Madrid se olvida de Valdebebas


Ocho meses después de la llegada del primer vecino, el barrio continúa desierto. No hay transporte público, ni tiendas, ni internet... y ahora tampoco servicio de Correos
Foto: E.R.

Vista panorámica de Valdebebas. Fotos: E.R.

Un hombre pasea acompañado por su hija y el silencio que rodea Valdebebas. Dos ciclistas se vislumbran a lo lejos en el carril bici. Un coche sale del garaje de uno de los pocos edificios habitados. Kilómetros de calles casi sin circulación. Tan poca que hasta un pato se atreve a cruzar la carretera. ¿Por qué cruza el pato la carretera?

Carlos está pendiente de que le entreguen su casa en una de las calles de Valdebebas que todavía hoy, ocho meses después de la apertura al público, están repletas de promociones sin terminar. La suya es una de las 27 que aún están en construcción y se la entregarán «a principios de verano».

Alberto tuvo más suerte y sus obras ya terminaron. Lleva poco más de dos meses viviendo con su novia y su principal queja es la falta de servicios en el barrio. «Para hacer cualquier cosa hay que coger el coche y eso no es normal», comenta. A día de hoy, Valdebebas cuenta únicamente con una tienda –un «chino»–, aunque está previsto que en mayo comiencen las obras de una farmacia y las de una cafetería. Además, según asegura la Junta de Compensación Parque de Valdebebas, una escuela infantil piensa abrir sus puertas próximamente.

Pero de momento Salvador tiene el monopolio del barrio desde que en febrero decidió cambiar Vallecas por Valdebebas. Reconoce que no le va demasiado bien porque hay «muy poca gente», aunque el goteo de personas que pasan por su tienda es constante a última hora de la tarde. «Vengo del trabajo y es el único sitio donde comprar el pan para la cena», señala Sonia, que vive sola en una de las 500 viviendas habitadas que hay en el barrio.

El carril bus, listo para usar

El carril bus, listo para usar

Desde que se mudó, tiene que ir al trabajo en coche. «He perdido en calidad de vida», asegura al recordar que antes vivía en Chamberí e iba al trabajo en autobús. En Valdebebas no puede hacerlo porque no hay ninguna línea que llegue hasta allí, aunque los vecinos y la Junta de Compensación la han solicitado en numerosas ocasiones. Los 13 kilómetros construidos de carril bus esperan con ansia su llegada.

La parada de autobús más cercana está en Hortaleza y para coger el metro hay que recorrer más de cinco kilómetros hasta Campo de las Naciones. La junta espera que en verano haya, «por lo menos», un autobús lanzadera que conecte Valdebebas con otra zona de Madrid. Sin embargo, habrá que esperar hasta que se resuelva el concurso que abrió el Consorcio Regional de Transportes ante la negación de la EMT de modificar alguna de sus líneas.

Estos eran problemas con los que contaban los diseñadores del proyecto y, por eso, construyeron una parada para el tren de Cercanías que conecta el aeropuerto con Sol. Sin embargo, no está operativa. «Poner en marcha una estación no es barato, así que Renfe dice que no la pueden abrir si no hay más pasajeros», explica un portavoz de la junta. «El tren pasa, pero no para». Y no parará si no vive más gente allí… y no vivirá gente si no llega el transporte público. La pescadilla que se muerde la cola.

Valdebebas sin cartas

La petición de transporte no es la única reclamación que ha realizado la junta desde que, en agosto de 2013, llegara el primer vecino a Valdebebas. Las viviendas no cuentan con ADSL porque ninguna compañía telefónica ha instalado las líneas -Movistar asegura que lo hará a partir de mayo-, la cobertura de los móviles es escasa y, desde hace un par de semanas, los vecinos no reciben cartas porque Correos ha cancelado el reparto a domicilio. El servicio se realizaba una vez por semana, pero se detuvo ante las quejas de los carteros. Se perdían.

Un cartel señalizador de las calles

Un cartel señalizador de las calles

Encontrar una calle era prácticamente imposible para ellos porque no tienen placas con el nombre. El recuerdo que los diseñadores quisieron tener con los arquitectos e ingenieros madrileños, a los que dedicaron sus vías, ha quedado en el olvido. El ayuntamiento asegura que se van a instalar las placas en un plazo de diez días, tanto en las calles principales como en las que estén habitadas o a punto de serlo. Pero, de momento, las únicas referencias para el visitante y para el vecino son los antiguos carteles de obra. Como si vivieran en Nueva York, los residentes pueden decir que viven en la calle 3, en la 11 o en la 13.

«Pagamos impuestos igual que el resto. Tenemos los mismos IBI y también somos parte de Madrid aunque no lo parezca», lamenta un vecino, que comenta que el «único servicio» que funciona correctamente es «la recogida de basura». Para que no sea el único que marcha como debe, la Junta de Compensación recomienda a los residentes que se inscriban en el censo. «Así, el Ayuntamiento sabrá que en los próximos meses habrá más de 6.000 vecinos y pondrá en marcha los servicios».

Mientras, los vecinos siguen esperando para tener las comodidades de las que disfruta el resto de la ciudad. Continúan comprando en la única tienda abierta, deseando ver un autobús por el carril bus, un cercanías parando en la estación y un cartero metiendo una carta en el buzón. Por eso cruzó el pato la carretera.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Texto por: Eduardo de Rivas

Ver los artículos de Eduardo de Rivas

5 Respuestas to “Madrid se olvida de Valdebebas” Subscribe

  1. Pablo 15 abril, 2014 en 15:04 #

    Cuando compraron las casas allí ya sabían que no había nada. Que no hay nada. Pero la burbuja despertó muchas ambiciones y ahora llegan las consecuencias.

    • Óscar 22 abril, 2014 en 14:05 #

      Ya están los nombres de las calles, el correo empieza a llegar, ya hay internet, ya se ha abierto una gasolinera y seguro que cuando vayan llegando más vecinos habrá más servicios.
      En cualquier sitio hasta que no empieza a estar habitado no hay nada, lo mismo ocurrió hace unos años con los barrios cercanos de las tablas, montecarmelo o sanchinarrro, y ahora están considerados como barrios prósperos del norte de Madrid

      • silvia 30 abril, 2014 en 16:23 #

        Buenas tardes Oscar,

        Podría indicarme qué compañía de Internet opera allí?
        Voy a ir a vivir próximamente y me gustaría saber a qué compañía dirigirme.

        Muchas gracias

  2. topota 14 abril, 2015 en 13:05 #

    Es un fantástico lugar para rodar Mad Max 8.
    Y que la gente haya comprado ahí…dios…

  3. gadys 18 noviembre, 2015 en 10:15 #

    Estamos muy preocupadas por el horario del autobus SE Mar de Cristal-Valdebebas porque ya no tiene hora fija para pasar. Eso nos perjudica mucho, sobre todo porque no tenemos donde refugiarnos en las paradas, no hay ni un techo, lugar o algo donde poder estar protegidos de la lluvia. Y ya hay muchiiisimas familias viviendo en Valdebebas, ya no está desolada, ya hay muchas empledas domesticas y abuelas que cuidamos nietos. Y necesitamos de ese servico. Espero que resuelvan pronto, al menos lo del horario, sabemos que las casetas es mas complicada, pero debe estar ya en los planes y puesto en marcha. Gracias de ante mano. . a

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero