Bienvenido al único Templo Mormón de España


El complejo, situado en el barrio de Moratalaz en Madrid, es un centro de peregrinación para misioneros y fieles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días llegados de todo el mundo

 

Templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Madrid, España / PALOMA RUIZ

Tal vez los Santos de los Últimos Días no te suenen, pero seguramente les hayas visto por las calles. Chicas con falda larga y chicos con camisas blancas y de traje, ambos con una placa identificativa. Sí, en efecto, ellos son los mormones.

Los miembros de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días se afirman como cristianos y el centro de su doctrina aseguran, es Jesucristo, a quien identifican como su Salvador. Aunque fue  fundada en 1.830 por José Smith, -quien consideran como uno de sus profetas-, en el estado de Nueva York, Estados Unidos, la Iglesia ya se ha difundido por prácticamente todo el mundo, llegando incluso a España, donde ya cuenta con aproximadamente 55.000 miembros.

En concreto, en la Comunidad de Madrid ya son cerca de 9.000 y es aquí, en el madrileño barrio de Moratalaz, donde se sitúa el único Templo mormón de España. El complejo donde se encuentra, de 12.846 metros cuadrados, cuenta con tres edificios: un centro de reuniones, un edificio multiusos y como no, el Templo. En la imagen interactiva de arriba se puede ver en detalle cómo es el complejo, sus edificios y diferentes salas con las que cuenta, clicando en cada uno de los iconos.

El Templo: «Un lugar donde el cielo y la tierra se encuentran»

Templo mormón

Templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Madrid / PALOMA RUIZ

El Templo para los Santos de los Últimos Días es un edificio muy sagrado, donde solo los dignos pueden entrar, ya que en él realizan diferentes ordenanzas especiales. Es por ello que Francisco Ruiz de Mendoza, «Setenta de Área» para el Área de Europa Occidental de la Iglesia lo describa como: «Un lugar donde el cielo y la tierra se encuentran».

Para ser digno de entrar en este espacio tan preciado y sagrado se ha de pasar primero una entrevista con el obispo del barrio en donde se viva. Este comprobará si la persona que quiere entrar al Templo está cumpliendo los requisitos mínimos, que son: vivir la Palabra de Sabiduría; si se está casado, mantener fidelidad dentro del matrimonio; vivir la Ley de Castidad y el pago del diezmo.

La Palabra de Sabiduría consiste en llevar una vida saludable de acuerdo a la revelación que recibió el profeta José Smith de Dios. Esta norma invita a cuidarse el cuerpo mediante la prohibición del consumo de café, té y alcohol, -aunque pueden beber Coca Cola o RedBull-, y a través de la prohibición de fumar y consumir drogas. La Ley de Castidad hace referencia a la prohibición de mantener relaciones extramatrimoniales. Con esta ley lo que pretenden es que solo se produzcan dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer, por lo que si se produjeran dentro de un matrimonio homosexual se estaría quebrantando –los mormones aceptan que haya miembros homosexuales, pero no les permiten casarse porque solo conciben el matrimonio heterosexual-. Y por supuesto, pese a los mitos, son monógamos. Por último, el pago del diezmo consiste en que todos los miembros de la Iglesia entregan el 10% de sus ingresos. Ya que ellos no piden dinero a nadie, es una manera de autofinanciarse. Este dinero va destinado al mantenimiento de la Iglesia.

El Templo cuenta con varias dependencias donde se realizan diferentes ordenanzas, -o lo que para un católico serían los sacramentos-, pero no todas con las que cuenta la Iglesia de Jesucristo se realizan en el Templo. Las zonas del Templo donde se realizan ordenanzas son: la sala de Investiduras, la sala de sellamientos, la sala celestial y el baptisterio.

