2018-2019

Camila Andrade Alvarenga (Sao Paulo, 1995). Su acento insinúa su condición de inmigrante. Tiene en el habla una apariencia de melodía portuguesa. Nacida en la ciudad brasileña más habitada, desarrolló sus estudios en la Faculdade Cásper Líbero. Allí se encontró con el periodismo y fue un amor a primera vista. Éste le desperezó las ganas de ir al encuentro con su pasión, la escritura, y le maduró las cuerdas vocales para no callarse las injusticias. Su sonrisa no tiene techo, es por eso que contagia. 

Javier Arias Lomo (Plasencia, 1996). Descubrió el periodismo durante su niñez gracias a las retransmisiones deportivas. Su pasión por la profesión hizo que se mudase a Madrid y, durante un Erasmus «memorable», a Siena. Adjetivos como «curioso» e «inquieto» le definen. Perderse entre las páginas de Cien años de soledadLos Miserables le han moldeado, así como su innegable gusto por clásicos del cine como El padrinoSe debate entre la actualidad vertiginosa de España o el periodismo deportivo.

Manuel Camacho Rodríguez (Madrid, 1994). Futbolero empedernido, se graduó en Periodismo por la Universidad CEU San Pablo. Pasó el último verano en ABC y decidió cursar el Máster en la misma casa para avanzar hacia su meta: el periodismo deportivo. Cómo emplear el tiempo libre lo tiene claro: novelas, series, partidos de fútbol… Sagas como Juego de Tronos explican su predilección por el género de fantasía. Ama la capital madrileña, con permiso de Cádiz, donde suele veranear.  

Manuel Campillo Puelles (Madrid, 1995) nació en el hospital La Paz para dar guerra en el periodismo. Su profesora de baile le animó a estudiar dicha carrera. «Desde pequeño me gustaba la tele, la radio y leer», rememora. Ha cubierto todo tipo de información (desde actualidad política hasta crónica rosa) en medios como esRadio, Onda Cero y ABC. ¿Una palabra para definirse? «Intenso…para bien y para mal. Me gusta que lo que escribo pueda sonar. No me gusta un texto sin alma ni vida».

Rodrigo Díez Manceñido (León, 1996) es un castellanoleonés de nacimiento, aunque criado en Oviedo. Junto a su amor por la tortilla de patatas está su predilección por la comunicación. Tras estudiar Filología Inglesa en la Universidad de Oviedo, metió cabeza en este campo al realizar prácticas en el periódico asturiano La Nueva España. Su sumo interés por el oficio le hizo trasladarse a Madrid con el fin de cursar el Máster de ABC-UCM, y así adentrarse en el sector periodístico que tanto le fascina.

Marta Dorado del Olmo (Madrid, 1995). Ni bailarina ni astronauta: periodista. Esta risueña madrileña lleva con un micrófono en la mano más años de los que ella misma alcanza a recordar. Graduada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III, cree en el trabajo duro para alcanzar sus objetivos. Enamorada de la música y la literatura, se define como una persona transparente que a través del «mejor oficio del mundo» busca dar voz a quienes no pueden contar su historia.

Mario Espejo Moreno (Guadalajara, 1993). Su odio por las matemáticas y la física hizo que dejara el Grado en Sistemas de Información. Decidió estudiar Periodismo porque es una carrera con la que puede dedicarse a lo que le gusta: los videojuegos. Le encantaría escribir sobre tecnología, materia en la que es experto. Debe su formación como periodista a la Universidad Complutense de Madrid y a sus prácticas en ABC. Leer a Patrick Rothfuss y escuchar a Oasis son algunas de sus pasiones.

Cynthia Falcón Trejo (Madrid, 1996) se define como una persona soñadora y curiosa, a la que le gusta pasar tiempo con su familia y amigos. Desde pequeña le apasionaba la escritura, lo que la llevó a estudiar Periodismo. Aficionada al género fantástico y de ciencia ficción, no titubea cuando le preguntan por su lectura de cabecera: la trilogía Delirium de Lauren Oliver. Enamorada del arte en todas sus expresiones, le encantaría escribir sobre temas culturales. O sumergirse en el mundo de las redes sociales.

Mónica Gail Rodríguez (Madrid, 1996). En palabras de su madre, «se le da mejor escribir que hablar». Apasionada de la novela romántica, le encanta escribir, pero para ella misma. De naturaleza curiosa, se planteó estudiar Criminología para luego decantarse por Periodismo. Idealista, se fuerza a tener los pies en la tierra, pues sabe que así evitará el fracaso, su mayor miedo. Pero no hay que dejarse engañar por su dulzura, Mónica conseguirá lo que quiere: transmitir historias en el ambiente frenético de una redacción.

Belén García-Pozuelo Gómez-Cambronero (Manzanares, 1996). Desde pequeña sabía que quería ser periodista. «Con cinco años quería salir en el informativo, no sabía lo que decía». Ahora la respuesta sería muy diferente. Le apasiona unir historias con cifras. Aunque la definan como alguien dulce, le gusta el conflicto, pero reconoce que solo en periodismo. Su tímida mirada esconde poesía, lo que observa lo transforma en versos. Vive enamorada de Oriente Próximo y de las lecturas de Historia y guerras.

Manuel Garrido Agudiez (Segovia, 1995), además de periodista, es poeta. Escribe desde la más tierna edad y encontró en ese acto una especie de terapia. Hoy, con la misma sensibilidad que tiene para transformar sentimientos en poemas, convierte narrativas en reportajes de alma y alas. Lleva siempre cerca los recuerdos de una infancia feliz y de las personas que ya no están, y, por eso, se define como un nostálgico. Con el periodismo espera ganar popularidad y respeto, pero, sobre todo, busca dejar huella.

