Madrilánea

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

//

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Carroza de la Diosa Cibeles hecha por la peña «El Cebollón»

Los caminantes blancos con el trono de hierro, la perla negra de Piratas del Caribe o una réplica de mucho nivel de la Diosa Cibeles. Esas son solo algunas de las carrozas que han salido en los últimos años en el desfile anual de las fiestas de septiembre de Azuqueca de Henares. El despliegue de los diferentes camiones que a lo largo de los años han formado parte de esta tradición declarada de interés turístico regional ya ha comenzado a realizarse por las diferentes peñas publicas que, por lo general, comienzan a fabricarlas en el mes de mayo.

Sin embargo, algunas de las peñas comienzan incluso antes, como es el caso de la Peña «El Cebollón». Carlos Robledo, miembro de ésta, comenta: «Si quieres hacer un trabajo bueno y que sea sorprendente, tienes que empezar a tener por lo menos la idea unos cinco meses antes». «El Cebollón» ha ganado hasta en 12 ocasiones el premio a mejor carroza del desfile. Además, tal y como añade Juan José Sánchez, de la Peña pública «La Perrera», el premio económicamente no es muy alto, de unos 3.000 euros, pero se exhibe durante todo el mes en el Ayuntamiento y genera orgullo saber que es la tuya».

El origen de este desfile tiene lugar a comienzos de los años 70, cuando tímidamente algunas de las peñas existentes entonces se dedicaban a realizar y elaborar sus «carros» como un modo más de diversión en la época estival.

Un poco más tarde, en el año 1976, sería el propio Ayuntamiento quién se encargaría de normalizar y coordinar conjuntamente este desfile, bajo un reglamento elaborado al respecto, contando con la presencia y participación de todas las peñas públicas en las Ferias y Fiestas, creando así el llamado «Desfile de Carrozas».

Para su realización, el consistorio habilita una nave industrial para que las mismas peñas puedan realizar su trabajo de creación de sus carrozas, de forma totalmente artesanal con el espacio suficiente y adecuado para ello. Las únicas limitaciones establecidas por normativa hacen referencia al tamaño que no debe superar la carroza, la cual ha de tener unas determinadas medidas –sobre todo de altura–, ya que no puede plantear ningún tipo de inconveniente con el tendido eléctrico u otros obstáculos arquitectónicos dispuestos a lo largo del recorrido, además de la prohibición expresa de no exhibir en las mismas publicidad ni ofensa de ningún tipo.

Con el fin de conseguir una mejor puesta en escena, todas las carrozas van acompañadas durante el desfile de sus peñistas disfrazados acorde con la temática de la carroza, como de los caminantes blancos en la carroza de Juego de Tronos o de los demás dioses griegos en el caso de la carroza de la Diosa Cibeles.

Llegada de las carrozas al Ayuntamiento

Llegada de las carrozas al Ayuntamiento

Actualmente son 25 las peñas públicas que participan en la realización de las carrozas y el consiguiente concurso de éstas. Tienen como objetivo realizar un gran espectáculo festivo, lleno de vistosidad y color, en el que destaca principalmente la enorme participación del pueblo, siendo miles de personas las que cada año presencian tan singular espectáculo (al margen de un número muy grande de peñistas que participan activamente cada año en dicho desfile).

El año pasado, debido al gran interés que despierta este acontecimiento que recibe el sobrenombre de «mini fallas», acudieron al evento unas 18.000 personas, batiendo de esta forma récord de asistencia.

Este año la festividad tendrá lugar (como cada septiembre) el tercer domingo del mes, en un recorrido que atraviesa todo el pueblo finalizando en el Ayuntamiento.

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

More in Guadalajara

Most popular

Most popular