Una tienda para almacenar los recuerdos en el corazón de Lavapiés


«Urban Store» abrió sus puertas para alquilar trasteros en el barrio madrileño

Rafael Larena habla de su negocio con pasión. La mañana de un sábado, recuerda, escuchó a alguien cantar zarzuela a voces. Cuando se asomó a la calle, vio a un hombre pertrechado con el traje teatral y un libreto entre las manos. Para él todo es posible en Lavapiés, un barrio de contrastes donde se dan cita los personajes más variopintos y las culturas más dispares. Algo que aprecia todos los días desde que hace un año abrió su comercio en la calle Mesón de Paredes. Su tienda alquila trasteros y se llama «Urban Store». Este negocio aporta un nuevo matiz a la pluralidad de esta zona de Madrid, cuyos vecinos depositan sus recuerdos y posesiones más preciadas en manos de Rafael.

«Abrimos la tienda aquí porque es un barrio consolidado y con una alta densidad de población», explica Rafael. Su comercio se compone de trasteros de diferente tamaño. Los usuarios tienen la posiblidad de alquilarlos por precios variables. Los más caros son los que se sitúan junto al suelo. Los dispuestos en un segundo piso, solo accesibles mediante escaleras, tienen un coste más económico. Y cada uno de ellos posee un toque personal, dado que los clientes eligen el tipo de candado que quieren utilizar.

Aunque distintos en tamaño y forma, todos los trasteros tienen en común que se adaptan a las necesidades del usuario. Incluso a las más insólitas. «Un hombre nos dijo que si podía arrendar uno para quedarse a dormir», explica. Su compañero Javier asiente con la cabeza, reflexivo: «Hay tantas anécdotas que he pensado en escribir un libro».

La fachada de la tienda «Urban Store», situada en Lavapiés. Foto: R. L.

La fachada de la tienda «Urban Store», situada en Lavapiés. Foto: R. L.

Almacenes multiculturales

Para Rafael, la filosofía de su negocio está clara: «La gente paga por guardar lo que es importante para ella». Tanto que en ocasiones se ha enfrentado a situaciones complicadas. Como cuando unos clientes llegaron a su tienda con demasiadas cajas. O cuando alguno de ellos empleó los servicios del local como si fueran «los aseos de un hotel». Sin embargo, siempre reivindica la vida del barrio, efervescente y variopinta, y la cercanía que le une a las personas que frecuentan la calle y su comercio.

Colecciones de vinilos, libros o muebles enviados con las prisas propias de un desahucio, uno de los males que más sufrió Lavapiés durante los años de crisis económica. Objetos de toda clase que se acumulan en los trasteros dispuestos en la tienda, protegidos con modernas medidas de seguridad. «También hay comerciantes del Rastro, que está cerca, que depositan aquí sus cosas», comenta el propietario. Consciente de la pluralidad del barrio, detalla que muchos clientes proceden de Marruecos y otros países africanos. «Algunos luego sacan los objetos y los llevan de vuelta a su lugar de origen», cuenta. Aunque también admite que los hindúes y los chinos no suelen contratar sus servicios. «Posiblemente tienen sus propios almacenes», baraja.

Frente a su tienda, los alumnos del colegio católico San Alfonso charlan ante la puerta. Los colores de su piel o el corte de sus párpados delatan un origen plural. «Aquí hay gente de todas partes», concluye Rafael, mientras los chicos prosiguen su conversación.

Tags: , , ,

Texto por: Silvia Nieto

Ver los artículos de Silvia Nieto
Estoy en Twitter @snieto91 https://twitter.com/snieto91

Sin comentarios.

Deja un comentario

Los tres kilómetros de calle más mortíferos para los peatones de Madrid

De los 16 atropellos mortales registrados en 2018, en Retiro fue donde más hubo con un total de tres, dos de ellos en la calle del Doctor Esquerdo

Jornadas de cocina que alimentan el intercambio generacional

Padres e hijos participan en unos talleres gastronómicos que impulsan el trabajo en equipo

Fuenlabrada apuesta por los productos frescos y de proximidad

Los ciudadanos pueden adquirir las hortalizas procedentes de las huertas locales en una red de puntos de venta directa distribuidos por la ciudad y algunos barrios de Madrid

Un paseo por el Madrid de la Guerra Civil

Aún se pueden apreciar algunas edificaciones que han resistido a la Guerra Civil como en el Parque del Oeste, el Cerro de Garabitas, el Parque El Capricho o la historia que envuelve a Ciudad Universitaria

Cerdos, pandas y cante flamenco: así celebra Madrid el Año Nuevo Chino

El distrito de Usera se convierte en el epicentro de la Fiesta de la Primavera de la capital. Un mercadillo típico y diferentes actuaciones sobre el escenario protagonizan los actos, acompañados de la tradicional Ceremonia de la Luz

The Doger Café, la primera cafetería en la que podrás adoptar un cachorro

Desde que abrieron las puertas del local, situado en el distrito Puente de Vallecas, han sido acogidos doce perros