Madrilánea

The Doger Café, la primera cafetería en la que podrás adoptar un cachorro

//

Desde que abrieron las puertas del local, situado en el distrito Puente de Vallecas, han sido acogidos doce perros

Roberto Aláez junto a tres cachorros en adopción. Foto: M. Lozano

Roberto Aláez junto a tres cachorros en adopción. Fotos: M. Lozano

Si hay un lugar que fusiona la pasión por los animales con el concepto tradicional de cafetería, ese es The Doger Café. Allí los clientes pueden tomar café, jugar e, incluso, adoptar a los cachorros que se encuentran en el local. Existe algún proyecto similar en Los Ángeles y en Nueva York, pero «este es el primer café con perros en adopción del mundo», asegura Roberto Aláez, coCEO y cofundador de The Doger Café.

La iniciativa surgió a raíz de la creación de una plataforma digital que conectara a dueños de mascotas con paseadores, adiestradores, guarderías y otros servicios. En el proceso tuvieron la oportunidad de abrir un local con animales y aceptaron el reto. «Siempre me han gustado las cafeterías y mi socio y yo pensamos en abrir una en la que los clientes pudieran estar con cachorritos y adoptarlos”», cuenta Aláez. En ese momento ya estaban en contacto con protectoras. Conocían sus necesidades y la situación actual de los perros. Tal como recogen en TheDogerCafé.com, más de 138.000 animales han sido abandonados en España en el año 2018.

La cafetería funciona como una casa de acogida que se encuentra dentro de la ciudad, concretamente en el número 14 de la calle de los Mesejo (distrito Puente de Vallecas). Según Aláez, «esta es una manera de llegar a un público más céntrico que no tiene la posibilidad de salir de la ciudad». En The Doger Café actúan como intermediario entre las protectoras y los interesados en adoptar. Además, los clientes pueden aportar donaciones destinadas a la subsistencia de los cachorros y otros perros más grandes que se encuentran en protectoras con las que colaboran.

Ambiente en The Doger café. Foto: M. lozano

Ambiente en The Doger café. Foto: M. lozano

Desde que abrieron las puertas del local, han sido adoptados doce cachorros. En cada proceso, los responsables han realizado un seguimiento de la salud y las condiciones en la que se encuentra la mascota. «Adoptar puede ser muy impulsivo y más viniendo aquí. Yo cada día me quiero llevar a uno. Eso le pasa a la gente, pero tras rellenar el formulario de adopción dejamos pasar entre una o dos semanas para ver si esa llama sigue viva o no», explica el cofundador de The Doger Café.

Yolanda Reyes, fundadora de la asociación Protectora de Animales Abandonados Las Brujas de El Molar (Apaalbem), defiende este modelo de adopción, ya que así se aseguran de que no cogen el cachorro por capricho. «Al entregar un perro nada más preguntar por él es posible que luego te lo devuelvan. Eso hay que evitarlo. No pueden estar yendo y viniendo. Para evitar que el adoptante se arrepienta a la larga es mejor hacer más lento el trámite y así dar tiempo al posible adoptante a pensárselo. Un animal conlleva mucho gasto, trabajo y sacrificio», afirma Reyes.

La responsable de Apaalbem señala que a la hora de adoptar es clave el tipo de propiedad en la que se va a encontrar el perro.  «No se debe dar cuando es para una finca en la que vaya a estar viviendo solo y no tenga interacción con el núcleo familiar», apunta. También es necesario tener en cuenta si los adoptantes viven en régimen de alquiler o no. «Desgraciadamente, si hay opción entre uno viviendo en una vivienda propia, a otro en alquiler, tienen que decantarse por la propia. Reconozco que es injusto, pero está ocurriendo muchísimo que la gente se cambia de piso y no encuentran ninguno en el que puedan llevarse a su mascota y nos la devuelven», lamenta Yolanda Reyes.

Los cachorros que se encuentran actualmente en la cafetería proceden de Apaalbem. «Me los habían dejado en una caja y lo puse en las redes sociales. Fue entonces cuando me llamaron de The Doger Café para gestionar su adopción», cuenta la fundadora.


Ver esta publicación en Instagram

¡¡Hemos tenido muchisima suerte!! El equipo de @the.doger ha contactado con nosotros para hacerse cargo de nuestros cachorros. The Doger es un café donde puedes ir a tomar algo acompañado de tu peludo, donde además podrás ver a peludos que buscan casa e interactuar con ellos. Una iniciativa estupenda para dar visibilidad a peludos rescatados y fomentar la adopción. Si estás interesad@ en adoptar a alguno de los cachorros contacta con ellos en el mail cafe@thedoger.com Y si quieres verlos en directo acercate y pasa un ratito estupendo y divertido con ellos. Están en Madrid. Muchisimas gracias al equipo de The Doger por echarnos una patita con todos los enanos 😍 😍 😍

Una publicación compartida de APAALBEM (@apaalbemprotectora) el

La labor de las protectoras es buscar un lugar mejor para los animales y «en esta ocasión esta colaboración es lo mejor que les ha podido pasar», asegura Reyes. En su nuevo hogar temporal, los cachorros están fuera del foco de enfermedades que son más comunes en las protectoras y lejos de las «voces de desesperación de los perros adultos que quieren escapar», afirma Roberto Aláez.

En The Doger Café disponen de otros servicios como peluquería canina, venta de accesorios y comida para las mascotas. Para tomar algo en el local es necesario reservar. «Viene mucha gente y no queremos dar la sensación de desbordamiento ni restar tiempo de calidad a los clientes ni a los cachorros», argumenta el cofundador.

En la capital hay algunas propuestas similares en la que los protagonistas son los gatos. La cafetería de este tipo más famosa es La Gatoteca. Se fundó en 2013 y fue la primera en España. Desde entonces la Asociación Benéfica por el Rescate e Inserción de Gatos en Adopción, responsable del proyecto, no ha dejado de dar visibilidad a los gatos sin hogar fomentando las adopciones responsables.

1 comment Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

More in Vallecas

Most popular

Most popular