían si nos pintan la capilla, ya que también borraría los frescos». El proyecto no solucionará otro problema que le preocupa del edificio: unas goteras que le van a costar más de 8.000 euros reparar. Ha pedido ayuda a los vecinos a través de colectas: «No logro reunir más de 1.000 euros. Así va a llegar antes el día del Juicio Final que acabar de arreglarlas», explica entre risas.

Entre el corazón de la iglesia y la parte donde se levantará el nuevo proyecto queda un amplio pabellón donde están algunas de las salas más usadas por los vecinos, desde una coqueta biblioteca a una sala con cocina donde se hacen algunas celebraciones comunales. También hay un cuarto que hace las veces de banco de alimentos gestionado por Cáritas donde los que peor lo están pasando en el barrio reciben ayuda. Y en mitad de esta sala, una fuente calma los ánimos de los visitantes. El objetivo es volver a convertir la parroquia en el centro de encuentro para los vecinos: «Queremos que este patio sea como un ágora de reunión».

Tags: , , , , , , , , , ,

Texto por: Fernando Muñoz

Ver los artículos de Fernando Muñoz

17 Respuestas to “Una parroquia de barrio para conquistar el mundo” Subscribe

  1. Mariano Peña 2 febrero, 2014 en 16:25 #

    Vergonzoso me parece dedicar un articulo tan amplio, y tan bien escrito, a un grupo catolico que se basa en sacarle los cuartos a sus feligreses, embelesados por sus falsas palabras cristianas. Vergonzosa la “Buena labor” del camino catecumenal

    • Rafael 3 febrero, 2014 en 0:25 #

      Que atrevida es la ignorancia. Porque hacer una crítica constructiva y argumentada si podemos lanzar piedras contra la casa del vecino. En fin… así nos luce el pelo en este país.

      • Mariano Peña 3 febrero, 2014 en 18:57 #

        Entonces es justo pagar una cuota por la fe? Porque no se habla en este articulo del dinero que aporta cada feligres de este “Grupo catolico”. Vergonzoso es de la cúpula que preside kiko argueso y que se forra a partir, del dinero de ese circulo tan amplio del camino catecumenal. Vergonzoso es el que se apoya en la religión cristiana para aprovecharse del dinero de los demás, y si no es asi, porque se paga una cuota si no?

    • ana 4 febrero, 2015 en 12:47 #

      Es una pena, con la cantidad de gente que hay pasando necesidad, la Iglesia, se dedique a vivir en el lujo y encima a robar lo que es del pueblo de la manera que lo están haciendo.
      Igualmente triste los poderes que permiten esto.

      Me pregunto por qué biblia se rige esta gente?

      Una pena, sencillamente.

  2. Fernando Garcia 3 febrero, 2014 en 21:20 #

    La iglesia hace mucho por este barrio!! Mientras que el gobierno lo único que hace es exprimirnos todo lo que pueden

  3. Mariano Peña 4 febrero, 2014 en 11:00 #

    Seguis sin responderme a la pregunta de porque cobra a sus seguidores… De todas las maneras, es util dar un servicio social para mantener la creencia a sus cotas mas bajas de que es buena la labor de ese grupo religioso. Razonad a ver si es justo pagar por la religión y la creencia de cada persona

  4. Jorge 27 marzo, 2014 en 13:28 #

    Bueno, aqui dejo mi mensaje sobre la caritas de este iglesia, que es un engaño para unos y un aprovecho para otros. Hay aqui 6 mujeres, Seis mujeres que manipula todos los alimentos que hay dentro y llenar sus bolsas a la hora de salir del orario. Estas mujeres hacen discriminaciones entre los mandantes de ayuda siempre que no les gustan una cara. Siempre con la puerta de almacen cerrada. Les preguntan si hay unos alimentos que te faltan para preparar la comida, como ex: aceite, harina, tomate frito, etc. y te contestan muy aburrida, que no hay, pero cuando se mete por la puerta de almacen tu lo vez claro que si que lo hay, pero no quere dartelo. Pues esta no es un comportamiento cristiano. O tambien te dan alimentos caducados. Es una verguenza, de caradura. Al final voy a denunciar a estos mujeres, porque los alimerntos son para los pobres y no para ellas y sus familiares que estoy seguro que tiene de todos.

  5. María 7 abril, 2014 en 13:44 #

    Vergonzoso y más que vergonzoso. Y la mayoría de los vecinos no estamos de acuerdo con las decisiones de esta Parroquia. EL BARRIO ESTÁ RECOGIENDO FIRMAS para que el proyecto de la cripta, que contendrá 230 tumbas no se lleve a cabo.

