Virginia P. Alonso: «Me he visto en situaciones incómodas desempeñando mi puesto como directiva»


La codirectora de Público atiende a Madrilánea en un clima social marcado por la invisibilidad de la mujer en puestos directivos en los medios de comunicación
Virginia P. Alonso posa en la redacción. Foto: PRNoticias

Virginia P. Alonso posa en la redacción. Foto: PRNoticias

Conoció su primera rotativa muy pequeña de la mano de su padre y con los años descubrió que su pasión era contar historias. Virginia Pérez Alonso empezó como redactora y con mucho trabajo fue subiendo de peldaño en peldaño en la escalera profesional hasta acceder al cargo de directiva. De hecho, es una de las pocas mujeres que ejerce un alto cargo en un medio de comunicación.

Se desenvuelve como pez en el agua en el profundo océano digital. Fue una de las responsables de la metamorfosis que sufrió el diario El Mundo en su camino a lo digital y lideró la transformación web de 20 minutos. Mujer, madre, periodista y jefa son sus profesiones. Creyente del trabajo en equipo, de la igualdad de género, de la reivindicación del periodismo y de los valores en la sociedad, Virginia P. Alonso, actual codirectora del diario Público.com responde estas preguntas para Madrilánea:

¿Cuál es su opinión sobre el Congreso de Periodismo?

Es una cita imprescindible para los periodistas desde hace un montón de años. Es uno de los pocos puntos de encuentro que tenemos entre todos para poder hablar de lo que ocurre en el sector.

¿Es la primera vez que acude al Congreso?

No, he acudido a todos en los últimos 7 u 8 años.

¿Qué le aporta este tipo de eventos a la sociedad?

En un primer momento no aporta nada a la sociedad. Pero teniendo en cuenta que el trabajo de periodista se basa en transmitir a la ciudadanía lo que ocurre, estos eventos terminan generando un beneficio. Una de las cosas que aprendemos en el Congreso es cómo contar historias de otras maneras, qué tipo de herramientas se están utilizando y cómo poder implementarlas en nuestros medios. Entonces, a la larga, creo que sí termina teniendo esa repercusión.

Precisamente, uno de los temas que se van a tratar en el Congreso es por qué son necesarios los periodistas en la sociedad

Somos importantes porque le estamos transmitiendo a la ciudadanía lo que está sucediendo. Aunque muchos piensen que no hacemos falta porque ya se cuente todo por las redes sociales, nosotros tenemos una formación y un criterio imprescindible. Nos dedicamos a ello de una forma profesional, aportamos el filtro informativo, tenemos acceso a determinadas fuentes y sabemos que hay que transmitir esas informaciones con rigor, sin omitir datos y contando una realidad a 360 grados.

El periodismo es básico para el ejercicio democrático. Sin este oficio difícilmente las democracias son sostenibles, somos los que ponemos en evidencia los desmanes políticos, los abusos de los poderosos y todas estas cosas que tienen una repercusión clave en la ciudadanía.

¿Usted siempre quiso ser periodista?

Desde que recuerdo sí…

Su ponencia versa sobre el acoso a las mujeres periodistas. ¿Usted particularmente ha sufrido algún tipo de acoso sexual o laboral mientras ha ejercido la profesión?

Sí, yo creo que todas las mujeres lo hemos sufrido en algún momento. Otra cosa es que en ese momento lo identificáramos como tal. Ahora tenemos muchas más herramientas e información para entender lo que nos pasa y así ponerle nombre a lo que nos ocurre.

¿Eran silenciosos esos actos?

Los hombres daban por sentado que tenían el derecho a intentar ligar con cualquier mujer de su equipo y nosotras a menos de que nos resultara violento tampoco lo denunciábamos. Cuando estas situaciones se visibilizan y de algún modo se normalizan es mucho más fácil denunciarlas. Es complicado. Al final intentas resolver la situación como humanamente puedes.