Las ordenanzas a remarcar son, en primer lugar, los sellamientos. Celebrados en la sala de sellamientos, es lo que en la Iglesia Católica equivaldría al matrimonio. Estos son realizados para estar juntos por siempre, es «una unión indisoluble de matrimonios y familias por tiempo y eternidad», explica Mendoza. Esto es así porque creen en la resurrección y que por lo tanto, una vez que fallezcan, volverán a reencontrarse todos en el cielo. Ellos lo consideran un convenio con Dios, «una promesa muy seria, que nosotros hacemos con la persona con la que nos casamos, pero también con Dios», afirma Cristina Villar Rey del Consejo Nacional de Asuntos Públicos.

En segundo lugar, en el baptisterio se llevan a cabo bautismos, pero solo por los muertos. Para los mormones es muy importante que sus antepasados también puedan entrar a formar parte de la Iglesia. Es por ello que los buscan y se bautizan y sellan por ellos para que puedan tener la oportunidad, en el lugar dónde estén, de aceptar esta petición o no y así volver a la presencia de Dios. Cristina asegura que «en vez de realizar misas por el bien de las almas de los fallecidos como los católicos, realizamos estos sacramentos por ellos para salvar a sus antepasados, como ya lo hubiera hecho antes Jesucristo».

Centro de Capacitación Misional

Edificio multiusos: Centro de Capacitación misional, Sistema Educativo de la Iglesia y Centro de Historia Familiar

Edificio multiusos: Centro de Capacitación misional, Sistema Educativo de la Iglesia y Centro de Historia Familiar / PALOMA RUIZ

Una vez acabada la explicación del Templo, llega el turno de seguir con el edificio multiusos, un gran bloque de siete pisos. Dentro de él hay varias áreas a tener en cuenta. Una de ellas es el Centro de Capacitación Misional o CCM. «Solo hay 15 en todo el mundo y el de Madrid tiene una capacidad para 80 misioneros», detalla Robert Parker, director del CCM de Madrid y el único en España. Aquí llegan jóvenes de Francia, Italia, España, Portugal y Estados Unidos y tras su formación se les destinan –desde este CCM- a Rusia, Italia, Portugal, Francia, España, Lituania, Letonia, Ucrania y Cabo Verde. De los que se quedan en España actualmente hay 500 repartidos por las tres misiones que existen en el país: Madrid, Barcelona y Málaga. Prosigue que su estancia dura tres semanas si no tienen que aprender el idioma de su destino, o seis si así fuera.

El Centro de Capacitación Misional está dividido en tres plantas dentro del edificio. En la planta cuarta del bloque se encuentran las aulas. Cada una de estas clases es un distrito y lleva el nombre de un profeta del Libro de Mormón, que es uno de sus libros fundamentales, junto con la Biblia, y al que deben su popular denominación: mormones. En la quinta, se encuentran las habitaciones y en la sexta, el comedor.

Los misioneros son una parte fundamental de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Sus principales funciones son predicar el evangelio y servir a la comunidad y por lo tanto, «ayudar a las personas a llegar a Cristo», explica Irma Almeida, una de las profesoras del CCM de España. Prosigue que les enseñan a los misioneros cómo transmitir ese mensaje a las personas, «siempre desde la base del respeto. Si la persona dice que no, es que no», concluye. Esta dualidad de predicar y servir se debe a que «como discípulos de Jesucristo que son, no pueden hacer esto sin servir al prójimo, de ahí esa doble misión que tienen», añade Villar.

Una joven misionera recién llegada al centro desde el estado de Utah (Estados Unidos), capital mundial de esta Iglesia, explica que ella decidió irse de misión porque «no hay nada en mi vida que me haga más feliz que saber que soy hija de Dios y que Él es mi Padre. La alegría que yo siento cuando aprendo sobre mi Salvador es tan sobrecogedora, que quiero compartirlo con todo el mundo. Todo el mundo debería saber que ellos también pueden ser así de felices», concluye. En seis semanas partirá rumbo a su misión en Rusia.