    Pero ¿Cómo se pueden erigir edificios millonarios en nombre de Dios, cuando la gente pasa hambre?. ¿Qué clase de cristinianismo es éste? En este momento España es el segundo país en la UE con pobreza infantil. No hay dinero para nada, pero sí para “Parroquias que conquisten el mundo”. Y con el apoyo del Ayuntamiento, que buen partido va a sacar de ese parking y a continuación ponernos la linea azul en el barrio…
    En el barrio hay gente que duerme en la calle…

    Y sepan que Caritas tiene una financiación de la iglesia de sólo el 3,9%, lo demás es de parte del estado y sobre todo aportaciones de particulares y empresas.
    ¿Esta Parroquia hace mucho por el barrio o por los kikos? Que vienen de todo Madrid, no sólo acude a la Parroquia la gente del barrio.
    ¿Que clase de sentimiento religioso hace estar más preocupado por el dinero y la ostentación que por ayudar al prójimo?

    Además, la gente humilde, no necesitamos el lujo para ser felices, ni para vivir con alegría y dignidad, tener empatía con el prójimo, la conciencia tranquila y si nos nace vivir la espiritualidad profundamente.

  6. magda 17 abril, 2014 en 19:33 #

    Este espacio se nos vendió para los vecinos y sobre todo para los más jóvenes.
    Han tenido el espacio lleno de porquería, sin cuidadados desde el año 2003, la parroquia debe abrir el espacio, pues es un suelo público.
    Estos señores no son nadie para hacer este negocio.
    Se necesitan muchas cosas en el barrio y entre ellas un polideportivo o algo que los más jóvenes o los más mayores puedan tener para su disfrute.
    Totalmente encontra de esta iniciativa.

  7. María 22 abril, 2014 en 18:40 #

    Tanto bombo, con esta iglesia… Además de todo, desde el punto de vista artístico, miren lo que opina bellas artes…

    http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/academicos-bellas-artes-deploran-obra-kiko-arguello_139288.html

  8. Manuel Sobrera Muñiz 27 abril, 2014 en 19:23 #

    Que paciencia tenemos que tener con esta gente! viven de nuestros impuestos, ni siquiera se dignan ni a pagar el IBI, el ayuntamiento les regala terrenos y mira para otro lado: esa iglesia lleva funcionando 10 años sin licencia! intentad abrir un negocio vosotros sin licencia municipal, a ver cuantos días duráis abiertos. En fin: viven cegados por su propia codicia y con un velo de disonancia cognitiva tan grande como su propiio ego.

  9. Mariano Peña 2 junio, 2014 en 19:05 #

    haber si responden a estos argumentos como hicieron conmigo, lo que pasa que no tienen argumentos, y se callan por no aceptar su prepotencia

    • jak 16 febrero, 2015 en 18:06 #

      No existen cuotas que se pagan al movimiento, eso es absolutamente falso, y a ver si nos informamos mejor, que parece mentira en pleno siglo XXI. Punto y final.

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Iglesia se topa con el barrio de Carabanchel | América - 6 mayo, 2014

    […] árboles bíblicos, un estanque y una capilla estilo moldavo dedicada a la ánimas del purgatorio, según el sacerdote Carlos Quesada. El proyecto contraría asimismo con un parking que generaría ingresos, algo muy distinto de lo […]

  2. La Iglesia se topa con el barrio de Carabanchel - Iniciativa Debate - 6 mayo, 2014

    […] árboles bíblicos, un estanque y una capilla estilo moldavo dedicada a la ánimas del purgatorio, según el sacerdote Carlos Quesada. El proyecto contaría asimismo con un parking que generaría ingresos, algo muy distinto de lo que […]

  3. La Iglesia se topa con el barrio de Carabanchel – Izquierda Castellana - 6 julio, 2017

    […] árboles bíblicos, un estanque y una capilla estilo moldavo dedicada a la ánimas del purgatorio, según el sacerdote Carlos Quesada. El proyecto contaría asimismo con un parking que generaría ingresos, algo muy distinto de lo que […]

Deja un comentario

Ruta literaria por el corazón de Madrid

Reuniones de escritores, librerías de mujeres o periódicos desaparecidos convierten a la capital en un centro cultural

Librería Mujeres, el eterno bastión del feminismo

El establecimiento acoge todas las voces del feminismo y sigue siendo un escenario para el debate, la lucha y la reivindicación

Las librerías que recogen los libros que tú ya no quieres

En la capital cada vez existen más librerías que buscan rescatar aquellos libros que llevan años sin ser leídos. Las donaciones de bibliotecas y particulares les permiten «revenderlos» a precios asequibles

BookCrossing: los libros sin techo

Abandonar ejemplares en lugares públicos para que los recojan personas desconocidas y regresarlos a otro sitio agotada la lectura es la esencia de esta práctica

«Eso de la nueva poesía es una estupidez»

El poeta y agitador cultural argentino Carlos Salem lleva doce años animando semanalmente recitales nocturnos en bares de la capital. El novedoso formato poético que introdujo en nuestro país lleva varios años de crecimiento imparable

El patio Aleatorio de los poetas

Todos los miércoles, en el bar situado en el número 7 de la calle Ruiz, el escritor Carlos Salem coordina una jam de poesía en la que voces jóvenes y adultas se unen a través del verso