Madrilánea

La A-2 «se apaga» en Azuqueca

//

El tramo que comprende desde el kilómetro 39 hasta el kilómetro 50 de la autovía se encuentra a oscuras y dificulta la conducción

La A-2 vista desde el puente de Torrejón de Ardoz

La A-2 vista desde el puente de Torrejón de Ardoz

Conducir de noche por la A-2 se ha convertido en un verdadero deporte de riesgo desde el año 2013. A las curvas y los continuos carriles de aceleración de las diferentes vías, se añade otro factor de peligrosidad, el del apagón de farolas en tramos donde la afluencia de tráfico es, o demasiado elevada, o demasiado baja. ¿El objetivo? Ahorrar en factura de la luz. No es de extrañar que los vecinos de las diferentes localidades colindantes donde más afecta este fenómeno, como Meco, Alcalá y Azuqueca, protesten por lo peligroso que les resulta conducir completamente a oscuras en algunos puntos. Sin ir más lejos, las pasadas vacaciones de navidad han dejado, según la Guardia Civil de Azuqueca de Henares, cinco accidentes de tráfico sin gravedad debido a la falta de iluminación de la vía. Además, incrementa el riesgo en los diferentes puntos de enlace, donde el peligro por sufrir un accidente en partes sin alumbrar es de un 30% tal y como afirma el subdelegado del gobierno en Guadalajara, Ángel Canales; «se estima que la falta de iluminación de las autovías, según la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación, aumenta el riesgo de sufrir un accidente de tráfico un 30%, mientras que casi el 20% de las víctimas mortales se produce por la noche en vías sin iluminar».

Aunque los recortes en iluminación se producen en toda España, son significativos en los casos de Castilla La-Mancha y la Comunidad de Madrid, donde hay tramos de elevado tránsito en los que se alternan las farolas encendidas con zonas apagadas. Se calcula que, en datos recogidos por la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum) y la Asociación Española de la Carretera (AEC), unos 15.000 kilómetros no tienen luz. Aparte de los apagones que sufre la A-2, hay otros tramos completamente a oscuras, como el sector sur de la A5 o los que existen en la M-40 a la altura de Cuatro Vientos, la Ciudad de la Imagen o el PAU de Carabanchel. La M-50, a la altura de localidades como Boadilla del Monte o la M-45, cerca de Mercamadrid, también sufre de este recorte en luz donde los camiones y furgonetas durante la madrugada transcurren sin parar.

Es por ello que el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, realizó una petición el pasado mes de septiembre —que fue ignorada por el Ministerio—: «Debido a la actividad industrial y logística de nuestras empresas y de nuestros polígonos, los numerosos camiones y vehículos de grandes dimensiones que hacen uso de la autovía durante las 24 horas del día los siete días de la semana, es indignante que el Ministerio de Fomento haya decidido desoír la petición del Ayuntamiento azudense para que durante la noche se encienda la iluminación de la autovía A-2 en el tramo de Azuqueca de Henares». En la petición, reclamaba a la Demarcación de Carreteras del Estado de Madrid el encendido de las luminarias, con el objetivo de mejorar la seguridad vial en el tramo: «Numerosos vecinos nos han trasladado su inquietud por el hecho de que la falta de luz dificulta la conducción, de manera muy especial cuando las condiciones climatológicas son adversas». Considera, además, que «si otros tramos de la autovía están iluminados, también tiene que estarlo en el que discurre por Azuqueca de Henares», en alusión a la iluminación que sí tiene la vía cuando se llega a Guadalajara.

El Ministerio sin embargo no considera necesaria esta medida. En un escrito remitido al alcalde tras la petición, se argumenta que el alumbrado en la A-2 entre los puntos kilométricos 39 y 50 está apagado por «motivos de eficiencia energética» y se recuerda que en las instrucciones del Ministerio de Fomento emitidas en el año 2012 se establece que «solo se mantendrán iluminados los tramos de las autovías con una Intensidad Media Diaria (IMD) superior a 80.000 vehículos, o bien en aquellos cuya IMD sea superior a 60.000 vehículos en zonas en el que el promedio de días de lluvia es superior a 120 días al año». Otros tramos que también se iluminan son aquellos catalogados como Tramos de Concentración de Accidentes o los que mantienen un alto tráfico de entradas y salidas. El resto de los enlaces se mantienen iluminados en zonas de puntos singulares, como glorietas o intersecciones en las que se puede producir una falta de percepción.

Diferencia de iluminación entre el kilómetro 32 (Izquierda) y el kilómetro 45 (Derecha)

Diferencia de iluminación entre el kilómetro 32 (Izquierda) y el kilómetro 45 (Derecha)

Conducir de noche, un peligro

La conducción nocturna, según AEC, implica un doble esfuerzo por parte del conductor, especialmente si padece miopía. Se calcula que el campo de visión y la agudeza visual se reduce, de media, hasta un 70%. Si además se le añade que la carretera se encuentra a oscuras, la fatiga visual aumenta hasta el punto de que se vuelve un peligro. «Cuando vas tu solo por la carretera y puedes dar las largas para aumentar la visión, bien, pero en las carreteras en las que te vienen coches de frente o tienes iluminación de otros es muy difícil» añade Jesús Dolera, transportista de la empresa ISOVER de Azuqueca de Henares. Además, matiza que «existen tramos de la propia autovía donde no se ve absolutamente nada porque las marcas viales se encuentran muy deterioradas».

De momento, los diferentes alcaldes de las localidades de Azuqueca de Henares, Alovera, Cabanillas del Campo y Chiloeches se han reunido con el Ángel Canales para realizar otra petición al Ministerio de Fomento, intentando, en palabras de Ángel de Grandes, presidente de los empresarios alcarreños, «dar vida a este túnel oscuro que transcurre de Madrid a Guadalajara».

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

More in Guadalajara

Most popular

Most popular