Emprender en Chamberí: digitalizarse o morir


El distrito se ha convertido en cuna de «startups», nuevas empresas que apuestan por las nuevas tecnologías. Sin embargo, el número de negocios tradicionales decrece en el barrio
javier-martin-ace

Javier Martín, presidente de la ACE Chamberí Foto: J. A.

El paso inexorable del tiempo obliga a la reinvención constante. Es un fenómeno que desde la existencia de la especie humana se lleva dando. Renovarse o morir. Esta selección natural de supervivencia del más fuerte se puede trasladar a muchos ámbitos de la vida. En los negocios esta máxima no es menos. En un sistema de libre mercado la competencia es ardua y sólo explotando tus valores diferenciadores puedes llegar a conseguir el éxito. Pero el primer paso, quizás el que más cuesta dar, es emprender, poner en marcha el negocio.

El distrito de Chamberí se caracteriza por la cantidad de entidades comerciales que aúna, algunas incluso centenarias. «En Chamberí somos muy emprendedores», afirma Javier Martín, presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Chamberí (ACE Chamberí). Por añadidura, en los años que corren, el cambio a la modernización digital parece de obligado cumplimiento si se pretende progresar o subsistir.

Los datos de locales de comercio en el distrito van a la baja, a pesar de aglutinar el 6,3% de los negocios de la capital, siendo superado sólo por el barrio de Salamanca y el Centro. «El barrio ha perdido mucho comercio. Más o menos, la mitad de las personas que intentan emprender cierran a los seis meses», explica Martín. Sólo la hostelería parece funcionar: actualmente en el distrito hay unos 1200 establecimientos, un 8% de la ciudad. «Aparte, los negocios que apuestan por promocionarse a través de Internet también funcionan. Hoy día, si no tienes web y un Community Manager es complicado vender», comenta el presidente de la ACE Chamberí.

Mapa de las empresas que componen Chamberí Valley Foto:Chamberivalley.com

Mapa de las empresas que componen Chamberí Valley Foto:Chamberivalley.com

En este sentido, el distrito se ha convertido en referencia de ese cambio al mundo digital. Caso por ejemplo de la plataforma Chamberí Valley, que comprende a aproximadamente 40 empresas que facturan unos 50 millones de euros anuales entre todas y que dan 500 puestos de trabajo. Todas ellas tienen la característica de ser «startup», es decir, empresas emergentes apoyadas en la tecnología. Esta plataforma busca facilitar la labor entre los miembros del grupo y que entre todos sigan aprendiendo para crecer.

Desde la ACE Chamberí también tratan de realizar un proyecto parecido. «Queremos montar un gran vivero de empresas consolidadas para que, desde sus experiencias, puedan asesorar a los nuevos emprendedores. Así se podría evitar los errores que cometen algunas empresas, los cuales a veces suponen el cierre», explica Martín. Él asegura que hoy día no comprende cómo «la gente puede abrir un negocio sin pensar en vender online. Hay que pensar en las dos cosas, en el local y en lo digital».

De vender en un local a hacerlo por Amazon

Juan Carlos de Bunes es un ejemplo de comerciante del barrio que ha dado su salto a la red. Este vecino de Chamberí estuvo presente el pasado 16 de marzo en la III edición de Web Experience, un evento donde empresarios dan a conocer su experiencia y sus recomendaciones a nuevos emprendedores. De Bunes abrió en 2011 «Sabores ocultos», una tienda que se dedicaba a vender productos relacionados con las galletas o el café y que procedían de varias partes del mundo, como Australia o Gran Bretaña.

Cuenta que su empresa fue una tienda «pionera que tuvo mucha aceptación en los primeros años que estuvo abierta». Pero a lo largo del tiempo empezaron a detectar problemas en las ventas. Las personas que se acercaban a su tienda no compraban sus productos, sino que se dedicaban a sacar fotos con sus teléfonos móviles. «De hecho, comprobamos que esas fotos colgadas en las redes sociales llevaban a comprar el producto en Amazon o en Ebay y no en nuestra tienda». En 2016 tuvo que cerrar su local.

Juan Carlos De Bunges, creador de Sabores Ocultos Foto: J. A.

Juan Carlos De Bunges, creador de Sabores Ocultos Foto: J. A.

Pero antes de clausurar su negocio físicamente, su situación había dado un vuelco de ciento ochenta grados. A sus manos llegaron unos termos japoneses que se comercializaban en el país nipón desde 1901 y que, a pesar de tener presencia en varias partes del mundo, no se vendían en Europa. De Bunes consiguió introducir los termos en su tienda. Tras cerrar el local, ahora vende los termos por internet a través de Amazon, que ha pasado de ser su «archienemigo» a su mayor aliado en el negocio.

Otro caso de mejoría de su negocio gracias a la apuesta por la digitalización es el de la inmobiliaria House Hunting, creada en 2009, y también ubicada en el distrito. Su director, José María Núñez, explica que desde el primer momento apostaron por las nuevas tecnologías. «Lo primero que hicimos fue contratar a un CRM (Customer Relationship Management) muy potente. Manejamos casi quince mil datos de clientes. Por lo cual, tenemos una masa crítica de posibles clientes muy potentes y hay que gestionarlo».

Como la mayoría de las personas acceden a internet a través de su teléfono móvil o tablet, Núñez recalca la necesidad de adaptar los contenidos web a esas plataformas y, por supuesto, estar presentes en las redes sociales. Cuenta que el próximo paso de su empresa será la de enseñar pisos a través de gafas de realidad virtual y también mediante drones, a pesar de que la normativa de estos últimos es compleja. «Queda mucho por hacer, pero ahí estamos, adaptándonos a las nuevas tecnologías».

Tags: , , , , , ,

Texto por: Jorge Aguilar

Ver los artículos de Jorge Aguilar

Sin comentarios.

Deja un comentario

Ruta literaria por el corazón de Madrid

Reuniones de escritores, librerías de mujeres o periódicos desaparecidos convierten a la capital en un centro cultural

Librería Mujeres, el eterno bastión del feminismo

El establecimiento acoge todas las voces del feminismo y sigue siendo un escenario para el debate, la lucha y la reivindicación

Las librerías que recogen los libros que tú ya no quieres

En la capital cada vez existen más librerías que buscan rescatar aquellos libros que llevan años sin ser leídos. Las donaciones de bibliotecas y particulares les permiten «revenderlos» a precios asequibles

BookCrossing: los libros sin techo

Abandonar ejemplares en lugares públicos para que los recojan personas desconocidas y regresarlos a otro sitio agotada la lectura es la esencia de esta práctica

«Eso de la nueva poesía es una estupidez»

El poeta y agitador cultural argentino Carlos Salem lleva doce años animando semanalmente recitales nocturnos en bares de la capital. El novedoso formato poético que introdujo en nuestro país lleva varios años de crecimiento imparable

El patio Aleatorio de los poetas

Todos los miércoles, en el bar situado en el número 7 de la calle Ruiz, el escritor Carlos Salem coordina una jam de poesía en la que voces jóvenes y adultas se unen a través del verso