William Lyon: «Hace falta chispa en el periodismo español»


William Lyon, participante del Congreso de Periodismo Digital de Huesca, concede una entrevista a Madrilánea - ABC

 

William Lyon durante la entrevista en el Café de Oriente

El periodista William Lyon durante un momento de la entrevista. Foto: Lys Arango

Autores: Lys Arango / Cristian Quimbiulco

Con un exquisito sentido del humor y un marcado acento americano, William Lyon (Nueva York, 1940), es de los periodistas que cree que la belleza en la redacción puede convertir en atractivo cualquier texto. A sus espaldas cuenta con una trayectoria de casi 50 años, desarrollada en Associated Press, El País o Time Magazine, entre otros. En el diario El Sol, ya desaparecido, aprovechó para escribir sobre toros, su gran pasión, e incluso publicó un libro recopilatorio de sus artículos taurinos: La pierna del Tato: historias de toros, en 1986. Hoy, Lyon, de 74 años, trabaja en revistas bilingües y es docente en el Máster de Periodismo ABC-UCM. Recientemente ha publicado La escritura transparente. Cómo contar historias, una guía de 125 páginas con consejos útiles para periodistas. El título se basa en una conocida cita de George Orwell: Good prose is like a window pane, la buena prosa es como un cristal de la ventana. La buena prosa es transparente.

¿Qué papel debe ejercer el editor o jefe de sección al planear noticias y reportajes?

Mucho más de lo que hace. Debe planificar antes y después y tengo la impresión de que lamentablemente se hace muy poco en España.

Aquí el jefe de sección y el redactor están demasiado cerca. Por ejemplo, cuando fui editor jefe en el periódico El Sol, no asistía nunca a la reunión de las 12. Quería leer los textos como lo haría el lector porque el editor es su representante.

¿Cuál es la norma básica a la hora de redactar?

Creo que lo más importante es el orden. Hay que organizar antes de escribir ya que el lector tiene que tener la impresión de que le están llevando a un destino. Los periodistas a veces se ponen nerviosos al escribir y lo hacen de forma rebuscada y amanerada. Creo que debemos escribir igual que hablamos, de una forma natural, clara y directa.

Una vez redactada la noticia, ¿qué debe hacer un periodista antes de entregarla?

Leerla y releerla en voz alta y despacio, que es cuando se detectan errores de estilo y de estructura. Así es cómo se escuchan las frases largas, los párrafos muertos, las palabras huecas o sin el sentido preciso que deben tener, la falta de ritmo y las repeticiones.

La figura del editor y del defensor del lector no se han consolidado en España por los recortes, la dejadez y una falta de vergüenza profesional

¿Por qué en España no ha acabado de consolidarse la figura del editor y del defensor del lector?

Supongo que parte de la culpa está relacionada con los recortes, pero también por la dejadez y una falta de vergüenza profesional. Lo curioso es que luego los periódicos se quejan de que no tienen lectores y uno de los principales motivos se debe a que la calidad de los productos que están ofreciendo no es de recibo.

En las facultades de periodismo de España no se estudia Edición, por lo que parece complicado que en los periódicos se tenga en cuenta. Parece un círculo vicioso…

Es importantísimo implantar la asignatura de edición en cualquier facultad de periodismo, pero podríamos estar hablando toda la tarde sobre la deficiente formación en las universidades. Ante todo, sin prácticas es imposible que la formación sea buena. Imagina que enseñasen a los estudiantes de medicina sin ninguna práctica, sin ver un cadáver o un hígado… Sería desastroso. Creo que dentro de la universidad es imperdonable que no haya más práctica ni edición.

Usted fue editor en El País y en El Sol. ¿Cómo describe la relación entre los redactores y la sección de Edición?

Normalmente, los que peor escriben son los que más resistencia ponen a modificar sus textos. Los que escriben bien quieren que sus textos se editen porque saben que es en su propio beneficio.

De todas formas, considero que en la sección de Edición tanto en El País como en El Sol no lo hicimos todo lo bien que podríamos haberlo hecho. Primero, porque no todos los editores eran buenos profesionales y, en segundo lugar, tendríamos que haber unificado criterios. Además era una plantilla muy joven, lo que por una parte es bueno porque aún no habían adquirido vicios, sin embargo tampoco tenían experiencia. Tendríamos que haberles formado. Así que ni en El País ni en El Sol estaba todo bien aprovechado.

¿Qué necesita el periodismo español para recuperar la credibilidad ante la ciudadanía?

El oficio y la independencia. En España la prensa es muy partidista. Muchos creen que la objetividad no existe pero pienso que debería haber más imparcialidad. Ante todo, quiero que quede bien claro que hay muchas cosas buenas en el periodismo español. Por ejemplo, hay periodistas excelentes. Esto no es una crítica de todo. Solo que, en comparación con lo que se hace en otros países y con lo que se podría hacer, el nivel no es tan alto como tendría que ser.

El periodismo español podría importar del anglosajón el oficio, la exigencia y cierto sentido del humor

¿Qué podría importar el periodismo español del anglosajón?

El oficio y la exigencia, sobre todo. Además de cierta chispa, cierto sentido del humor.

En su libro, La escritura transparente, dice que cuanto más breve y conciso se escriba mejor. ¿Qué opina de Twitter?

No tengo Twitter y estoy en contra de esa red social por principios, pero desde ese punto de vista me parece bien.

¿Por qué no tiene Twitter?

No tengo Twitter, ni Facebook, ni Instagram… Soy un ludita. Espiritualmente pienso que son redes devastadoras. Todo el mundo es adicto al WhatsApp y ya nadie lee un libro.

¿Se animaría a dar tres consejos a los jóvenes periodistas?

En primer lugar, leer mucha prensa en papel. Sentarse un domingo y leer tres periódicos durante varias horas. Segundo, respetar al lector para crear buena prosa. Y tercero, intentar huir de la rutina para alejarse de los virus lingüísticos que se instalan con comodidad en un pensamiento débil: los tópicos.

Tags: , , , , , ,

4 Respuestas to “William Lyon: «Hace falta chispa en el periodismo español»” Subscribe

  1. Javier Poyatos 7 marzo, 2015 en 13:20 #

    Excelentes consejos de William Lyon para el periodismo español: buen oficio y algo de humor. Para una sociedad sana necesitamos un periodismo sano y de calidad

  2. jose 7 marzo, 2015 en 20:32 #

    La última respuesta vale cinco años de carrera. Genial León!

  3. Pepe Buenavista 8 marzo, 2015 en 19:26 #

    Si esos comentarios se refieren al periodismo en España cuánto mas podría decirse del periodismo en Latinoamérica. En cuanto al periodismo taurino, escrito y televisivo —salvo algunas raras excepciones— existe una decadencia total.

    Pepe Buenavista

Trackbacks/Pingbacks

  1. El primer día – Letras, compases y buenos alimentos - 2 enero, 2017

    […] estadounidense afincado en España que nos cambió la vida a base de lecturas implacables. Él se declara ludita en el terreno periodístico, porque piensa que las redes sociales y nuevos inv…. Durante meses, nos puso a jibarizar informaciones hasta conseguir embutirlas en apenas veinticinco […]

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero