El edificio de Plaza España, abierto a sugerencias


El Ayuntamiento ha habilitado una página web para que los ciudadanos puedan leer detalladamente las reformas que se van a realizar en el edificio y expresar su opinión
foto final

Edificio Plaza España                                                                                                                             Óscar del Pozo

 

La Junta de Gobierno ha aprobado esta mañana un estudio sobre una posible reforma del emblemático Edificio de España. En él se establece una pequeña modificación para que se ajuste a la Ficha de Condiciones Urbanísticas manteniendo las fachadas originales, según informa Miguel Ángel Juncos, uno de los responsables de prensa del Ayuntamiento. «Desde hoy hasta el 18 de mayo, los ciudadanos podrán leer con detenimiento el Estudio del Edificio de Plaza España y expresar su opinión, alegaciones o sugerencias» comenta.

Desde hace casi un año, el Edificio de Plaza España es noticia. El 14 de julio de 2015, el magnate chino Dalian Wanda, compañía que dirige Wang Jianlin, considerado el hombre más rico de Asia y dueño de una de las grandes fortunas mundiales, compró el edificio por 389 millones de euros a Metrovacesa para convertirlo en un hotel de lujo. Sin embargo, una de las cláusulas de su plan urbanístico exigía la sustitución de la fachada por motivos de seguridad. El Ayuntamiento, después de muchas quejas por parte de los madrileños, decidió no seguir adelante con el  plan de remodelación del grupo Wanda, alegando que la fachada del edificio era un Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid.  El proyecto se paralizó hasta el punto que surgieron rumores de que Wanda se había planteado vender el histórico edificio, algo que el propio grupo desmintió. El acuerdo firmado esta mañana forma parte del compromiso inicial entre grupo chino y el ayuntamiento.

Como su nombre indica, este edificio se ubica en la Plaza de España, en pleno centro de la ciudad. Sin duda, es uno de los lugares de referencia de la capital. Visita obligada por muchos de los turistas que, en un reducido número de días, intentan verlo todo.

Quizás hoy en día sea eso lo único que se puede ver en Plaza España, «la historia». Ha dejado de ser uno de los puntos de referencia de los madrileños, un lugar transitado a diario por cientos de personas que acudían a trabajar, a disfrutar de un paseo por el amplio parque que centra la plaza, a entrar en los numerosos centros comerciales o a tomarse la típica caña madrileña en alguno de los pubs próximos a la plaza. La Plaza de España hoy ha rebajado de manera notable la calidad de vida que le corresponde.

Fueron los hermanos Joaquín y Julián Otomendi los encargados de, bajo la financiación de la Compañía Inmobiliaria Metropolitana, elevar hasta el cielo el edificio, que se convirtió en el más alto de la ciudad, de España y hasta de Europa, convirtiéndose así en el edificio dominante, visto desde todas las esquinas de Madrid. Su objetivo, un lugar donde las personas pudiesen realizar todas las actividades necesarias sin salir a la calle, es crear un centro comercial de la época.

«Ahora la gente ya no se acuerda, pero en sus primeros años todo el mundo lo conocía como “el Taco” porque si te ponías a sus pies y mirabas hacia arriba siempre soltabas un taco entre asombro y dolor de cuello» recuerda riendo Alfonso, un vecino del Edificio España que ronda la tercera edad.

El edificio cuenta con veintiséis pisos, treinta y dos ascensores, cuatro mil puertas y tres mil ventanas. Un edificio de tal envergadura y belleza, debería mostrar tras su puerta principal un espacio de lujo y elegancia, comercial o privado, pero con cierto renombre en la capital. Sin embargo, esto no es así; desde 2005 el edificio permanece vacío y cerrado a la espera de que comiencen las obras que lo transformen en un hotel de lujo.

Tags: , , , ,

Texto por: Rocío Fernández de Buján

Ver los artículos de Rocío Fernández de Buján

Sin comentarios.

Deja un comentario

Bob Pop: «Si escribo algún otro libro lo haré con alguien más, ya solo me aburro»

El bloguero, columnista y presentador de televisión Bob Pop —Roberto Enríquez— recibe el Premio Blasillo. Habla con Madrilánea sobre su carrera, lo políticamente incorrecto y el galardón

Las historias que deberíamos estar contando sobre los inmigrantes, según Eileen Truax

La periodista recuerda que la migración es un fenómeno inherente al ser humano y dice que lo que le falta a la prensa es ir más allá de los números, hablando de personas y generando empatía

Entre el inglés y el español: la simbiosis del Periodismo latinoamericano «made in USA»

Nancy San Martín, del periódico Nuevo Herald, y Selymar Colón, del canal de televisión Univisión, reivindican los beneficios de la diversidad hispana en las redacciones estadounidenses

Periodismo contra el reloj

Antonio Rull, Dori Muñoz y Juan Rodríguez Talavera han dado las claves para aprender a interpretar los datos de audiencia en la segunda jornada del Congreso de Huesca

Los cibercafés como lugar de trabajo: viajar y emprender para difundir

Juan Pablo Meneses aporta desde su experiencia como emprendedor qué le ha llevado a desarrollar plataformas orientadas al beneficio de los periodistas

Selymar Colón: «Si un poderoso habla bien de un periodista, el periodista debe preocuparse»

Periodista experta en medios sociales, Colón participa en el Congreso de Periodismo de Huesca para hablar del periodismo latino en los Estados Unidos