La obra misional mormona es voluntaria y cada uno se la debe de autofinanciar -285 euros al mes-, aunque la Iglesia puede ayudar a quien lo necesite. La edad para realizarla oscila entre los 18 y 25 años y dura para los chicos dos años, mientras que para ellas año y medio. La Primera Presidencia y el Quórum de los Apóstoles –las estructuras más altas de la Iglesia- son los que asignan a los jóvenes dónde tienen que servir, es decir ellos hacen los denominados «llamamientos». Estos los hacen mediante la revelación, es decir, mediante la oración y la meditación porque así «Dios puede guiar nuestras decisiones y puede indicarnos qué decisiones tomar», explica Cristina.

Sistema Educativo de la Iglesia

También ubicado dentro del edificio multiusos, este se encuentra en la segunda planta. Dirigido por Faustino López, antiguo portavoz de la Iglesia en España, se trata de un centro de formación continua para todos los miembros de la Iglesia. Se divide en Seminario e Instituto. En ambos se estudian las escrituras. La diferencia radica en que al primero van adolescentes que están en la secundaria todos los días antes de ir a clase; mientras que el segundo es una formación dirigida a jóvenes de entre 18 y 30 años, pero tan solo una vez a la semana.

De aquí cabe destacar el Fondo Perpetuo para la Educación, un ente para conceder préstamos a interés cero a todo el que lo solicite porque no se pueda costear los estudios.

Centro de Historia Familiar

Por último, en este mismo edificio, se encuentra el Centro de Historia Familiar. Dado lo importante que es para los mormones encontrar a sus antepasados, en este centro se encuentran registros que tengan datos genealógicos, ya sea en microfilm o digitalizados. En este mismo espacio, también cuentan con un centro de búsqueda de empleo para quien lo necesite.

Centro de Reuniones

Centro de conferencias

Centro de Reuniones / PALOMA RUIZ

Una vez finalizada la explicación del edificio multiusos, el tercer y último edificio a destacar es el Centro de Reuniones. En este edificio se encuentra la Sala Sacramental o capilla. En ella cada domingo se celebra la Reunión Sacramental o el equivalente católico de la misa. Para los mormones el domingo es considerado como el Día de Reposo y es un día que lo dedican al culto.

Comienzan la mañana escuchando una «misa» con una estructura diferente a la tradición católica. La primera parte son diferentes anuncios que se han producido a lo largo de la semana, eventos que se van a acontecer y proclamación de los diferentes llamamientos que se hayan producido. La reunión se caracteriza porque cada domingo hablan diferentes miembros de la Iglesia, independientemente de su cargo dentro de esta, y exponen un tema que se hayan preparado y ofrecen un discurso sobre ello. También, combina cánticos entre ponencia y ponencia, recogidos todos ellos en el libro de «Himnos». En esta reunión o Sacramental tiene lugar al poco de empezar, al contrario que en la católica que es prácticamente al final, la Santa Cena, lo que equivaldría a la Eucaristía católica. La diferencia radica en que ellos toman pan y agua, ya que no beben alcohol. Para ellos la Santa Cena es un acto simbólico, pues no creen que el pan y el agua sean literalmente el cuerpo y la sangre de Cristo.

Cabe resaltar, que esta no es la única capilla mormona que hay en Madrid, ya que cuenta con 14 más repartidas entre las tres estacas o áreas en las que se divide la Iglesia a nivel de la Comunidad de Madrid. Esas tres estacas son la estaca de Madrid Este, Centro y Oeste. Cada una de estas comprenden varios barrios –designados por la iglesia- para dividirse el territorio.

Escuela Dominical

Debido a que el domingo es un día dedicado al culto, después de la Reunión Sacramental se da paso a la Escuela Dominical. Esta se subdivide en cuatro grupos diferentes. El primero de ellos es para aquellos recién ingresados en la Iglesia o que aún no son miembros de la misma. En estas sesiones se imparten las enseñanzas más básicas. El segundo grupo son los adultos casados. Ellos cada año estudian un libro diferente de las escrituras, este año toca el Libro de Mormón. El tercer grupo, los jóvenes adultos solteros, o los denominados JAS, comprenden edades desde los 18 a los 30 años. Estos realizan lo mismo que los adultos casados. Por último, el cuarto grupo son los jóvenes de 12 a 18 años. En estas clases se abordan varios temas para la comprensión de los adolescentes.

