Entre el inglés y el español: la simbiosis del Periodismo latinoamericano «made in USA»


Nancy San Martín, del periódico Nuevo Herald, y Selymar Colón, del canal de televisión Univisión, reivindican los beneficios de la diversidad hispana en las redacciones estadounidenses
Selymar Colón, de Univisión, y Nancy San Martin, de Nuevo Herald, en el Palacio de Congresos de Huesca. Foto: María Lozano

Selymar Colón, de Univisión, y Nancy San Martín, de Nuevo Herald, en el Palacio de Congresos de Huesca. Foto: María Lozano

Hasta hace un año, el periódico Nuevo Herald, del sur de Florida (EE.UU.), solía enviar dos periodistas a cubrir el mismo evento; uno para la versión española de la noticia y otro, la inglesa. Ahora su redacción es «completamente bilingüe», comenta su subdirectora Nancy San Martín durante la ponencia «Periodismo latino en EEUU», del XX Congreso de Periodismo Digital, celebrada la mañana del 15 de marzo en el Palacio de Congresos de Huesca.

Le acompañan la vicepresidenta y editora jefa del servicio digital del canal de televisión Univisión, Selymar Colóna la que ha entrevistado Madrilánea—, y Alberto B. Mendoza, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos.

«Nuestros periodistas tienen más alcance que algunos estadounidenses», se enorgullece la periodista de Univisión, «los noticieros en español somos más vistos que algunos locales estadounidenses». La creciente importancia del español en los medios de comunicación estadounidenses se refleja en la retransmisión de debates electorales en castellano o la popularidad de periodistas hispanos como Patricia Janiot y Jorge Ramos, ahora célebre por su frustrada entrevista a Nicolás Maduro.

La diversidad engancha

«Univisión conecta con los latinos», subraya Alberto B. Mendoza. El canal —cuenta Colón— es líder en la cobertura informativa sobre inmigración.

Las dos periodistas apuntan que dicha diversidad es clave en el periodismo hispano-estadounidense; la cobertura que realizó Univisión sobre el Huracán María en Puerto Rico en 2017 es un ejemplo de ello. Sucede igual con la crisis nacional de Venezuela, uno de los temas que actualmente condiciona la redacción de Univisión. Es un periodista venezolano el encargado de cubrir la información sobre su propio país. Colón media para que dicha cobertura «no entre en lo personal», pero sabe que es «normal y humano» caer en ello.

Tal y como la periodista María Sánchez Díez (The Washington Post) ha explicado anteriormente en esta edición, dicha diversidad también beneficia a establecer un vínculo más estrecho con la audiencia. Colón lleva 13 años en Univisión y recuerda aquella época sin redes sociales cuando la gente llamaba al teléfono de la redacción para preguntar por la estación de policía más cercana, aunque la sede de la cadena estuviera en Miami y el interesado en la otra punta del país.

Alberto B. Mendonza, Nancy San Martín y Selymar Colón durante su ponencia en el Palacio de Congresos de Huesca. Foto: M. Lozano

(De izq. a dcha.) Alberto B. Mendonza, Nancy San Martín y Selymar Colón durante su ponencia sobre periodismo latino en EEUU, en el Palacio de Congresos de Huesca. Foto: M. Lozano

«Esa relación te permite que en una situación de emergencia, la gente se sienta totalmente cómoda en compartir números de teléfono, direcciones de casa, correos electrónicos…, lo más personal que puedan tener», relata Selymar Colón.

Hay ciudadanos hispanos –indocumentados a veces– en EE.UU. que incluso prefieren hablar con medios latinos antes que con estadounidenses. Fue el caso del célebre jugador de béisbol Mariano Rivera, que cuando publicó su libro, exigió la presencia de Univisión en una entrevista exclusiva para el canal ABC News.

De escollo en escollo

Los hándicaps, sin embargo, son tanto externos como internos. La editora jefe del servicio digital de Univisión se queja del acceso limitado a la Casa Blanca independientemente de quién sea su presidente.

Pero también aboga por hacer ver a otros periodistas que no importa el idioma tras años de considerar el periodismo latinoamericano como algo menor. «Es cierto que durante muchos años sentían que no tenían el mismo respeto que nuestros colegas estadounidenses», corrobora Nancy San Martín.

Sin embargo, Colón señala la dificultad de encontrar en Estados Unidos a latinos/hispanos de segunda o tercera generación que «escriban bien español». ¿La solución? Contratar hispanohablantes extranjeros.

A ello se suma otra dificultad más: emplear un español que entiendan todos los lectores. «¿Esta palabra es muy española o boricua?» es una pregunta habitual en este ámbito. Se debe andar con cautela pues, en función del país, el significado de las palabras varía. Hasta para no soltar improperios es importante la diversidad; también para normalizar situaciones como darse dos besos como saludo en una redacción.

Tags: , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época