Videojuegos antiguos en Lavapiés


El barrio se ha convertido en un punto de encuentro de juegos «retro»

Al salir del Metro de Lavapiés lo que domina no son ya los restaurantes indios, ni siquiera los mercados étnicos: la plaza está ahora llena de locutorios y tiendas de móviles regentadas por gente variada, casi siempre de origen pakistaní o chino. En una de las bocacalles del barrio, en la calle La Fe, se encuentra «Videojuegos Lavapiés», regentada por Francisco y que ofrece una variada oferta de aparatos de videojuegos antiguos, cachivaches y maquinitas electrónicas. Para Fran «ahora con las descargas ilegales la cosa está más floja» y cree que «todo lo que es Internet quita venta».

Él considera que hay gente que «prefiere el trato personal, porque sabe que en una tienda no le van a engañar». Francisco lleva en el tema de los videojuegos más de veinte años y con la tienda apenas uno: es un negocio nuevo rodeado de tiendas étnicas. En varios expositores se muestran Game Boy de pantalla blanco y negro y también máquinas antiguas como la Súper Nintendo o la Megadrive de Sega. Juegos de estas máquinas envueltos en plástico, con más veinte años muchos de ellos, llenan las vitrinas. Los precios viran entre los originales, de treinta a cuarenta euros, y sólo tienen un notable aumento en los productos más demandados, especialmente los más difíciles de conseguir (como la Nintendo Virtual Boy de 1995).

Además, afirma, «Estos juegos se ven mejor en las máquinas y televisores antiguos que en los modernos, donde con el cambio de resolución de vídeo se ven peor». Un poco más arriba de Lavapiés, en la tienda de juegos y vídeos usados CeX (cercana a Antón Martín), una vendedora confirma que «hay demanda de videojuegos antiguos, como siempre, pero están empatados en número de ventas con las películas». Aquí ningún título supera los 40 euros, ya que son discos compactos y el precio del material es inferior. Sólo superan los 30 títulos de mayor demanda como Grand Theft Auto V o el último Call of Duty.

Interior de Videojuegos Lavapiés. Foto. J.T

Interior de Videojuegos Lavapiés. Foto: J.T

 Ferias organizadas

La consecuencia de esta demanda son las ferias como Retro Madrid, que se celebra con cierta periodicidad en la capital. Desde la edición original de MadriSX, en 1995, el evento ha conseguido un público fiel, y muestra en sus salas máquinas antiguas, juegos descatalogados y una pequeña parte dedicada como museo de consolas y ordenadores viejos. La organización detrás de RetroMadrid, la Asociación de Usuarios de Informática Clásica, tiene «como objeto hacer viable un proyecto de museo físico a nivel estatal». Las propias grandes franquicias como FNAC o GAME se han hecho eco de esta demanda, y las partes más concurridas de sus tiendas son los expositores de segunda mano. Para Adonías, que dirige la versión española de «Retro Gamer» (especializada en videojuegos antiguos), «existe una necesidad de satisfacer la demanda de juegos viejunos y máquinas antiguas que ha hecho que este mercado del retro nazca, fluya, se reproduzca, diversifique y crezca cada vez más».

Un pequeño mundo que tiene su pequeña representación en Lavapiés. Allí, entre la tienda de Francisco, el CeX cercano y los mercadillos tecnológicos, se puede ver la raíz de una escena comercial que parece consolidarse. Como afirma Francisco «antes los juegos eran mucho más divertidos y directos, por eso la gente todavía los echa de menos».

Tags: , , , , ,

Oxímoron pleonasmático. Sígueme aquí: https://twitter.com/Pornosawa

Una respuesta to “Videojuegos antiguos en Lavapiés” Subscribe

  1. Drasglaf 7 marzo, 2017 en 20:08 #

    Se llama Rafa, no Francisco.

Deja un comentario

Los tres kilómetros de calle más mortíferos para los peatones de Madrid

De los 16 atropellos mortales registrados en 2018, en Retiro fue donde más hubo con un total de tres, dos de ellos en la calle del Doctor Esquerdo

Jornadas de cocina que alimentan el intercambio generacional

Padres e hijos participan en unos talleres gastronómicos que impulsan el trabajo en equipo

Fuenlabrada apuesta por los productos frescos y de proximidad

Los ciudadanos pueden adquirir las hortalizas procedentes de las huertas locales en una red de puntos de venta directa distribuidos por la ciudad y algunos barrios de Madrid

Un paseo por el Madrid de la Guerra Civil

Aún se pueden apreciar algunas edificaciones que han resistido a la Guerra Civil como en el Parque del Oeste, el Cerro de Garabitas, el Parque El Capricho o la historia que envuelve a Ciudad Universitaria

Cerdos, pandas y cante flamenco: así celebra Madrid el Año Nuevo Chino

El distrito de Usera se convierte en el epicentro de la Fiesta de la Primavera de la capital. Un mercadillo típico y diferentes actuaciones sobre el escenario protagonizan los actos, acompañados de la tradicional Ceremonia de la Luz

The Doger Café, la primera cafetería en la que podrás adoptar un cachorro

Desde que abrieron las puertas del local, situado en el distrito Puente de Vallecas, han sido acogidos doce perros