Después de la Escuela Dominical, para continuar con su Día de Reposo dedicado a la Iglesia, se dividen por grupos separados por sexo y edad y vuelven a surgir cuatro grupos: Clases del Sacerdocio, a partir de 18 años y solo para chicos; Sociedad del Socorro, a partir de 18 años y solo para chicas, -en ambas se estudia un manual diferente cada año con enseñanzas de diferentes profetas-, y Hombres Jóvenes y Mujeres Jóvenes, de 12 a 18 años, -en ambas clases se realizan lecturas de escrituras como la Biblia y realizan diferentes actividades lúdicas-.

A parte de la Escuela Dominical y de las clases posteriores, paralelamente se sucede La Primaria, que comprende desde los 18 meses hasta los 12 años. Aquí se realizan diferentes actividades adecuadas a cada edad. Además, una vez al año ellos ofician la Reunión Sacramental.

En total, el tiempo aproximado que un mormón puede dedicar al Día de Reposo dentro del Centro de Reuniones cada domingo son tres horas, una hora por cada actividad.

Pila Bautismal

Otra de las áreas a destacar dentro del Centro de Reuniones es la Pila Bautismal, donde se realizan los bautismos a los vivos. La Iglesia defiende que los niños han de ser bautizados a la edad de los ocho años, porque no creen que haya un pecado original de Adán y Eva. Consideran que ellos dos son los únicos responsables de sus pecados. Además, sostienen que a esa edad el niño ya tiene la capacidad de decidir si quiere o no estar en la Iglesia por sí mismo, al contrario de lo que sucede en la católica. Es más, a los pocos días o semanas suelen confirmarles. De esta manera, según Villar, se «le da a la persona el don del Espíritu Santo, es decir, el derecho a tener su compañía para que le guíe, le proteja y le ayude a recibir esa revelación, esas respuestas que necesita, esa guía para tomar decisiones».

Actos caritativos y para la comunidad

A parte de los dos grandes puntos descritos, en el mismo edificio del Centro de Reuniones se suceden numerosas actividades dirigidas a los más necesitados y enfocadas a ayudar a la comunidad donde viven. Es por ello, que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene varios proyectos de solidaridad en varios países en desarrollo, donde ofrecen ayuda ante catástrofes, proporcionan sillas de ruedas a los más necesitados o realizan campañas de vacunación en países en vías de desarrollo.

Una de las asociaciones más reconocidas dentro de la Iglesia de Jesucristo es «Manos Mormonas que Ayudan» cuyos objetivos son ayudar a los más necesitados y mejorar las comunidades. Colaboran con varias ONGs como Cáritas o UNICEF. Incluso, han recibido el reconocimiento de la Fundación Madrina por la ayuda humanitaria que la Iglesia les ha prestado.

Por otro lado, otra manera de ayudar a la comunidad es mediante las famosas clases de inglés gratuitas que ofrecen en la Sala de la Sociedad de Socorro cada miércoles y sábado. Gracias a los misioneros que llegan de Estados Unidos para hacer su misión en Madrid, cuentan con unos profesores nativos con los que practicar y pulir el tan demandado speaking. 

Estas y otras muchas actividades se llevan a cabo dentro de las paredes de este edificio, como puedan ser reuniones vecinales, partidos de baloncesto o diferentes espectáculos o actuaciones del coro, compuesto por los misioneros que llegan. Cabe mencionar, que los mormones actualmente cuentan con uno de los mejores coros del mundo, «El Coro del Tabernáculo Mormón»:

Hacia una expansión global

Con esta visión general de la Iglesia se demuestra que a pesar de ser una iglesia joven, es dinámica, muy activa en la sociedad y sobre todo, que está presente para predicar el evangelio y servir allá donde esté. Tal vez, este sea uno de los factores clave por el que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Último Días sea una de las iglesias cristianas de mayor crecimiento del mundo actualmente.

