Las redes sociales facilitan la aparición de jóvenes poetas


Un olor, un sonido, un gesto, la brisa en la cara... Daniel es uno de los nóveles que agradecen un espacio en la red para dar salida a su inspiración

¿Hay algo que no tenga cabida hoy en día en las redes sociales? Mientras se indaga en la pregunta, el Club de Poetas Jóvenes tiene su propia respuesta. La poesía ya forma parte de ellas. Este círculo surgió como un espacio para compartir poesía e inspiración entre la juventud. También, para todo el que quiera relajarse y dedicar un momento a leer algunos poemas.

Todo comenzó de la mano de la poetisa Daniela Melo, quien en el año 2013 quiso crear este espacio de poesía libre. Daniel Bustamante es quien está al frente de la página y se encarga de administrar y elaborar contenidos. Los poetas que participan son muy diferentes entre sí, cualquiera puede mostrar sus sentimientos en forma de versos u oraciones con unos requisitos mínimos de ortografía, coherencia y algo de originalidad.

Desde diferentes zonas, son muchos los que se pusieron en contacto con la web para mostrar sus escritos y solicitar un espacio donde compartirlos. «Poco a poco llegaron personas a la página que, como en la vida, pasaron de largo y otros que decidimos hacerla parte de nosotros. Quisimos acogernos a ella como instrumento para dar a conocer nuestros pensamientos, ideales, los más desgarradores sentimientos y los más inspiradores sueños». Algunos de los poetas que han colaborado son Jefferson García, Angélica Chávez, Daiber Mosquera, Daniel Caro o Jimena Ospina.

Pero, ¿cómo y cuándo llega la inspiración? Nadie sabe realmente lo que es, aunque enseguida se reconoce cuando aparece. Daniel cuenta que cuando algún poema ronda en su cabeza, antes de olvidarlo, puede incluso pasar la noche en vela hasta que consigue encajar sus piezas y plasmar sus pensamientos. «La inspiración de un poeta es como la lluvia del desierto, simplemente llega y no se sabe cuándo volverá. Hay veces que uno va por la calle y un olor, el gesto de un desconocido al pasar, el sonido de una canción o la brisa en la cara provocan sensaciones que forman frases en nuestra mente. Frases que se juntan con otras y engendran poemas», declara Daniel.

club poetas frase

Por supuesto, la inspiración también está ligada al tiempo con el que cuenta cada uno, a sus obligaciones y rutinas. Pero Daniel opina que son muchas veces situaciones cotidianas, incluso las que peor hacen sentir, las que pueden encender la mente. «No se puede ocultar que el sufrimiento y el odio son dos de los sentimientos más sinceros, siempre realzan las capacidades del Ser porque hacen que el poeta diga lo que en realidad quiere y no establezca un límite tan sesgado a sus palabras. En una ocasión dije que un ‘te amo’ se puede decir sin sentirlo, pero un insulto cuando se está enfadado realmente sale del corazón».

Daniel explica que, en cualquier caso, cada poeta tiene sus métodos y más allá del talento de cada uno, algo que les hace mejorar a todos es la lectura. «Leer es fundamental para saber escribir, aumenta el léxico que se puede usar, las figuras literarias e incluso la forma de sentir, con lo que se logra definir un estilo propio».

En su página, los poetas veteranos están pendientes de sus compañeros. «Los que cuentan con mayor experiencia y seguridad en sí mismos y en sus habilidades revisan y ayudan a corregir los poemas de los demás, pero aun así se le da confianza al poeta para que pueda publicar él solo», comenta Daniel.

Según él, uno de los temas más recurrentes es el amor. «En la vida se puede escribir sobre cualquier cosa, pero definitivamente el amor es algo que nos toca y nos ilumina a todos. Unas veces escribimos sobre la felicidad que produce, y otras sobre la decepción y melancolía que genera cuando no se tiene. Como dice Hovik Keuchkerian en uno de sus monólogos: el amor mueve el mundo».

Daniel subraya la importancia de no reprimir lo que se siente y encontrar una vía para canalizarlo. Anima a cualquiera a iniciarse en la poesía para encontrarse consigo mismo. «Los poetas nacen, pero también se hacen. El ser humano es social por naturaleza y expresarse es algo intrínseco a todos. Podría decir que todas las personas llevan poesía dentro, ese arte por medio del cual se realza la belleza de las palabras, y todos pueden decir las cosas de una forma bella y estilizada».

Eso sí, pertenecer a esta página no es una forma de ganarse la vida. No se busca sacar un beneficio, es más bien una de las pocas necesidades que se pueden cubrir de forma gratuita. Daniel no solo quiere que la poesía forme parte de su vida, sino que su vida pueda formar parte de ella.

Tags: , , , ,

Texto por: María González Rodríguez

Ver los artículos de María González Rodríguez

Una respuesta to “Las redes sociales facilitan la aparición de jóvenes poetas” Subscribe

  1. Dante Bustamante 22 febrero, 2016 en 20:59 #

    Para los que gusten leer las ‘publicaciones de la página “Club Poetas Jóvenes”

    https://www.facebook.com/LiteraturaPoetica/

Deja un comentario

Una Nochebuena de contrastes en Madrid

La capital vive de formas muy diversas las fiestas más entrañables del año. Los más pudientes pueden degustar los menús más exquisitos, mientras que las personas sin hogar pueden festejarla gracias a la solidaridad del Padre Ángel

Cortylandia: 40 ediciones de ilusión infantil

Tras años de historia, se ha convertido en uno de los símbolos de la Navidad madrileña, atrayendo a turistas de todos los rincones de España

Las exposiciones que no te puedes perder esta Navidad en Madrid

Desde muestras fotográficas, históricas y pictóricas hasta esculturales, todo tiene cabida en la capital

Hablemos de derechos humanos

El Ayuntamiento de Móstoles celebra el 70 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con una semana cargada de actividades culturales

Lavapiés despierta con protestas contra el desahucio de Pepi Santiago

Gracias al apoyo de los vecinos, fue paralizado por quinta vez el desalojo de la señora de 65 años y sus dos hijas

«Los ángeles de la guarda existen»

De lunes a viernes, los voluntarios del comedor social La Casita de Fuenlabrada trabajan sin descanso durante toda la mañana para ofrecer un plato caliente a personas sin recursos