Es una de las pocas mujeres en España que ha accedido a un cargo de directiva en un medio de comunicación. ¿Tuvo que pasar por alguna situación incómoda o que le pidieran hacer algo que no estaba dispuesta?

Tengo que decir que yo no era redactora y me levanté un día siendo directiva. Yo fui redactora, jefa de sección, redactora jefa, adjunta a la dirección. Fui creciendo paulatinamente. El ascenso fue fácil y confortable.

Nunca tuve que hacer nada con lo que no estuviera conforme. Sí es cierto que, desempeñando mis funciones como directiva, me he visto en situaciones incómodas. Eso denota la falta de costumbre de tener a mujeres en determinados puestos. Tienes que bandearte para superar prejuicios.

¿A qué tipo de situaciones se refiere?

No se me escuchaba, comentaba cosas y a la gente le daba exactamente igual o proponía algo y nadie le hacía caso, pero a los cinco minutos lo proponía un hombre y todo el mundo tomaba nota y lo celebraba. Sin embargo, en 20 Minutos había una sensibilidad distinta con respecto a la mujer porque los directores son noruegos y se mostraron siempre interesados en escuchar mi opinión. Eso fue fundamental. Es muy difícil encontrar un hombre que te de la palabra y te reconozca.

Cómo codirectora de Público sabe si en su medio existen hombres que cobran más que las mujeres por ejercer el mismo cargo y tener las mismas responsabilidades

Hay una brecha salarial clarísima, pero en los medios donde yo he trabajado yo no lo he visto. Yo no he detectado tanto en 20 Minutos como en Público que haya una diferencia de salario entre hombres y mujeres en la redacción por ejercer el mismo puesto. Sí he visto situaciones injustas como, por ejemplo, que las reducciones de la jornada laboral sistemáticamente son de las mujeres y en ese sentido se da la brecha salarial porque repercute directamente en la nómina.

El tema de los cuidados está totalmente asimilado a la mujer y es un tema estructural en España. Si yo analizo el salario bruto es el mismo. Es muy importante tener en cuenta esta parte que es donde deben actuar los medios. Hay que facilitar que los hombres puedan dedicarse a los cuidados.

¿Qué se puede hacer para reducir la brecha salarial entre los hombres y mujeres periodistas en su medio?

A mí me gusta estar al tanto de los números de los medios para los que trabajo y lo hago precisamente para estar vigilante de alguna forma con estos asuntos. Yo no siempre tengo en mi mano la posibilidad de cambiar la estructura salarial de un medio, pero sí de observarlo e intentar incidir si la situación no es justa. Sin embargo, yo nunca he sabido si yo misma estoy salarialmente por debajo de otros directivos.

¿Cuál es la importancia de la huelga y cómo hacemos que trascienda si las mujeres no pueden cubrirla?

Yo organicé la cobertura con todos los hombres del equipo que trabajaron ayer. Me pareció fundamental darle visibilidad a la huelga porque es un momento histórico en la que las mujeres hemos dicho hasta aquí hemos llegado. Es una situación insostenible. Los hombres asumieron la responsabilidad de visibilizarla al máximo y de contar todo lo que pasó.

¿Cómo le resumirías tu carrera profesional a alguien que no conoce nada sobre ella?

Soy una periodista que ha tenido la inmensa suerte de poder acceder a cargos directivos en diferentes medios, con la responsabilidad que eso implica de poder cambiar las cosas desde arriba de una forma justa y honesta. Soy de las primeras mujeres en España que ha ocupado un cargo como directiva de un medio de comunicación con lo que me ha supuesto para mí un aprendizaje. Pienso que ser periodista son muchas cosas. Para mí es un privilegio incidir en la línea editorial del periódico y tratar de hacer las redacciones más equilibradas.

Tags: , , , , , , , , , ,

Texto por: Gabriela Ponte

Ver los artículos de Gabriela Ponte

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero