¿Para qué sirve un community manager?


Manuel Moreno, de TreceBits, aconseja cómo combinar la marca personal del periodista con su presencia en las redes sociales
Si tu madre dice que te quiere, hay que contrastarlo. Y si es a través de una red social, aún más

Si tu madre dice que te quiere, hay que contrastarlo. Y si es a través de una red social, aún más Foto: R. R. W.

Que las redes sociales han dado la vuelta a muchos de los preceptos del periodismo no es nuevo. Antes se decía, cuando no eras capaz de avanzar en el texto, que te imaginaras cómo se lo contarías a tu madre. Hoy es una alegre abuela la que ha introducido a los asistentes al XV Congreso de Periodismo Digital los términos claves de las redes sociales: «Twitter, Facebook, Google+, Linkedin, Pinterest… A mis nietos les digo que hay que estar en los grupos de Linkedin». Rodeada de tapetes de ganchillo y con su Mac sobre el sofá estampado al más puro estilo Cuéntame, una mezcla de lo sublime y lo grotesco, la abuela continúa con su lección desde el videoproyector: «En los blogs hay que hacer entradas cortas, que son las que más interacciones tienen. Y en Facebook usar infografías y hashtags».

La improvisada presentadora da paso a Manuel Moreno, de TreceBits, y autor de la obra «El gran libro del Community Manager». La relación de las redes sociales con los periodistas ha marcado la breve charla del ponente. Pese al escaso tiempo, el mensaje queda grabado a fuego en la memoria (no en la Ram) de los asistentes: Hay que trabajar la propia marca en internet.

Con la crisis de la prensa llevándose por delante a muchos profesionales, la marca personal del periodista se convierte en la mejor carta de presentación. Manuel Moreno no habla desde la teoría; ha vivido las dos caras. Después de seis años en El Mundo quedó sin trabajo. Ahí comenzó la aventura por la que hoy está presente en el escenario del Palacio de Congresos de Huesca: el blog TreceBits.

«Las tecnologías vienen y van, las bases del oficio son permanentes». Este es el lema que no deben olvidar los periodistas, según Manuel Moreno. Para no fallar, da cinco claves: Confirmar fuentes, credibilidad («Si tu madre te dice en Twitter que te quiere, compruébalo»), contacto directo con las fuentes, abrir la mente y saber que se es ciudadano, marca y periodista. Todo esto resumido en dos palabras: Sentido común.

Para ayudar a los periodistas (estudiantes o no) presentes en el congreso ha propuesto tres herramientas tecnológicas de utilidad. Son Portfolio Press, una red social para que los periodistas muestran sus trabajos; Storify, la herramienta más popular para crear historias y Banjo, que permite seguir en directo eventos gracias a la geolocalización de los usuarios.

 El fin de la burbuja 2.0

Manuel Moreno confirma algo que muchos no querían ver: la burbuja del 2.0 ha explotado. «Se ha vendido mucho humo en redes», asegura. Para el periodista, las empresas deben entender cómo funcionan las redes sociales para utilizarlas en su producto. «No por estar y crear cuentas y cuentas vas a aumentar tus ventas», resume.

Este fin de la burbuja del 2.0 se ha notado entre los jóvenes periodistas: «No por hacer un curso de community manager vas a encontrar un empleo», asegura. A los social media manager les lanza un último consejo: «Escribir un tuit son dos segundos, pero eso no vale, hay que planificar lo que se va a comunicar». Para ello apuesta por la elaboración de un buen social media plan que logre marcar la diferencia, porque, al final, en periodismo o redes sociales, «la única forma de diferenciarse de los demás es el contenido».

Tags: , , , , , , ,

Texto por: Fernando Muñoz

Ver los artículos de Fernando Muñoz

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hablemos de derechos humanos

El Ayuntamiento de Móstoles celebra el 70 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con una semana cargada de actividades culturales

Lavapiés despierta con protestas contra el desahucio de Pepi Santiago

Gracias al apoyo de los vecinos, fue paralizado por quinta vez el desalojo de la señora de 65 años y sus dos hijas

«Los ángeles de la guarda existen»

De lunes a viernes, los voluntarios del comedor social La Casita de Fuenlabrada trabajan sin descanso durante toda la mañana para ofrecer un plato caliente a personas sin recursos

Una historia de la posguerra en la cárcel de Torrijos

La residencia de ancianos situada actualmente en Conde de Peñalver se convirtió en prisión tras el estallido de la Guerra Civil. Uno de sus inquilinos más ilustres fue el poeta Miguel Hernández, quien compuso en los cuatro meses que pasó en su interior el poema de «Nanas de la cebolla»

La «nueva poesía» desborda las redes sociales

Los versos de autores jóvenes se abren camino en estas plataformas donde pueden alzar la voz y mostrar sus letras

Ciudad Lineal cierra el año como uno de los distritos con menos inversión

A finales de octubre, el sector lideraba la cola en cuanto a gasto ejecutado por las distintas áreas municipales