Nogueras Blanchard apuesta por su artista argentino en ARCOmadrid 2017


Leandro Erlich, presente en el estand en una feria donde Argentina es el país invitado
Exposición de Watchdog-Lapdog-Playdog en Nogueras Blanchard Barcelona

Exposición de Watchdog-Lapdog-Playdog en Nogueras Blanchard Barcelona – ROBERTO RUIZ

Este año, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCOmadrid -del 22 al 26 de febrero- contará con muchas galerías españolas, también del país invitado, Argentina, y de muchas más nacionalidades.

Un ejemplo de ello es la galería de arte contemporáneo Nogueras Blanchard, dirigida por los socios Álex Nogueras y Rebeca Blanchard. Este año, con ocasión de que el país invitado en esta 36ª edición de la feria es Argentina, la firma va a centrar su montaje en uno de los artistas conceptuales argentinos con mayor proyección internacional, Leandro Erlich (1973). Pertenece a sus autores representados y su participación en ARCOmadrid será simultánea a la que también va a tener en el Espacio Fundación Telefónica con su obra Certezas Efímeras.

La galería española, considerada una de las más potentes y con mayor proyección internacional, -por esto último les concedieron el premio de la Asociación de Galerías de Cataluña (GAC) en 2011-, tratará, en su estand de ARCOmadrid, de «potenciar a los artistas con los que tenemos proyectos en marcha, como Fran Meana, Ester Partegàs, Wilfredo Prieto o Ignacio Uriarte», explica Álex Nogueras.

El director de la galería expresa la gran oportunidad que supone para ellos acudir a esta feria, a la que asisten desde el año 2005. Manifiesta que les aporta «gran visibilidad y contacto con el mercado local». Además de que es su «feria principal por ser en casa». Añade que otro de los beneficios que les otorga estar presentes en la feria ARCOmadrid es que «hay una gran afluencia de coleccionistas latinoamericanos». Dato a tener en cuenta ya que la presencia latinoamericana siempre ha tenido un papel fundamental en este evento para facilitar la colaboración artística entre Iberoamérica y Europa.

Binomio Madrid-Barcelona

Rebeca Blanchard y Álex Nogueras - ROBERTO RUIZ

Rebeca Blanchard y Álex Nogueras – ERNESTO AGUDO

La galería Nogueras Blanchard comenzó en 2004 en Barcelona. Los directores de la misma sentían que «había un vacío generacional en el panorama galerístico, sobre todo en la Ciudad Condal. Había muy buena programación a nivel institucional, pero muy conservadora a nivel de galerías. Creíamos haber encontrado ese nicho de mercado que estaba funcionando bien en otras partes del mundo y al que en España no se le prestaba tanta atención», comenta Nogueras.

Desde un principio, este proyecto tuvo un propósito: apostar por la representación de artistas tanto nacionales como internacionales en España y a nivel global, para así tratar de que su obra fuera expuesta en otros ámbitos.

A partir de este momento, fueron ganando más importancia en el terreno, hasta que ocho años más tarde, en el año 2012, decidieron abrir una segunda sede de la galería en Madrid. A partir de ahora, con el binomio Madrid-Barcelona, el método de trabajo se vio adaptado a las nuevas circunstancias. “Siempre hemos sido dos socios, con lo cual, cuando abrimos una segunda sede en Madrid, la división de tareas era algo que ya estaba en nuestro ADN como galería. Cada uno se encarga del día a día de su espacio, pero las decisiones más estratégicas las tomamos de forma consensuada. Por ejemplo, a qué artistas exponer o en qué ferias participar. Cada espacio tiene sus particularidades y genera tareas específicas. Por ejemplo, Barcelona es nuestro centro logístico, donde se almacenan las obras y donde se producen las exposiciones, y en Madrid donde exponemos los proyectos de nuestros artistas y donde estos tienen más visibilidad”, explica Nogueras.

Desde sus comienzos, la galería siempre se ha mantenido bastante estable en cuanto al número de autores representados. En la actualidad cuentan con un total de 17. La nacionalidad de la mayoría de ellos es española, pero también hay autores de Bélgica, Francia, Estados Unidos, o, incluso, Japón.

