Las goteras del túnel de Pío XII congestionan Chamartín


El tráfico no da tregua al distrito madrileño. El subterráneo permanece cerrado al tráfico desde el 8 de enero

El tráfico no da tregua al distrito de Chamartín. La avenida de Pío XII es una zona muy concurrida por conductores a lo largo de todo el día. Es un lugar muy bien enlazado con uno de los centros neurálgicos de la capital, la Plaza de Castilla, el punto de inicio del paseo de la Castellana. Esta conexión se debe al túnel de Pío XII.

Inaugurado en 2007, esta vía subterránea de aproximadamente 2km une la M-30 con las Cuatro Torres, la calle Sinesio Delgado y la avenida Monforte de Lemos. Gracias a ella, los conductores de Chamartín pueden llegar a Ciudad Universitaria en apenas 15 minutos. Sin embargo, este buen estado de la circulación se vio truncado a principios del año 2018 debido a las fuertes lluvias originadas en la capital española.

Recorrido del túnel de Pío XII. Foto: Google Maps

Recorrido del túnel de Pío XII. Foto: Google Maps

El pasado 8 de enero el Ayuntamiento de Madrid informó a través de su cuenta de Twitter el cierre de dicha ruta debido a «trabajos urgentes de conservación» y recomendaba en su lugar utilizar la M-30 y la M-40. Esta medida sembró la discordia entre conductores y habitantes del lugar. Adolfo, vecino de la avenida de Burgos, entiende que haya que cerrarlo si hay goteras que puedan suponer un peligro. «Es un túnel que utiliza mucha gente, evita muchos semáforos y conecta muy bien la zona. Es un fastidio para los coches porque ahora se forman atascos interminables», sostiene el residente.

Los principales afectados por esta medida del Ayuntamiento son los vehículos. Estos tienen que ir por la avenida de Pío XII para sortear el corte del túnel. Otra opción es atravesar por la estación de Chamartín o por Mateo Inurria para llegar a Plaza Castilla. No obstante, la principal queja de algunos conductores es la falta de información procedente del Ayuntamiento de Madrid ante dicha situación.

Abel, concurrente habitual de la Calle 30 manifiesta que el consistorio madrileño debería utilizar otros medios para informar de los problemas de la ciudad. «Yo no tengo Twitter y no tenía ni idea de que estaba cortado hasta que llegué», señala indignado. «También suelo ir con la radio puesta y no recuerdo oír nada al respecto. Parece que si no tienes redes sociales no te puedes enterar de nada», declara.

A Alejandra, otra conductora que suele utilizar este camino para llegar a su casa, le parece bien el cierre con el fin de que sea más seguro. También cree que deberían señalizar el bloqueo del paso en las pantallas que hay llegando al acceso. «Este punto también coincide con una salida de la M-30. Muchos que llegan de esa vía no saben que el túnel está cortado, van a entrar y en el último momento tienen que girar rápidamente, pudiendo provocar un accidente», manifiesta preocupada.

El 12 de enero el Centro de Gestión de la Movilidad de Madrid anunció la rehabilitación de dos carriles del túnel en sentido M-30, manteniendo el raíl derecho aún cortado. Del mismo modo, permanecía cerrado en dirección Monforte de Lemos y Sinesio Delgado. El día 15, el mismo organismo recordaba a través de Twitter que el subterráneo de Pío XII permanecía bloqueado al tráfico y recomendaba a los conductores que se dirigiesen en sentido A-1 que utilizasen las salidas a Costa Rica y Plaza Castilla.

Otra zona del distrito que se ha visto afectada por el cierre de la vía es la estación de Chamartín, una alternativa por la que optan varios coches para llegar a la plaza de Castilla. Paco, trabajador de un negocio de la estación, asegura que antes de que se cerrase el túnel ya había tráfico, pero era fluido dentro de lo que cabía. «Ahora es mucho peor debido a la gente que no puede coger el paso subterráneo y se desvía por aquí. El problema que conlleva es que muchos comercios se ven perjudicados por el denso tránsito de coches, por el tema de la carga y descarga principalmente», concluye.

Peligro para las motos

El 21 de noviembre de 2017 murió un motorista en el túnel de Chamartín. El hombre de 29 años que sufrió un accidente en la calle de Sinesio Delgado falleció horas después en el hospital Clínico San Carlos, según informó un portavoz del centro sanitario a la agencia EFE. La Policía Municipal y el Ayuntamiento de Madrid apuntaron que la causa del siniestro no se debió a las filtraciones de agua. Sin embargo, fuentes consultadas por ABC afirmaron que el tramo es «peligroso y que han ocurrido percances en el mismo lugar más de una vez».

David, un motorista que circula habitualmente por el subterráneo de Pío XII, dice que no sabe si los accidentes se deben a las humedades, pero sí nota que el asfalto no agarra bien, a pesar de que es un pavimento relativamente nuevo. «Desde hace mucho noto un fuerte olor a alcantarilla a medida que me acerco la incorporación a la M-30, por lo que creo que las goteras llevan bastante tiempo afectando al suelo», añade David.

Según ha manifestado el Ayuntamiento de Madrid a Madrilánea, las reparaciones de las filtraciones del túnel en dirección Monforte de Lemos continúan debido a que los problemas de las goteras en esa dirección son  mayores que en sentido contrario. El Consistorio madrileño también ha ratificado que no hay una fecha fijada para la rehabilitación de la vía. «El túnel de Pío XII se reabrirá cuando se pueda garantizar totalmente la seguridad de los usuarios, para lo cual no hay un plazo establecido de reapertura», declaran desde el Ayuntamiento.

Texto por: Mario López

Ver los artículos de Mario López

Sin comentarios.

Deja un comentario

La cuarentena durante una epidemia puede no ser la mejor opción

Un estudio internacional demuestra que durante un brote infeccioso no instaurar medidas de contención acelera la recuperación de la sociedad tras la crisis sanitaria

Canibalismo, asesinatos y sucesos de ultratumba: un paseo por el Madrid más tenebroso

Agotadas las entradas para el tour benéfico «Madrid Negro», centrado en los más célebres asesinos y fantasmas de la capital

Sala Berlanga, el lugar donde el cine encuentra una segunda vida

El histórico espacio, situado en Moncloa, vende todas sus entradas a tres euros y cuelga cada fin de semana el cartel de completo

Asistente sexual: el clímax en la discapacidad

Los trabajadores cobran hasta 100 euros por darle placer a personas con diversidad funcional, intelectual o mental que encuentran estos servicios a través de una web

Las cundas de Embajadores sufren una metamorfosis

Los «taxis de la droga» han evolucionado. Ahora son unos coches completamente nuevos que se han reubicado en otras zonas del barrio madrileño

Un hombre armado siembra el pánico en Pinar de Chamartín

Un individuo saca una pistola en un conocido restaurante tras negarse a pagar la cuenta