Tags: , , , , , , , , , , ,

7 Respuestas to “Bienvenido al único Templo Mormón de España” Subscribe

  1. Mencía Guerra 18 noviembre, 2016 en 8:48 #

    Siempre me había preguntado al pasear por allí para qué servirían esas instalaciones. El reportaje me ha gustado mucho.

    • Paloma Ruiz 18 noviembre, 2016 en 16:09 #

      ¡Muchísimas gracias! Espero haberte aclarado todas tus dudas :)

  2. academic writers now 22 marzo, 2017 en 13:54 #

    Such a beautiful view and this ancient building. I am sure this day was amazing and I hoped you enjoyed it because the photos are really cool. Thanks for sharing.

    • Paloma Ruiz 27 marzo, 2017 en 13:24 #

      Thanks so much for your words, I spent a few wonderful days making the report and taking the photos. Best regards.

  3. Antonio 17 agosto, 2017 en 9:39 #

    ¿Pueden visitar el templo y los edificios aledaños las personas que no profesan la religión mormona?

    • Paloma 17 agosto, 2017 en 11:06 #

      Hola, Antonio

      Gracias por tu comentario. Cualquiera es bienvenido al complejo del Templo Mormón, profeses o no su religión. El Templo, es decir, el edificio blanco, tiene el acceso restringido solo a los fieles; el Centro de Reuniones, es decir, el de menos plantas, es de libre acceso e incluso puedes acudir a sus clases laicas de conversación de inglés totalmente gratuitas! Por último, el acceso al Centro de Capacitación Misional, el que posee muchos pisos, está en parte restringido, pues se trata de una residencia, así como de un lugar de entrenamiento para los futuros misioneros, pero puedes entrar sin problema en el Centro de Historia Familiar, donde podrás consultar tu árbol genealógico y comprobar quiénes fueron tus antepasados, aunque si lo prefieres puedes consultarlo en su base de datos online: https://familysearch.org/

      Espero haberte ayudado!

      Un cordal saludo :)

  4. Heri 23 agosto, 2017 en 21:00 #

    Hola Paloma,
    Soy miembro de la Iglesia y voy a estar por Madrid unos dias y necesito si podes pasarme datos de grupos de redes sociales para contactar con algunos miembros que residan em Madrid.
    Muchas gracias.

Deja un comentario

Ruta literaria por el corazón de Madrid

Reuniones de escritores, librerías de mujeres o periódicos desaparecidos convierten a la capital en un centro cultural

Librería Mujeres, el eterno bastión del feminismo

El establecimiento acoge todas las voces del feminismo y sigue siendo un escenario para el debate, la lucha y la reivindicación

Las librerías que recogen los libros que tú ya no quieres

En la capital cada vez existen más librerías que buscan rescatar aquellos libros que llevan años sin ser leídos. Las donaciones de bibliotecas y particulares les permiten «revenderlos» a precios asequibles

BookCrossing: los libros sin techo

Abandonar ejemplares en lugares públicos para que los recojan personas desconocidas y regresarlos a otro sitio agotada la lectura es la esencia de esta práctica

«Eso de la nueva poesía es una estupidez»

El poeta y agitador cultural argentino Carlos Salem lleva doce años animando semanalmente recitales nocturnos en bares de la capital. El novedoso formato poético que introdujo en nuestro país lleva varios años de crecimiento imparable

El patio Aleatorio de los poetas

Todos los miércoles, en el bar situado en el número 7 de la calle Ruiz, el escritor Carlos Salem coordina una jam de poesía en la que voces jóvenes y adultas se unen a través del verso