Tensión en las asociaciones de Tetuán tras la reducción de ayudas


El grupo municipal Ahora Madrid, liderado por Montserrat Galcerán, también ha decidido recortar en 60.000 euros los contratos con educadores sociales
Fachada de la Junta Municipal del distrito de Tetuán

Fachada de la Junta Municipal del distrito de Tetuán

El Gobierno del Distrito de Tetuán, capitaneado por Montserrat Galcerán (Ahora Madrid), ha reducido las ayudas destinadas a las asociaciones con fines sociales. Esta medida ha sido tomada tras la firma de la concesión de subvenciones aprobada en junio de 2017 por todos los grupos con representación en el distrito. La voz de alarma saltó durante la celebración del último Pleno cuando el representante de Ciudadanos, Antonio Crespo, preguntó a la líder de Ahora Madrid en Tetuán el porqué de esta situación.

En esta coyuntura se encuentran varias de las organizaciones con sede en el barrio, entre ellas, Juntos para Jugar y la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas. La primera, se encarga de la realización de actividades deportivas y culturales para personas con discapacidad intelectual. «Somos la única asociación en Madrid que realiza esta labor todos los días del año porque queremos que estas personas tengan un sitio en el que poder estar y divertirse», afirman fuentes de la asociación.

Con más de 30 años de experiencia desde su fundación y 70 personas afiliadas a ella, Juntos para Jugar es la primera vez que no recibe ayudas por parte de la Junta del Distrito, algo que no había pasado con ninguno de los anteriores gobiernos municipales. «Llevamos dos años intentándolo, desde que Ahora Madrid dirige la Administración, pero no obtenemos respuesta alguna por su parte», se quejan.

Después de tantos años, Juntos para Jugar no sabe cuánto tiempo podrá seguir realizando sus actividades de ocio y apoyo, aunque «seguiremos andando hasta que podamos».

En este momento, solo cuentan con la ayuda al alquiler, pero «no recibimos ninguna subvención para los proyectos. Trabajamos mucho para la gente que acude a nosotros y ahora estamos desbordados». Al mismo tiempo, desde la asociación declaran que Ahora Madrid realiza diferentes programas sociales, pero ya «no destinan fondos» y, aunque afirman sentirse valorados, eso no se traduce en ayudas económicas. «Cuando hablamos con ellos de estos asuntos, no nos contestan; a veces incluso se ríen. Ya no lo vamos a seguir intentando», reiteran con tristeza en sus palabras.

Coincide con esta versión la que aporta la Asociación Madrileña de Mujeres Separadas y Divorciadas. Se encuentran en la misma situación y convienen en que «no merece la pena hablarlo. Uno se cansa, llevamos muchos años trabajando y desde que está Ahora Madrid no recibimos subvención». Fundada en 1974, se encargan de la defensa de la igualdad entre géneros y el reconocimiento de los valores de la mujer.

«Hemos cumplido los requisitos siempre. Resulta curioso que ahora no hagamos», reconocen estas mujeres. «Podemos sobrevivir gracias a la ayuda de nuestra Federación General, que recibe subvenciones del Estado. No podríamos seguir realizando nuestra labor si no fuese por las ayudas del Gobierno central».

El Grupo Municipal Ahora Madrid se escuda en el acuerdo firmado por los grupos políticos de Tetuán. «Entregamos 3.500 euros a cada asociación para los proyectos que llevan a cabo», informa Gonzalo López, asesor de Galcerán. «El problema radica en que las asociaciones no cumplen los requisitos que planteamos. Algunas de ellas superan el presupuesto. En ese caso, no reciben ninguna ayuda», justifica López ante la pregunta del porqué de la reducción de ayudas. «No las hemos reducido. Se las hemos dado a todas aquellas asociaciones que no vulneran las bases del procedimiento», prosigue López.

La realidad que afirman vivir las asociaciones de Tetuán contradice el discurso de Ahora Madrid, basado siempre en la defensa de los derechos sociales. Estas organizaciones tienen la sensación de que ha llegado un momento en que su labor no interesan.

Relacionado con la concesión de ayudas del distrito de Tetuán, el reglamento de Ahora Madrid recoge que concejales y cargos del partido deben donar el 30% de su sueldo, ya que la norma establece que no pueden cobrar más de cuatro veces el salario mínimo. Ese 30% se divide en dos partidas: por un lado, el 20% se destinaba a proyectos sociales y, por otro, el 80% a donaciones libres. Eso cambió en mayo de 2017. El porcentaje para proyectos sociales tan solo representa el 10%, tras un acuerdo firmado por la mesa de coordinación del partido. El resto, ahora se reparte de forma discrecional entre proyectos, fundaciones o partidos. Es esta realidad la que lleva a las personas implicadas a pensar que, al tratarse de donaciones libres, reciben más dinero aquellas asociaciones afines a Ahora Madrid.

Desde que el partido entró en el Ayuntamiento hace dos años ha recaudado por el tope salarial de su reglamento 300.000 euros en donaciones, de los que ha dado salida a un tercio de los mismos hace escasas semanas. Esa cantidad ha ido destinada a Ahora coMparte, un canal creado entre Ahora Madrid y la Fundación Goteo, pero todavía no se sabe qué van a realizar con el resto del dinero, casi 200.000 euros.