María Lozano Rodríguez (Almansa, 1996). De Albacete a Madrid, su afán desde pequeña de preguntar por qué a todo le hizo estudiar Periodismo. Graduada en la Universidad Complutense, su formación pasa por 20Minutos, Público, y ABC, donde actualmente realiza el Máster de Periodismo y Comunicación Digital. Aunque su afición sea la fotografía, tiene como objetivo contar a la sociedad esos «porqués» que a ella tanto le inquietan. Odia el jamón serrano y le encanta descubrir lugares.

Laura Montero Carretero (Madrid, 1996). Responsable, perfeccionista y entusiasta. La escritura es una de sus mayores pasiones y la capacidad para crear belleza con las palabras, su gran debilidad. Visitar exposiciones culturales es su plan predilecto. Graduada en Periodismo por la UCM, ha hecho prácticas en una agencia de marketing digital, en una productora de televisión y, además, ha colaborado un año con el Departamento de Periodismo y Nuevos Medios de la Facultad de Ciencias de la Información.

Cristina de Quiroga Tello (Madrid, 1995). La mayor de tres hermanos, dejó su carrera de Farmacia para encontrar su verdadera vocación: el periodismo. Tiene predilección por la prensa escrita porque cree que tiene «ese punto antiguo» que resulta nostálgico. Le gusta transmitir historias porque piensa que hay mucho que contar en el mundo. Apasionada de los animales, comenzó a montar a caballo desde los diez años. Otra de sus aficiones es la literatura fantástica de Patrick Rothfuss y J.R. Tolkien.

Cristina Romero Fernández-Chacón (Madrid, 1995). A pesar de que barajaba diferentes opciones a la hora de escoger qué carrera estudiar, su naturaleza curiosa y su interés por la información la llevaron a cursar Periodismo en la Universidad Francisco de Vitoria. Ha realizado prácticas en Antena 3, en La Semana y en la revista de moda nupcial LucíaSeCasa, lo cual le permitió ampliar sus conocimientos periodísticos. Inquieta por definición, le encanta viajar y prefiere hacer planes diferentes cada día.

Miguel Ruiz de Arcaute (Cantabria, 1993) siempre quiso ser periodista, y en esas sigue. Graduado por la UPV/EHU, se especializó en reporterismo, lo que le brindó la oportunidad de trabajar para la Agencia Efe en Grecia. Anteriormente a eso pasó por medios como El Mundo, La Vanguardia y ABC. Entusiasta de la información internacional, Miguel observa su entorno y persevera a diario por poder alcanzar su verdadera aspiración, la de ser corresponsal y contar cuanto pueda del mundo en el que vive.

Óscar Rus Vicente (Madrid, 1994) asegura recordar que «desde la adolescencia leía los periódicos gratuitos de atrás hacia delante». La afición por el cine (la culpable es Annie Hall) y las series (A dos metros bajo tierra) han hecho de Óscar un auténtico experto en la materia. A los 16 años comenzó a escribir a través de un blog y la carrera de Periodismo le permitió adquirir los conocimientos necesarios para conseguir su sueño. Sus textos ya se han publicado en medios como FórmulaTV y el diario ABC.

Marcos Torres Gómez (Pontevedra, 1985). Sacerdote vocacional, su vida ha estado marcada no obstante por un variopinto registro de dedicaciones. Estudió Filosofía y Teología en Lugo, si bien una breve incursión en política le acabó aupando al seno del PP gallego. Además, su atracción por el periodismo le permitió ser columnista en Faro de Vigo. Hoy, animado por su obispo, cursa el máster de ABC y se divide entre Madrid y su pueblo para atender sus obligaciones pastorales y formarse como comunicador.

Luis Prados Roa. (Madrid, 1965) Lleva 29 cursos siendo coordinador del Máster y 18 de la Escuela de Prácticas de ABC. Hijo y nieto de periodistas, es licenciado en Derecho y Periodismo por la UCM. Ejerció la abogacía y colaboró en gabinetes de prensa. Su vida no se cuenta por años, sino por cursos o temporadas de Liga. Ha publicado artículos en diarios regionales y desde hace casi un decenio colabora en la web de deportes de ABC, ahora con su blog: Real Madrid, historia y nada más, con anécdotas, datos y estadísticas del Real Madrid, su verdadera pasión. Aficionado al running, en 2018 ha vuelto a bajar de los 50 minutos en 10Km. Ha vivido prácticamente todos los cambios de este Máster y su memoria le permite almacenar anécdotas de todos los graduados que han pasado por sus aulas, cerca del medio millar.

Platos gourmet a partir de una lata de conservas

Frinsa, una de las marcas de referencia del sector, apuesta por elevar el prestigio de los productos del mar enlatados

El negocio de los vecinos del Metropolitano: aparcar en la calle por 15 euros

Varios residentes del distrito alquilan de forma ilegítima plazas de estacionamiento en la calle aprovechando el colapso que se genera en el estadio rojiblanco los días de partido

Un asentamiento de mendigos, calvario de los vecinos del Puente de Ventas

Un grupo compuesto por unos 30 gitanos de origen rumano y presuntamente víctimas de una red de trata lleva años siendo foco de problemas en la zona

Sexo descontrolado entre desconocidos en el Cerro de los Ángeles

La suciedad y la inseguridad causadas por ciertas prácticas sexuales se han convertido en un problema para el municipio de Getafe

Porteros: un oficio en peligro de extinción

El clásico oficio de portero que custodia y habita en la comunidad de vecinos parece dejar paso a las empresas de conserjería con trabajadores multidisciplinar

«¡A todo el mundo le ha dado por el punto y el ganchillo!»

Cada martes por la tarde un grupo de mujeres se reúne en un restaurante de Collado Villalba para tejer con fines solidarios