Los retorcidos caminos de Dios


Más de 4.000 españoles son baha´is. Un caso especial es el de José Luis Marqués, un exsacerdote católico convertido a esta religión

El 21 de marzo se produce el equinoccio primaveral en el hemisferio norte del planeta tierra. Asimismo, los bahá’ís de todo el mundo celebran la fiesta de Naw Ruz, el primer día del año de acuerdo con el calendario badí. En el Centro Nacional Bahá’í, situado en una casona de la madrileña zona de Arturo Soria, también se festeja el Naw Ruz con un profundo significado espiritual, tras 19 días de ayuno. Son 4.038 los españoles consagrados a esta fe, en su mayoría conversos, que en medio de lo elemental de sus principios tienen grandes propósitos: la unidad de todas las religiones y la paz mundial.

Un caso especial es el de José Luis Marqués (Teruel, 1945). Corría el verano del 69 cuando, coincidiendo con la llegada de Neil Armstrong a la luna, Marqués descubrió la Fe bahá´i. Recién ordenado sacerdote católico en el Seminario Pontificio de Comillas, la simple conversación informal con una joven murciana practicante de dicha religión provocó tal terremoto que consiguió hacer tambalearse los cimientos de su vida.

“Me prestó un librito que tenía a mano: Las flores de los altares. Solo se trataba de una compilación de frases de Krishna, Buda, Zoroastro, Moisés, Cristo, Mahoma y Bahá´u´lláh. Lo único que veía claro es que todos decían cosas muy parecidas sobre unos 30 temas religiosos y morales. La ley del amor parecía ser común a todos”.

José Luis Marqués

José Luis Marqués

Enjuto y menudo, con un redondo rostro de manzana en el que, tras las gafas de pasta, destacan brillantes y eléctricos sus ojos castaños, José Luis Marqués habla con la contundencia con la que ametrallan los recién conversos.

Su primer contacto directo con la Fe procedente de Persia lo interpretó como una señal. «Fue entonces cuando comprendí por qué hay tantas religiones; entendí que no son sino distintas formas de encontrar a Dios gracias a las muy diversas maneras en que se comunica».

Cuando se encontraba en la cumbre de la escalera con la que de niño había soñado, oficiando misa en un pequeño pueblo de Teruel, se enfrentó a un golpe de timón. «Parece como si Dios me hubiera llevado hasta ese momento, justamente para ser el primer cura baha´i de España. ¡Menuda papeleta!», exclama levantando las cejas y elevando el volumen de voz.

Dos años después renunció con todas sus consecuencias a un sacerdocio «que en conciencia no podía seguir ejerciendo». En el verano del 71 se atrevió a pedir la secularización, aunque el paso más importante lo dio el 12 de agosto del mismo año, cuando firmó una tarjeta ante la Asamblea Espiritual Local de los Baha´ís en Madrid.

El muro de la indiferencia

Las dificultades fueron varias, pero la más ardua, la defensa de su fe en una sociedad postfranquista. «Creemos que la vida es un progreso espiritual, y ello se traduce socialmente en los derechos humanos», dice Sergio García, responsable de la Oficina de Asuntos Públicos de la Comunidad Bahá’í de España. «No buscamos el proselitismo y sabemos que la sociedad española no nos discrimina, aunque con las instituciones la sintonía no es perfecta. En los niveles oficiales, si bien estamos inscritos en el Registro de Entidades Religiosas desde 1968, no tenemos el mismo trato que las religiones con notorio arraigo, como la católica, la evangélica, la musulmana o la judía», especifica García.

Los baha´is no tienen dogmas ni ritos. Tampoco sacerdotes ni pastores. No ostentan jerarquías ni poderes, y no adoran imágenes sagradas. No reclutan almas para su redil ni usan atuendos estrafalarios. Según esta creencia, a Bahá’u’lláh lo antecedió el Báb (el profeta que lo proclamó); y antes vinieron Mahoma, Cristo, Buda, Zoroastro, Moisés y Krishna. Todos ellos, según la Fe bahá´i, son manifestaciones de una misma divinidad. Colaboran con la Coordinadora de ONGs y con la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. Además apoyan la idea de un tribunal mundial de justicia y de un idioma internacional auxiliar.

José Luis Marqués sostiene un café entre las manos y suspira. Parece cansado. Con voz más pausada cuenta que encontró la felicidad junto a Margarita, a quien de camino al convento también se le atravesó la Fe baha´i. Tras años de una dulce relación epistolar terminaron casándose y tuvieron dos hijos: Iris y Noé. Trabajó como funcionario en la Seguridad Social y la fe no hizo más que crecer en los siguientes años hasta el día de hoy, cuando ya jubilado, dedica su tiempo a escribir y organizar jornadas interreligiosas.

