Madrilánea

Chamberí y Moncloa: entre los diez distritos con el alquiler más caro de Madrid

//

La elevada subida de los precios, el desplazamiento de la población, la gentrificación, las acciones de algunas inmobiliarias y el deseo de sacar beneficio de las plataformas como Airbnb han convertido a la capital en un plato suculento para los fondos buitre.

Pintada sobre la gentrificación en Lavapiés / Foto: Pilar L. Arreaza

Autores: María Ñacle / Pilar L. Arreaza

La burbuja inmobiliaria sigue dificultando el acceso a una vivienda digna. Madrid y Barcelona son las ciudades españolas en las que el precio del alquiler sigue al alza. Desde 2013, según el portal Fotocasa se ha producido un encarecimiento de casi un 40% en estas dos ciudades.

En 2019, el gobierno en funciones aprobó en marzo el Real Decreto-Ley 7/2019, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler. El impacto real de este decreto se desconoce. Aunque ya son muchos los estudios de portales como el Idealista que han criticado esta medida. Si bien, el ejecutivo de Sánchez defiende que lo que se pretende es frenar la escala de rentas y apoyar más a los inquilinos. Otros creen que se está consiguiendo el efecto contrario y que la oferta de pisos se ha frenado por la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Madrid registró en junio de 2018 su máximo interanual con una subida del 12,2%, atendiendo a los datos del idealista. Desde entonces el precio se ha ido moderando. Si en septiembre de 2019 se registró un 5,3% en octubre bajó a un 4,4%.

Variación interanual del precio del alquiler en Madrid y Barcelona / Fuente: Idealista

Sin embargo, los precios en la capital madrileña varían según el distrito en el que se quiera alquilar una vivienda. Los datos del Idealista muestran cuales son las zonas más caras. Entre los diez primeros se encuentran: el centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Prado, Moncloa-Aravaca y la Latina. Por otro lado, los más baratos están Barajas, San Blas, Vicálvaro, Vallecas y Villaverde, pero estos también han aumentado considerablemente. 

«En estos años hemos alojado a más de 130.000 personas y gestionado más de 60.000 personas. Nuestro objetivo es hacer efectivo el derecho a una vivienda digna, a través de diferentes líneas de actuación. Trabajamos a través de inclusión, a través de la vivienda e incidencia social y política y también fomentando el alquiler asequible», explica a Madrilánea Andrea Jarabo, responsable de Comunicación de Provivienda.

«Lo que detectamos en la entidad es que todos necesitamos una vivienda y por lo tanto es una problemática de carácter trasversal que afecta a muchísimas personas», asegura Jarabo. De hecho, los datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) muestran que España es de los países en los que el sobreendeudamiento en relación de los pagos de la vivienda afectan a mayor porcentaje de la población.

«A pesar de que la falta de garantía del derecho a la vivienda de nuestro país afecta a todas las personas en general. Al final no hablamos de colectivos concretos sino de factores de exclusión que hacen que tú tengas mayores barreras a la hora de acceder a una vivienda», asegura.

El derecho a la vivienda aparece como tal en el artículo 47 de la Constitución, sin embargo, no se encuentra entre los derechos fundamentales de la Carta Magna, por lo tanto no puede ser exigido a través del Tribunal Constitucional. «El problema que tenemos y algo que venimos reivindicando desde Provivienda desde hace mucho tiempo es que es necesaria una normativa estatal y diferentes normativas autonómicas que desarrollen este derecho para hacerlo efectivo en el día a día de la ciudadanía. Madrid es una de las pocas comunidades que no tiene ley de vivienda», explica.

¿Guerra de datos?

Idealista vs Fomento

El Ministerio de Fomento publicó en septiembre el informe del Observatorio de Vivienda y Suelo. Aunque solo se reflejan los datos de 33 provincias de 50. En la Comunidad de Madrid la media es de 819 euros y en Barcelona de 769 euros. Además, la media en este caso ha sido realizada anualmente, y no aportan datos mensuales.

Pero las cifras del Ministerio han sido muy criticadas por los portales web de las inmobiliarias. Desde el Idealista, los estudios que ellos manejan distan muchos de los aportados por el Observatorio. En Madrid consideran que el precio medio es de 1.611 euros y en Barcelona de 1.651. Aunque esta página web también ha sido acusada de «falsear» la realidad. Puesto que hacen una media, solo con los anuncios activos que existen en el portal.

La realidad es que ni entre las propias plataformas de alquiler se ponen de acuerdo. Ya que existe un conflicto de interés a la hora de reflejar las cifras. Lo que está claro es que es necesario arrojar más luz a una problemática que afecta a miles de personas en nuestro país.

¿Los jóvenes el colectivo más afectado?

Además de los problemas que ya teníamos antes con los colectivos en riesgo de exclusión social se suma otro gran sector: los jóvenes. «Madrid está muy bien comunicado y se aprovechan de eso, si estás al lado de una parada de Metro te cobran 200 euros más por la cara», revela Mireia Gras, que dejó Barcelona para estudiar en Madrid y ahora trabaja aquí. «La mayoría de habitaciones que encontraba no tenían ni una ventana, en situaciones horribles, pisos donde el comedor estaba ocupado por una persona… A través de una chica que conocí en el Erasmus me recomendó a un chico que tenía contrato con el casero y él realquilaba las habitaciones».

Mireia vio entonces un balón de oxígeno para su problema, pero la situación pronto se torció. «Ese chico nos hizo pagar una cantidad de dinero sin un solo papel que certificara que esa fianza se iba al depósito legal de Madrid, dónde tienen que ir. Al final yo entré a vivir en ese piso y todo parecía normal pero después el chico empezó a ser violento y se quedó la fianza de otro de mis compañeros que tuvo que dejar la casa porque no podía pagarla. Yo empecé a ver cosas raras y al mes siguiente decidí abandonar el piso, también se quedó mi fianza».

Los vecinos de Malasaña denuncian un piso turístico con carteles en sus balcones – ABC

Como ella, miles de jóvenes. «La situación de los pisos en Madrid está fatal. Los precios están muy caros. Se aprovechan porque vienes de fuera y tienes que quedarte en alguna parte. También con el tema de los gastos, la mayoría no son transparentes. Las agencias también hacen muchos chanchullos y la mayoría de los anuncios de la red no están actualizados. Es muy cansado ir buscando piso por piso y viendo las condiciones que piden. Conozco a gente que ha hecho tres entrevistas para entrar a vivir en un piso. Me parece una barbaridad que no haya de un control. Hay mucha gente que lo pasa mal buscando piso y no debería ser así », relata.

Los últimos datos de precios del alquiler de vivienda del Ministerio de Fomento nos muestran que Madrid es el municipio en el que los precios del alquiler están más altos. «Esto ya no solo pasa en el centro sino que también alcanza a barrios en los que previamente encontrábamos que las rentas eran más accesibles. Afecta a distritos como Puente de Vallecas, Usera o Villaverde. Distritos en los que la renta ha subido de forma exponencial», nos explica Jarabo, que desde Provivienda insiste en regular la situación. «En el caso de España, el ámbito de la vivienda es muy especulativo».

Esto es algo que se ha denunciado en múltiples ocasiones con la relatora especial por el derecho a una vivienda adecuada de Naciones Unidas. «Entendemos que la concentración de la propiedad y la liberalización de precios está relacionado con unos procesos que se llaman financialización de la ciudad, que se basa en la acumulación de la propiedad en manos de agentes privados que al final lo que buscan es maximizar los beneficios», describe la experta.

Lo cierto es que en Madrid, al igual que en otras grandes ciudades españolas llueve sobre mojado. Se induce una burbuja artificial del alquiler y se dificulta el acceso a la vivienda. «El último, informe del observatorio de emancipación del Consejo de la juventud de España nos muestra que solo 1 de cada 5 jóvenes de menos de 25 años se han emancipado. Eso nos pone a la cola de muchos países de Europa», explica Jarabo.

«Al final no te sale rentable vivir tú solo porque no hay pisos por menos de 700 euros y cuesta mucho tener un salario de más de mil euros al mes. Yo cobro 850 euros y pago 500 euros, con 350 euros tengo que pasar el mes. Los precios están muy inflados y esto no es normal», denuncia Gras.

A lo que se suma L.F.: «El hecho de que una persona tenga que destinar la mayor parte de su sueldo a pagar el alquiler es un problema muy grave en España y si los jóvenes no toman conciencia de esto ni empiezan a hacer algo, nos irá muy mal». Los jóvenes de entre 16 y 29 años destinan más del 90% de su sueldo en pagar el alquiler de una vivienda solos, según el Observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud en España.

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

More in Chamberí

More in Moncloa-Argüelles

Most popular

Most popular

Most popular