DISCREPANCIAS EN EL PLENO

Toda esta situación fue recogida en el pasado Pleno de Tetuán por Antonio Crespo, representante de Ciudadanos. Preguntó a Galcerán por qué las asociaciones no habían recibido dinero, pero no obtuvo respuesta del Grupo Municipal. «Mi pregunta fue una crítica por las subvenciones que no se habían dado, no por las que sí se recibieron», aclara Crespo.

El representante de Ciudadanos se muestra a favor del sistema de concesión de ayudas, pero no entiende que haya asociaciones que se han quedado fuera. «Mi percepción es que hay organizaciones que reciben un trato diferente que otras. No reciben el mismo trato que antes. Me parece que las asociaciones realizan una labor increíble y, debido a esto, se están anulando», explica Crespo.

Esta denuncia en el Pleno le llevó a vivir, según él, una situación tensa con la máxima responsable política del distrito y su asesor. «Chaval, tú vas a acabar muy mal», le espetó Galcerán. «La pregunta la hago por todas esas personas que trabajan en las asociaciones. Me reafirmo en todas las cuestiones que planteé. Solo espero que tenga el valor de decir públicamente por qué no reciben el dinero», justifica Crespo.

Por su parte, Gonzalo López niega esta versión y califica de “niñería” lo sucedido. «Antonio Crespo se extralimitó. Una mujer como Galcerán no lo va a intimidar», defiende López. Añade que tras la finalización del Pleno, le pidieron perdón a la representante de Tetuán, algo que Crespo desmiente. «No pedí perdón porque no tengo motivo. Ellos pueden intentarlo, pero no me voy a callar. Como oposición, mi trabajo es controlar en qué se gasta dinero el distrito», mantiene el político de Ciudadanos.

A la disminución de ayudas se añade que Ahora Madrid ha recortado 60.000 euros en los contratos con educadores sociales del distrito. «Se presentó un presupuesto de 573.000 euros, pero solo han destinado 513.000», ratifica el representante de Ciudadanos, que califica esta cantidad de «inconcebible» por las necesidades que tiene el barrio. Para él esto solo tiene una explicación posible, que Ahora Madrid «ha premiado a la empresa adjudicataria más barata».

Toda esta situación ha llevado a que el partido político pida la reprobación de Galcerán que se votará el martes 21 de noviembre. «Su gestión no está siendo justa». Pero hay más motivos además de las polémicas subvenciones. «Un político debe empatizar con los ciudadanos del distrito. Ella no es capaz porque no busca soluciones», dice Crespo para explicar su decisión. Añade a estos motivos, los fallos en la gestión y las faltas de respeto.

SEGURIDAD EN EL DISTRITO

Cabeza de la manifestación durante su recorrido por Bravo Murillo

Cabeza de la manifestación durante su recorrido por Bravo Murillo

La situación de inseguridad que se vive en el distrito es otro de los temas polémicos en los Plenos. En la última jornada de la Universidad de Bellas Vistas, la Asociación de Vecinos Cuatro Caminos-Tetuán convocó una manifestación que se celebró el 16 de noviembre ante la Junta del Distrito. Al grito de «esto es Tetuán, aquí cabemos todos», varias decenas de personas recorrieron la calle Bravo Murillo.

Antonio Ortiz, el presidente de esta asociación, mantiene que el alarmismo que se ha creado «no se corresponde con los datos de la Policía», sino con la imagen que se da y que para él «no representa la realidad».

En contra de esta versión, Crespo mantiene que la manifestación es para que los medios de comunicación publiquen «la realidad que ellos (los convocantes) quieren que salga, no lo que está pasando».

Para Ahora Madrid, que se ha adherido a la convocatoria, las noticias acerca de Tetuán se «sobredimensionan». Algo que comparte Ortiz al afirmar que «existe una presión excesiva por parte de los medios. La manifestación fue una llamada a todos para ser más solidarios». Ambos reconocen, a pesar de esto, que existen problemas y que la percepción de seguridad debe mejorarse, aunque «ha habido épocas peores».

La realidad es que debido a los incidentes y a la violencia que se practica en Tetuán, el próximo año se instalarán cámaras de vigilancia en la zona. Para Ortiz esto solo supone «una medida más de seguridad».

Pancartas contra la gestión administrativa

Pancartas contra la gestión administrativa

Tags: , , , ,

Texto por: Carlota Barcala

Ver los artículos de Carlota Barcala

Sin comentarios.

Deja un comentario

El «chemsex» multiplica los nuevos casos de VIH en Madrid

Las clínicas especializadas y los profesionales de la salud piden una respuesta institucional para frenar el auge de estas fiestas de más de 48 horas de sexo y droga

Feministas dentro del negocio del sexo

¿Esclavitud o trabajo voluntario? Asociaciones de mujeres difieren entre legalizar o abolir la prostitución en España

Cine Invisible: un «club secreto» a las afueras de Madrid

El ciclo cinematográfico proyecta en Alcobendas películas «raras y especiales» durante dos temporadas al año. Cada sesión acoge aproximadamente a 150 personas

Los geranios de Neruda sobreviven en la Casa de las Flores

El edificio, que resistió la Guerra Civil, sigue siendo un referente en la actualidad y permite que se cumpla una función social en el barrio

Drogas y suciedad, una noche en la nueva Macumba

La discoteca buscaba renovarse y atraer a un público más exclusivo

Cuatro distritos de Madrid exigen el cierre de Valdemingómez

El actual contrato entre el Ayuntamiento y la empresa Urbaser vence en 2020