Abdu'l-Bahá fue el hijo mayor de Bahá'u'lláh, el profeta fundador de la Fe bahá´i

Abdu’l-Bahá fue el hijo mayor de Bahá’u’lláh, el profeta fundador de la Fe bahá´i

Su mirada se ensombrece al relatar la otra gran crisis que ha sufrido. Son ya 14 los años que hace que su hijo Noé, cuando solo tenía 21, falleció. «Acababa de jugar un partido de bádminton. Todo en él sugería energía y vitalidad. Pero el corriente sanguíneo de Noé quiso competir en velocidad con la que él mismo quería vivir la vida. Y se produjo el colapso. Una bajada de tensión culminó en un impredecible paro cardiaco», cuenta entrelazando los dedos de unas ágiles manos acribilladas por las manchas de la edad. La Fe, una vez más, fue la gran aliada para superar la pérdida, que, recurrente, volvió a repetirse apenas hace un año con la muerte tras una larga enfermedad, de su esposa.

En su actual domicilio, en Madrid y a cuatro pasos de la Casa de Campo, entra todopoderoso el sol por el ventanal que se asoma a la ciudad. Atardece y el incendio del cielo pinta hasta el último rincón de tonalidades ocres y rojas. Reina el silencio. La habitación, amplia, está presidida por la fotografía de Noé y de Margarita que tienen a su izquierda a Abdu’l-Bahá, hijo de Bahá´u´lláh, el profeta.

José Luis Marqués no se arrepiente de ninguno de los pasos que ha dado. Aunque el camino haya sido largo, las dificultades económicas, los problemas laborales, la necesidad de adaptarse a un ambiente social para el que no había sido educado, no fueron sino mínimos obstáculos superables gracias a la fuerza proporcionada por la Fe. Lo único que lamenta no haber conseguido derribar es el muro de la indiferencia y del silencio. «La gente nunca pregunta nada, a nadie le interesa. Desde que acepté la Fe Baha´i, ni mis colegas, ni mi familia, ni las autoridades eclesiásticas más inmediatas, así como tampoco en el trabajo. Nadie ha mostrado interés alguno. Me han tratado siempre con cariño, pero nadie pregunta ni muestra curiosidad por este tema”, dice con una mezcla de mansa rebeldía y conformidad. “No lo entiendo. Tengo un tesoro, he descubierto que la tierra gira alrededor del sol, pero a nadie le interesa».

Tags: , , , , , ,

En Twitter @Lysarango

4 Respuestas to “Los retorcidos caminos de Dios” Subscribe

  1. Estela Lemus 2 abril, 2015 en 7:36 #

    Siempre he pensado que un verdadero Católico, el que ha conocido el verdadero mensaje de Jesús está apto para aceptar la Fe Bahá’i como la religión verdadera para esta época.

  2. Raúl Liarte 2 abril, 2015 en 11:30 #

    Somos muchos los que preguntamos y nos interesamos, José Luis aunque es un tesoro tan resplandeciente, que asusta. Tu trabajo es una semilla que poco a poco da sus frutos. Un abrazo. Raúl

  3. Jesús Gonzalez 18 mayo, 2015 en 2:32 #

    Excelente bahái lo conozco personalmente desde hace más de treinta años, ejemplo a seguir, en muchos aspecto pero como excura, exsacerdote católico tiene su gran merito en reconocer a Baháulláh como la segunda venida de cristo , el prometido de todas las religiones, y tener que renunciar, sacrificar su cargo de sacerdote por algo más valioso reconociendo a cristo en Baháullah, a las profecias biblica del retorno de cristo, eso si es de ser un buen catolico, un buen cristiano pues el clero religioso son los primeros en negar a la nueva manifestación Divina, por el poder que ellos tienen, ejercen sobre la religión, como ya ocurrió con la primera avenida de Jesucristo, que fue el clero judío, en condenarlo a la muerte, en la segunda venida de Jesucristo, Es el clero musulmán el que destierra y condena a 40 años de prisión a Baháulláh (La Gloria de DIOS). Y unos cuantos años antes el clero musulmán fusila, condena a la muerte, al Báb, Manifestación Divina que anuncia claramente y Reconoce a Baháullah, como El prometido de todas las Religiones que viene a cerrar el ciclo Adámico.

  4. yo mismo 8 abril, 2017 en 19:32 #

    Y si un dia te hechan de fe bhai por disputas doctrinales por ejemplo quemar vivo una persona que ha quemado una casa y debes abandonar toda relacion con tus amigos y familiares bahai??? que haces jose luis eh?

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero