Tras las huellas de las grandes (y desconocidas) mujeres de Malasaña


Loreto Prado, Clara Campoamor o Manuela Malasaña son algunas de las protagonistas del recorrido organizado por Carpetania en el céntrico barrio madrileño
Clara Campoamor durante un discurso. Foto: SomosMalasaña

Clara Campoamor durante un discurso. Foto: SomosMalasaña

Autores: María AlcarazRodrigo Alonso

«Musa manola, la comedianta más española, la que levanta, como una ola, las marejadas del corazón», escribió Emilio Carrere sobre Loreto Prado, una actriz que hizo reír durante muchos años a los vecinos de Malasaña. En el mismo barrio nació «La Flor», una de las primeras obras de Rosalía de Castro. En sus calles, la periodista Carmen de Burgos encontró una nueva vida para ella y sus hijos. A su vez, el rincón de Madrid acogió a la revolucionaria Clara Campoamor. Además, allí fue donde Manuela Malasaña, con tan solo unas tijeras de costurera, plantó cara el Dos de Mayo a la invasión francesa.

Estas, así como muchas otras, son las protagonistas del paseo «Mujeres de Malasaña», desarrollado por Carpetania, empresa dedicada a la realización de tours culturales en la capital, y Leer en Madrid, web enfocada en el turismo literario. La ruta, dirigida por la periodista Maribel Orgaz Vigón, tiene lugar dos veces al mes en el céntrico barrio.

La guía, Maribel Orgaz, en un momento del paseo. Foto: María Alcaraz

La guía, Maribel Orgaz, en un momento del paseo. Foto: María Alcaraz

«A la hora de realizar el tour he tenido que llevar a cabo una labor de documentación bastante importante. Por ejemplo, en el caso de Carmen de Burgos contacté con la escritora Concepción Nuñez Rey, la mayor experta sobre esta periodista», asegura la guía acerca del trabajo que realizó para la configuración del evento. Y es que la elección de estas personalidades de la cultura y el arte español no quedó al azar.

Loreto (derecha) junto a Enrique Chicote durante una obra. Foto: ABC

Loreto (derecha) junto a Enrique Chicote durante una obra. Foto: ABC

El recorrido comienza en la esquina de la calle Loreto Prado y Enrique Chicote, situada cerca de la plaza de la Luna. El nombre de esta vía rinde homenaje a una de las coplistas y artistas más populares de comienzos del siglo XX: Loreto Prado, la «Lina Morgan de la época», según afirma Orgaz. Esta actriz tuvo una prolija carrera que la llevó a subirse a las tablas en más de 2.000 ocasiones. El impacto de la mujer fue tal durante su tiempo que el escritor Azorín, en el número de ABC publicado el día 4 de julio de 1943, le dedicó un homenaje que cerraba de tal forma: «¡Adiós querida Loreto Prado! ¡Adiós que te llevas un pedazo de la escena española contemporánea… y un fragmento de la vida de este escritor!».

Tras recorrer la calle en la que vivió durante algún tiempo la espiritista Amalia Domingo Soler, y pasar frente a la vivienda en la que comenzó a escribir la gallega Rosalía de Castro, la siguiente parada del itinerario, delante de la iglesia de San Antonio de los alemanes, está dedicada a la periodista Carmen de Burgos, primera mujer que cubrió una guerra en la historia de España. Dejando atrás su Almería natal al huir de un tormentoso matrimonio, esta intelectual sobrevivió como maestra mientras publicaba sus primeras crónicas. Su obra, firmada bajo el seudónimo de «Colombine» cuando trataba temas sobre la liberación de la mujer, está formada por varias decenas de relatos y novelas, amén de centenares de artículos periodísticos.

Otra de las paradas más destacadas de la ruta es la dedicada a la abogada y política española Clara Campoamor: una de las principales artífices en la obtención del voto femenino en nuestro país. «Probablemente, por toda la labor que realizó a favor del sufragio para la mujer, Campoamor sea la más relevante que ha pasado por las calles de este barrio», comenta Maribel Orgaz cuando llega a la que fue la casa de la letrada, que nació en Malasaña en el año 1888. Un busto en las calles del madrileño barrio mantiene su recuerdo.

«Te morderé un carrillito»

Emilia Pardo Bazán. Foto: ABC

Emilia Pardo Bazán. Foto: ABC

Antes de llegar a la plaza del Dos de Mayo, en la Iglesia de Nuestra Señora de las Maravillas, llega el turno de Emilia Pardo Bazán, intelectual de la época, escritora y primera presidenta de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid.  Fue frente a la puerta de este templo donde la coruñesa se citaba con el también novelista Benito Pérez Galdós en la época en la que mantuvieron un romance.

«Te aplastaré… Te morderé un carrillito, o tu hocico ilustre… Te como un pedazo de mejilla y una guía del bigote… Te daré a besar mi escultural geta gallega… Búscame casita, niño… Te beso un millón de veces el pelo, los ojos, la boca y el pescuezo», le dedicó la escritora al autor de los Episodios Nacionales.

Bajo la atenta mirada de Daoiz y Velarde termina el tour. En el que fue el Parque de Artillería Monteleón, lugar de resistencia del pueblo madrileño frente a las todopoderosas tropas de Napoleón, Maribel Orgaz cuenta la historia de Manuela Malasaña, la joven que da nombre al barrio. Esta chica de 17 años, de la que se dice que fue costurera, fue ejecutada a manos de los invasores galos tras la funesta jornada del Dos de Mayo.

Gracias a calles, placas y estatuas, el barrio mantiene viva la memoria de las «Mujeres de Malasaña». Una labor apoyada a su vez por la realización de este recorrido destinado a mostrar las vidas de algunas de las figuras femeninas más ilustres de nuestra historia.

Tags: , , , , , , , , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hablemos de derechos humanos

El Ayuntamiento de Móstoles celebra el 70 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos con una semana cargada de actividades culturales

Lavapiés despierta con protestas contra el desahucio de Pepi Santiago

Gracias al apoyo de los vecinos, fue paralizado por quinta vez el desalojo de la señora de 65 años y sus dos hijas

«Los ángeles de la guarda existen»

De lunes a viernes, los voluntarios del comedor social La Casita de Fuenlabrada trabajan sin descanso durante toda la mañana para ofrecer un plato caliente a personas sin recursos

Una historia de la posguerra en la cárcel de Torrijos

La residencia de ancianos situada actualmente en Conde de Peñalver se convirtió en prisión tras el estallido de la Guerra Civil. Uno de sus inquilinos más ilustres fue el poeta Miguel Hernández, quien compuso en los cuatro meses que pasó en su interior el poema de «Nanas de la cebolla»

La «nueva poesía» desborda las redes sociales

Los versos de autores jóvenes se abren camino en estas plataformas donde pueden alzar la voz y mostrar sus letras

Ciudad Lineal cierra el año como uno de los distritos con menos inversión

A finales de octubre, el sector lideraba la cola en cuanto a gasto ejecutado por las distintas áreas municipales