Periodismo contra el reloj


Antonio Rull, Dori Muñoz y Juan Rodríguez Talavera han dado las claves para aprender a interpretar los datos de audiencia en la segunda jornada del Congreso de Huesca

De izquierda a derecha, Juan Rodríguez Talavera, Dori Muñoz y Antonio Rull, en la mesa redonda «Tráfico vs Audiencia» Foto: Óscar Rus


 


 

¿La audiencia hace al periodista o a la inversa? En las redacciones contemporáneas de gran parte de los medios de comunicación es común la presencia de una pantalla, de la que todavía hoy algunos románticos reniegan, que mide los datos de audiencia en una suerte de ránking de los horrores. A mayor número de visualizaciones de una noticia en concreto, mayor es la dosis de orgullo que al periodista le insufla el hecho de comprobar que su artículo copa los primeros puestos de la clasificación. No importa la permanencia del lector en la noticia en cuestión, solo el tráfico de visitas por minuto. Es la lucha eterna del periodista contra un dios Cronos renovado, el de la inmediatez.

Antonio Rull, el que otrora fuera analista de eldiario.es, en calidad de moderador, ha reflexionado junto a Dori Muñoz, de El Confidencial, y Juan Rodríguez Talavera, del diario AS, en la segunda jornada del Congreso de Huesca sobre la idoneidad del departamento de medición de audiencia y datos en el entorno de la redacción en un tiempo de embotamiento periodístico en lo que al mundo de las audiencias digitales se refiere. El problema no es tanto la forma en que el periodista acomoda su trabajo al universo fluctuante de las audiencias como la capacidad para abrazar esos porcentajes sin pervertir la labor del profesional.

En palabras de Rull, estos departamentos que trabajan con los datos de audiencia tienen el ministerio de «hacer que los periodistas no se sientan presos» a través de reuniones diarias o de una rutina de trabajo común para explicarle al periodista la letra pequeña de esos porcentajes.

«En El Confidencial tenemos un equipo de personas que se sirven de estos datos para dar soporte a la redacción», replicó Muñoz. Una especie de laboratorio que hace entender a la redacción las métricas de trabajo —las páginas vistas, el tráfico y la retención de audiencia, el tiempo de visualización, entre otras— para poder posicionar mejor el producto en el mercado de consumo de información y hacerle así más fácil al periodista el manejo de las audiencias.

Depurar métricas

En la actualidad, estos departamentos estudian una fórmula para depurar las métricas, es decir, dar prioridad a la recurrencia y retención de audiencia en detrimento de otras, como la adquisición de páginas vistas. Para Muñoz, estas últimas «penalizan la fidelización del usuario, porque contabiliza igual una persona que entra una vez al mes a otras que lo hacen rutinariamente». En esta línea, los medios tienen que incidir en la necesidad de hacer un buen producto «con una propuesta de valor» que haga más llevadera la experiencia de usuario.

Por su parte, Rodríguez Talavera puso el acento en el necesario distanciamiento de los parámetros de audiencia de la redacción propia de los contenidos: «Los puntos de vista no se tocan, no hay influencia del equipo. Es más un trabajo didáctico que una imposición». Distancia es lo que también busca Muñoz respecto a la relación con la audiencia que se cuece en redes sociales como Facebook: «No podemos trazar una estrategia que esté ligada con el potencial cliente que habita en esas redes».

Rodríguez Talavera cerró la sesión revistiendo al profesional que trabaja con este tipo de datos con el uniforme propio del periodista: «El equipo de audiencias también es hacer periodismo, entendiendo los datos como una palanca para hacer periodismo»

Tags: , , , , , ,

Texto por: Manuel Garrido

Ver los artículos de Manuel Garrido

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época