Las joyas: Prieto y Uriarte

Exposición «Solo» de Rubén Grillo en Nogueras Blanchard Madrid - ROBERTO RUIZ

Exposición «Solo» de Rubén Grillo en Nogueras Blanchard Madrid – ROBERTO RUIZ

Actualmente, del plantel de artistas con el que cuenta la galería, está en exposición Rubén Grilo en Madrid con su obra Solo hasta el 14 de enero. Pero de los 17 cabría destacar a dos de ellos: Wilfredo Prieto (Cuba, 1978) e Ignacio Uriarte (Alemania, 1972). Ambos artistas empezaron a exponer en la galería Nogueras Blanchard y son los que más han crecido y obtenido un largo recorrido internacional gracias al apoyo de sus directores. «En estos años, no solamente les hemos expuesto en nuestros espacios de forma regular, sino que hemos apoyado proyectos fuera de la galería, como en instituciones públicas o bienales. A partir de entonces, nos hemos preocupado de que puedan exponer en otras galerías internacionales que potencien el trabajo que empezamos nosotros. En ese sentido, la visibilidad de su obra se multiplica y llega a más público y se abren nuevos mercados para su obra», sentencia Nogueras.

Wilfredo Prieto es un reconocido artista por sus obras conceptuales, que se caracterizan por ser únicas y hechas con materiales comunes. Uno de sus trabajos más conocidos es Vaso lleno de agua medio lleno. La pieza salió al mercado por un valor de 20.000 euros y consistía en agua, vaso y estante. Otras de sus obras son: Políticamente incorrecto, se trata de un trozo de sandía cuadrado; o Escala de valores, consistente en varios vasos de plástico con restos de ron, Coca-Cola, vino, cerveza y agua. El artista ha recibido varios premios, como el Premio Cartier o la Beca Guggenheim en Artes, América Latina y Caribe.

Por otro lado, Ignacio Uriarte es un artista alemán contemporáneo que se caracteriza por llevar lo cotidiano de la oficina al mundo del arte. Algunas de sus obras son: Tres, se trata de montones de hojas arrugadas que rinde homenaje a la materialidad de los tres tipos de mármol usados en el pabellón Mies van der Rohe de Alemania; Envelope, consistente en un sobre abierto; o Unos y ceros, que muestra un panel con un código binario. Este autor ha ganado varios premios como el de Crazy Curators en 2008 o la Beca de Artes Plásticas de la Fundación Marcelina en el mismo año.

Como perspectiva de futuro, los directores expresan que tienen que afianzarse en España y consolidar su mercado aquí. «Tenemos que potenciar el tándem Barcelona-Madrid y generar más sinergias entre los dos espacios y, por qué no, entre las dos escenas artísticas de las dos ciudades, que existen y son fuertes, pero están muy desconectadas. Y como galería, en un momento de recuperación económica, lo que nos toca es crecer», finaliza Álex Nogueras.

Tags: , , , , , , , , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

Ruta literaria por el corazón de Madrid

Reuniones de escritores, librerías de mujeres o periódicos desaparecidos convierten a la capital en un centro cultural

Librería Mujeres, el eterno bastión del feminismo

El establecimiento acoge todas las voces del feminismo y sigue siendo un escenario para el debate, la lucha y la reivindicación

Las librerías que recogen los libros que tú ya no quieres

En la capital cada vez existen más librerías que buscan rescatar aquellos libros que llevan años sin ser leídos. Las donaciones de bibliotecas y particulares les permiten «revenderlos» a precios asequibles

BookCrossing: los libros sin techo

Abandonar ejemplares en lugares públicos para que los recojan personas desconocidas y regresarlos a otro sitio agotada la lectura es la esencia de esta práctica

«Eso de la nueva poesía es una estupidez»

El poeta y agitador cultural argentino Carlos Salem lleva doce años animando semanalmente recitales nocturnos en bares de la capital. El novedoso formato poético que introdujo en nuestro país lleva varios años de crecimiento imparable

El patio Aleatorio de los poetas

Todos los miércoles, en el bar situado en el número 7 de la calle Ruiz, el escritor Carlos Salem coordina una jam de poesía en la que voces jóvenes y adultas se unen a través del verso