La juventud de los sueños rotos


La de Laura es la historia de los jóvenes españoles que, en estos últimos años, se han tenido que marchar de su país huyendo de la crisis

Emigracion desempleo jovenes

Desde que era pequeña, Laura soñaba con ser enfermera. Nunca había querido ser otra cosa. La idea de trabajar en un hospital y curar a sus pacientes siempre le había entusiasmado. Estudió Enfermería al mismo tiempo que hacía las prácticas y cada vez estaba más segura de que había elegido bien, de que ese era su destino. Sin embargo, sus expectativas no se vieron satisfechas cuando, al acabar la carrera, salió al mundo real y se topó de frente con una competencia feroz y un mercado laboral saturado y enfermo. Periodos en el paro se alternaban con trabajos temporales y mal pagados. El desánimo y la desesperación se convirtieron en sus compañeros inseparables hasta que un día lo vio claro: si no le daban lo que quería en su ciudad, en su país, se iría a otra parte, siguiendo la estela de muchos de sus amigos y conocidos que ya se habían atrevido a dar el paso. Se puso manos a la obra y, a través de internet, encontró un puesto de trabajo en un hospital de Londres.

Tenía miedo, era la primera vez que salía de casa y todavía debía buscar piso. Aún así, la angustia y el vacío vital que sentía ganaban por goleada al vértigo que le producía marcharse de su hogar y construir una nueva vida. También estaba enfadada pero no sabía con quién: con la sociedad, con el mundo, con ella misma. Le parecía injusto cambiar de vida y de país por obligación y no por elección. Ella quería permanecer en su ciudad pero sentía que no le dejaban. Nunca había sido una viajera, una aventurera. A diferencia de algunos de sus amigos, que soñaban con recorrer el mundo en busca de aventuras, Laura siempre había imaginado su vida en su ciudad, construyendo su propia familia en el lugar en el que se encontraban sus raíces.

Estaba terminando de hacer las maletas y de ultimar algunos detalles. En unas horas se despediría de su familia, de su novio, de sus amigos y partiría hacia una nueva vida. No le quedaba otra. Se iba con la esperanza de volver algún día y sabiendo que la suya no era una historia aislada, que muchos otros jóvenes españoles estaban pasando por su misma situación.

Tags: , , ,

Texto por: María Jesús Guzmán García

Ver los artículos de María Jesús Guzmán García

Sin comentarios.

Deja un comentario

Calamaro desde Madrid: «Puedo esperar la siguiente misión o ser un vecino normal»

El cantante de origen argentino es un gran admirador de los toros, aunque admite: «No me imagino nadando entre tiburones». Además, cuenta qué es lo primero que mete en su maleta cuando viaja a España

Habitaciones por horas, placer y discreción «low cost»

Rooms Madrid abarata un servicio que hasta ahora solo ofrecían los moteles de lujo. Esta tendencia llega a la capital pisando fuerte

Trincheras olvidadas de la Guerra Civil

La ruta de los búnkers de la Batalla del Jarama en un paseo bélico por el Parque Regional del Sureste en Pinto

CREAA, el terror de Alcorcón

Se cumplen diez años del proyecto faraónico que arruinó la ciudad, que hoy sigue sin solución y que necesita de una inversión millonaria para ser acabado

Los galgos buscan un hogar en Fuencarral

Al acabar la temporada de caza, más de 50.000 perros son abandonados cada año y la asociación Animal Rescue los acoge para darles una segunda oportunidad

Emociones que reavivan el alma

Una innovadora técnica mejora el estado de ánimo de las personas mayores con demencia sin recurrir a ningún fármaco en el Centro Albertia Moratalaz