«Netflix: un monstruo devorador de contenidos que ofrece puestos de trabajo a periodistas»


La relación entre la ficción y el periodismo de investigación en las series se presenta como una nueva forma de comunicar marcada por la alta demanda
Gerardo Reyes y Tomás Ocaña durante su intervención en el Congreso. Foto: Daniel Caballero

Gerardo Reyes y Tomás Ocaña durante su intervención en el Congreso. Foto: Daniel Caballero

AUTORES: MARCO NAYA Y CARLOTA BARCALA

La simbiosis entre el periodismo de investigación y las series televisivas es un hecho reciente pero fructífero, tanto para la prensa como para los guionistas. Una relación bilateral que se sustenta en la clara diferenciación de sus tareas profesionales: los primeros se encargan de defender la veracidad de los hechos convirtiéndose en productores de contenido; mientras que los segundos se centran en introducir el poder de la ficción. Este es el argumento de la ponencia «Periodismo en serie» defendida en el Congreso de Periodismo Digital de Huesca por Gerardo Reyes, ganador de dos Premios Pulitzer y director de Investigación de Noticias Univisión, y Tomás Ocaña, productor y reportero del mismo medio.

El éxito cosechado por la serie The Wire, precedente desde 2002 de esta mezcla de temáticas, ha sido tal que ha conseguido crear «un monstruo devorador de contenidos»: Netflix. «Si los periodistas aprovechamos esta oportunidad, podemos abrir nuevas oportunidades laborales y tener participación en este mercado», ha afirmado Reyes en relación a esta plataforma digital de visualización. Los números no engañan: sus suscriptores en los 190 países en los que está disponible ascienden a más de 117 millones. «Aunque Netflix no publica sus ratings de audiencia, sí realiza un listado de los contenidos más vistos a lo largo del año. En todas las categorías hay alguno relacionado con el periodismo de investigación», ha explicado el ganador de dos Pulitzer.

En esta ecuación, el periodista proporciona al guionista el contexto y la información necesaria sobre la historia y vida de los personajes a desarrollar; mientras que el reto del guionista reside en intentar que los actores no caigan en ningún estereotipo. Se trata de un nuevo mercado que «ofrece una gran salida profesional para los periodistas porque la demanda es enorme», ha subrayado.

«No solo se trata de una salida laboral, sino de una nueva forma de comunicar que abre la mente a posibilidades narrativas a las que no estamos acostumbrados», ha defendido, por su parte, Ocaña. Para él, el interés en acercarse a la ficción se basa en «entrar en el entretenimiento y conquistar nuevos espacios, algo muy importante en una época en la que estamos luchando y compitiendo por el tiempo del espectador». En España, el ejemplo de serie que combina estos dos aspectos es «Fariña».

Tags: , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época