Jornadas de cocina que alimentan el intercambio generacional


Padres e hijos participan en unos talleres gastronómicos que impulsan el trabajo en equipo
Los participantes de las jornadas de cocina preparan un amasado. Foto: L.M.

Los participantes de las jornadas de cocina preparan un amasado. Fotos: L.M.

El Centro Comunitario Guatemala, situado en el Barrio del Pilar (Madrid), ha acogido durante cuatro sábados consecutivos unas jornadas de cocina en familia donde pueden inscribirse adultos y niños a partir de seis años. El objetivo de estos talleres no es solo inculcar a los pequeños el gusto por la gastronomía, sino también enseñarles la importancia de una alimentación equilibrada y del reciclado de los productos que utilicen.

Son las doce de la mañana y la actividad está a punto de comenzar. Los participantes, curiosos, miran las recetas que están distribuidas en las tres mesas habilitadas para preparar las elaboraciones. Los niños están ansiosos por ponerse «manos a la obra», pero antes deben recibir una breve charla sobre el origen de los alimentos, los residuos orgánicos y los impactos medioambientales que se generan al cocinar.

Falta pie de foto

Elena del Castillo imparte un taller teórico dirigido a los niños

Un mural hecho a mano, con colores y dibujos, decora la pared. Elena del Castillo, la educadora que se encarga de la parte teórica, dice que los asistentes «se interesan un montón. Hay gente súper curtida en cocina, pero no hace falta ningún conocimiento previo, solo un poco de comportamiento». Del Castillo explica que «las familias están muy interesadas en determinados temas, rellenan cuestionarios y nos comentan sus preferencias».

El cocinero que imparte la clase es Jaime Gómez Gala. Compagina su trabajo en su restaurante de Humanes, en Madrid, con la docencia, faceta que cultiva desde el año 2005. Uno de los proyectos más ambiciosos en los que ha colaborado fue un curso dirigido a sin papeles que solo tenían la tarjeta de vecindad y que habían llegado a España en situaciones muy precarias: «Durante cuatro meses les hemos enseñado mucha cocina y ya hay varios trabajando. Ha sido algo espectacular porque no sabían nada y se les intentó dar un oficio».

El cocinero Jaime Gómez Gala

El cocinero Jaime Gómez Gala, con algunos de los alimentos contemplados en el menú

La experiencia de Gómez Sala en talleres infantiles se remonta seis años atrás. Una de sus claves para captar la atención de sus inquietos pupilos es recurrir a símiles que ellos entiendan, así como «hacer las clases lo más prácticas y divertidas posibles».

La última sesión de un ciclo de cuatro talleres, que arrancaron el pasado 19 de enero, ha contado con la participación de nueve niños y once adultos. Durante el desarrollo de las jornadas todos intervienen. El cocinero da indicaciones y trucos para conseguir que el resultado final sea óptimo. Los padres, que escuchan atentos, se ocupan de los trabajos más delicados, mientras que sus hijos desempeñan tareas variadas, desde realizar un amasado a mano hasta usar la manga pastelera.

Manga pastelera

Manga pastelera rellena con hummus

Programas de televisión como MasterChef Junior han contribuido a difundir la gastronomía entre los más pequeños. El cocinero Gómez Gala piensa que está muy de moda, lo que favorece que la población se informe más. Estos formatos se han consolidado en la parrilla de programación y parte de su atractivo está precisamente en que los concursantes son niños, que sorprenden a los espectadores por el alto nivel que demuestran en las pruebas.

Maite Sisniega ha acudido a la actividad del espacio Guatemala junto a su hija, de trece años. Vive en Fuencarral y descubrió el curso a través de un centro cultural de su barrio. Ha estado presente en todas las sesiones y, aunque su hija faltó a una, la animó a que ella fuese porque «tenía que coger la receta». «Venimos las dos con muchas ganas de aprender. El profesor es súper creativo, con mucha paciencia con los niños. Le ha dicho a mi hija que tiene madera y se ha motivado muchísimo. Le ha enseñado a cortar como los profesionales, con el cuchillo enorme y lo hace fenomenal», cuenta orgullosa Sisniega. Su hija también valora como positiva la experiencia: «Aprendemos recetas nuevas y saludables. A veces hago la cena y me sirve».

Actividad intergeneracional

La propuesta ha nacido de la mano del programa «Tú cuentas», el servicio municipal de Dinamización y Apoyo en materia de Participación Ciudadana del distrito de Fuencarral-El Pardo, que trata de fomentar el asociacionismo a través de la colaboración en proyectos colectivos. Las jornadas de cocina en familia forman parte asimismo de los Espacios de Consumo Sostenible (ECS), incluidos en el Plan de Impulso de Consumo Sostenible del Ayuntamiento de Madrid (PICS).

Laura Graizer, coordinadora del ECS, señala que «en el distrito se nos solicitó promover actividades intergeneracionales. Los fines de semana ya se conciliaban algunas para el público adulto y, por otro lado, para sus peques, pero lo que nos parecía interesante es que fuese algo que pudiesen hacer juntos».

El reloj marca las dos y media del mediodía. Las familias que se han apuntado a la iniciativa están deseando degustar lo que ellas mismas han preparado. El menú diseñado se ha compuesto de tres platos principales: hummus, rollitos de repollo con relleno y, para terminar, hojaldre. Además, los alumnos se han animado a elaborar unas cocas de verduras y un postre sin gluten, apto para celíacos.

Coca de verduras

Coca de verduras elaborada por los alumnos de las jornadas gastronómicas en familia

Como han hecho en las citas anteriores, una vez que la comida está lista, se reparte entre padres y niños. También están invitadas a almorzar las personas que forman parte de otros proyectos del Centro Comunitario Guatemala. El último encuentro de esta actividad ha coincidido con la inauguración de unas nuevas instalaciones del centro, por lo que han acudido un mayor número de comensales.

Las organizadoras de la actividad aseguran que, de momento, no se han fijado próximas fechas para la celebración de más jornadas, pero están en la búsqueda de nuevos proyectos ante la buena acogida que han tenido estos talleres orientados a pequeños y mayores.

Tags: , , , ,

Texto por: Laura Montero Carretero

Ver los artículos de Laura Montero Carretero

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época