Juan Manuel de Prada: «Las noticias las dictan los poderosos»


El novelista realizó un repaso lúgubre a la situación actual del periodismo y de la política en España
Juan Manuel de Prada durante su visita al Máster ABC

Juan Manuel de Prada durante su visita al Máster ABC. Foto: R.R.W.

El periodismo se está muriendo. Los medios de comunicación cada vez son más débiles y, por lo tanto, la información está al servicio de la autoridad. Como cuarto poder, los medios de comunicación tienen la misión de alumbrar la verdad, por eso el poder quiere medios débiles cuya subsistencia dependa directamente de ellos. Estas tesis son las que sostuvo Juan Manuel de Prada, afamado escritor y articulista, durante su visita al Máster ABC.

Juan Manuel de Prada (Baracaldo, 1970) desveló la visión más lúgubre del periodismo. Comenzó su charla con el argumento de que las noticias son «dictadas por el poder» porque los medios son «cada vez más débiles». El problema actual que él ve es que no siguen una inclinación ideológica, sino que se rigen por las tendencias que marca el poder. La crisis económica no ha hecho más que acentuar esta situación. Cuando los periódicos perdieron poder económico, «perdieron libertad». «Las sociedades actuales han sido adormecidas por esa especie de tranquilizante que es internet y no se dan cuenta de lo que se están perdiendo sin medios fuertes», señala el escritor. Pero, ante este horizonte de abatimiento que mostró el escritor, también afirma que «mientras sigan existiendo medios, habrá esperanza».

Según el ganador del Premio Planeta en el año 1997 por la novela «La Tempestad», la Red se ha convertido en una fuente de opiáceo, un adormecedor para aquellas masas de las que hablaba Ortega y Gasset en su «Rebelión de las Masas». «El poder hace que la gente viva cada vez peor», lamenta De Prada. Este conglomerado que maneja el mundo, cada vez más fuerte, no tiene «ningún interés en acabar con ello». Internet se vendió como el reino de la diversidad y, en realidad, es un mundo uniformado donde las personas hablan de los mismos temas. «Esto se refleja en los trending topics. La gente habla de lo que los gobernantes quieren que se hable», sentencia.

Juan Manuel de Prada, galardonado en 2006 con el premio de periodismo Mariano de Cavia, ve que en el mundo digital se ha gestado otro problema de gran calado. El novelista sostiene que la cultura del «gorroneo» se está imponiendo en nuestra sociedad. La llegada de internet ha introducido el derecho a la cultura del «todo gratis». «Hemos generado una sociedad de consumidores bulímicos que consideran que no hay que pagar por la información», comenta De Prada. «La tesis de que el trabajo no debe de ser remunerado es insostenible. Si la gente no cobra por su trabajo no puede comer».

«Si se continúa por este camino, el periodismo acabará siendo cuatro chiringuitos en internet», afirma el novelista. Este viaje hacia la autodestrucción de la prensa se ve reflejado en la caída de los ingresos publicitarios en este entorno. «Si no hay un cambio de modelo», De Prada vaticina que los medios estarán «sufragados por el mundo empresarial».

Regeneración del modelo

Juan Manuel de Prada lleva escribiendo en ABC 18 años –«siempre lo que he querido»–, por lo que la situación actual de la prensa es un problema que vive en su día a día. Para que los periódicos no tengan que claudicar ante los «chantajes y presiones» del poder, la prensa necesita una regeneración. Aun cuando el periodismo, como «actividad humana que es», siempre ha estado «contaminado» por la corrupción, durante la historia sí ha cumplido la función de «cuarto poder». La solución a esta realidad pasa, en palabras del escritor, por crear «un mundo en el que los corruptos estén incómodos». «El problema es que vivimos en una circunstancia donde los malos cometen sus actos de manera muy fácil», concluye.

Para el columnista, la situación puede cambiar tratando de combatir lo que está mal a título personal, pero trabajando conjuntamente de manera colectiva. «Lo que uno intenta hacer no es suficiente. Terminará topándose con una maquinaria más poderosa que nosotros», argumenta De Prada. En el mundo del periodismo no hay que conformarse con «la noticia masticada» de la agencia de noticias o con «sólo un aspecto de la realidad». Manifiesta que lo que no se puede tolerar es «contar la pantomina que hacen los políticos en sus actos oficiales». Juan Manuel de Prada aboga por promover un «un cambio institucional y personal al mismo tiempo».

«Los verdaderos centros de poder están alejados de nuestro alcance», asevera el colaborador de ABC. La sociedad actual vive en una falta de transparencia total, donde «no se sabe nada» y hacen «lo que quieren «con las personas». «La gente está en paro, puteada, pero afirman que la crisis terminó», dice De Prada. Como argumenta, no debemos pensar que porque los gobernantes enseñen algunas cuentas y funcionamientos exista una transparencia.

«Hay una creencia irrefrenable hacia lo sobrenatural»

La religión está muy presente en el pensamiento del prosista. Durante su charla, De Prada hizo hincapié en que «cuando la sociedad difumina el sentido religioso entra en decadencia». El despertar de esta sociedad en letargo no será posible sin la figura de Dios o de algún «símbolo de adoración», sostiene el novelista. El problema de fondo, prosigue el escritor, es que el ser humano, en consonancia con su creencia «irrefrenable» hacia lo sobrenatural, «ha endiosado al propio hombre», sentencia.

El escritor vasco ve en las actuales «revueltas contra la injusticia» un ejercicio muy sano de las «personas que aún no han sido anuladas», pese a no estar de acuerdo en sus contenidos ya que «afianzan las causas de los problemas, como las subvenciones permanentes». El escritor no tiene problema en pronunciarse sobre el sistema político. Para él, aunque es aceptable en sí mismo, se ha convertido en una «partitocracia sostenida por el dinero». Detrás de los problemas que encierra la democracia actual, De Prada no invita al conformismo. Recuerda a los alumnos del Máster ABC que, pese a que el periodismo «camine hacia el dictado del poderoso», «la historia nos ha enseñado que han ocurrido movimientos en el último instante que han cambiado las cosas».

UN LIBRO El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha
UNA PELÍCULA «Vertigo», de Alfred Hitchcock
UN ESCRITOR Leonard Castellani
UN ACTOR/DIRECTOR Rutger Haver
UN PAÍS España
UNA CIUDAD Sigüenza
UN LUGAR VACACIONES Roma
UN PERSONAJE Santa Teresa de Jesús
UNA NOTICIA La desaparición de los premios Nobel
UNA VIRTUD NECESARIA La prudencia

 

Tags: , , , , , ,

Texto por: Daniel Nebreda

Ver los artículos de Daniel Nebreda

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero